Mi canción vienesa favorita

Mi Dagmar Koller interpreta, con salero nunca suficientemente ponderable, mi canción vienesa favorita.

17 de Mayo.- Madrid. Primavera de 2005. Un día cualquiera. Ocho de la mañana. El mundo está aún conmocionado por la muerte del papa Juan Pablo II, cuyos restos mortales se velan en Roma. En la capital de España, un grupo de ciudadanos españoles y austriacos duermen reponiéndose de los excesos de una noche demasiado regada de ginebra Bombay Saphir. Tienen que levantarse, sin embargo: hay programada una inaplazable excursión a La Granja de San Ildefonso, en Segovia.

Entre sueños, Paco escucha unos jocosos acordes de violín que no pegan nada, pero que nada nada, con el dolor de cabeza que tiene.
“Me he muerto”- piensa- “me he tenido que morir. Esto es el infierno y Dios me está castigando”. Una voz de soprano canta en una lengua (aún) ininteligible para él una canción que hace que te den ganas de partirle la caja de los piños. Paco siente un fuerte tirón en una pierna: “!Paco! Arriba, Ausflug” y Paco, olvidada la amabilidad y la paciencia que le hace ser la mascota del heterogéneo grupo de guiris, sólo puede taparse la cabeza con la almohada y gritar: “!Puerta! ¿Me has oido? ¡Puerta! ¡Y quita la música de los güevos esa! (esto es inhumano, macho)” .
En fin: la verdad es que luego esta canción se ha convertido en una de mis preferidas (en parte porque fue mi primera canción vienesa y en parte por aquel día en La Granja) y Dagmar Koller, esa mujer encantadoramente ridícula, se ha convertido para mí en la representante de Austria.
La otra noche (la de la paella) encontré la canción en el tutubo y no puedo resisitrme a compartirla con mis lectores.
He aquí la letra, en versión original y subtitulada bastante libremente

Heut kommen d’Engerln auf Urlaub nach Wean
(Hoy vienen los ángeles de vacaciones a Viena)

Was is denn heut nur los,

was is denn heut nur g’schehn,

heut san so überfüllt,

die achtadreiß`ger Wäg`n,

der Schaffner, den i frag`,

der schwitzt vor lauter Plag`,

und sagt mir gleich den Grund für diesen Feiertag.

Qué sucede hoy
Qué es lo que ha pasado
Que está tan lleno el tranvía 38.
El revisor al que pregunto
Que suda por lo mucho que trabaja
Me dice en seguida la razón de este día de fiesta
Estribillo

Heut kommen d’Engerln

auf Urlaub nach Wean,

denn dort war´n s´z´Haus,

drum hab´n s` d`Weanastadt gern,

hör`n dann die Schrammeln und singen dazua,

d`Leuteln beim Weinderl,

die kriag`n gar net gnua.

Hinter an Bam steht Gott Amor und lacht,

viel wird er anstell`n in Wean heute Nacht,

der Petrus im Himmerl schaut runter auf Wien,

Weanaleut`, Weanafreud`, da liegt was drin !

Hoy vienen los ángeles de vacaciones a Viena
Porque allí se sienten como en casa
Por eso van con gusto a la ciudad (de viena).
Se oye música de heuriger y la gente canta
La gente no beben nunca bastante vino
Detrás de un árbol el Dios amor mira y ríe
Porque mucha gente va a hacer travesuras esta noche
San Pedro desde el cielo mira hacia abajo a Viena
Y dice: la gente de Viena, la alegr¡ia de Viena,
Tiene algo especial!

Der Petrus sagt verschmitzt,

wie er beim Herrgott sitzt,

die Engerln möchten gernauf Urlaub gehn nach Wean,

der Herrgott sieht das ein,

drum sagt er auch nicht nein

und unterschreibt für d`Engerln einen Urlaubsschein.

San Pedro dice, tratando de excusarlo,
Cuando se sienta junto a Dios,
Los ángeles quisieran ir
De vacaciones a Viena,
El Señor lo entiende
Por eso no dice que no
Y les firma un vale de vacaciones.
Estribillo

Articulo publicado en Qué me gusta con las etiquetas: . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.