Un día en Viena (por ejemplo): qué ver



15 de Junio.- Unas amables lectoras me piden sitios de Viena que visitar. He aquí los lugares a los que yo iría si tuviera un día:

1.- Empezaría como a las nueve de la mañana: Línea de metro U4 hasta Schönbrunn. Antiguo palacio de verano de los emperadores austriacos, sólo por los jardines ya merece la pena una visita. Desayunaría en la Gloriette, que es un pabellón desde el que se domina todo el conjunto y luego, si el tiempo no me apremiase, haría un tour por las dependencias palaciegas. Existen dos o tres modalidades en las que se pueden ver desde lo mínimo imprescindible, hasta todo lo que hay expuesto. Hay audioguías en español.

2.- Son más o menos las doce de la mañana. Otro cuarto de hora de metro para llegar a Karlsplatz/Oper. Si sales del metro por Karlsplatz puedes ver la iglesia de San Carlos Borromeo (Karlskirche) que da nombre a la plaza. Bueno, en realidad no es una plaza, sino un gran espacio que está urbanizado como Dios le dio a entender a los vieneses del siglo XIX. Dos pasos y está uno en el local de la filarmónica de Viena (lugar desde donde se retransmite el concierto con el que el mundo saluda el año nuevo). Cinco minutos más hacia la izquierda está la Ópera estatal (Wiener Staatsoper) y, por lo tanto el principio de

3.- Kartnerstrasse: frente a la ópera está el Hotel Sacher (no te olvides de comprar una tarta para tus conocidos aunque, si no quieres tener que vender un riñón a alguna red ilegal de transplantes de órganos, siempre puedes hacerte con una copia muy apañada de la famosa tarta en cualquier supermercado). Aquí puedes elegir tu propia aventura: o bien tomar la Kartnerstrasse hasta la catedral y luego el Graben, o bien, atravesar los jardines del Hoffburg por el Albertina, llegar hasta Heldenplatz en el Hoffburg, ver la puerta de San Miguel para llegar al final del Graben y luego, a la catedral. Son las doce o la una, ya va habiendo hambre, así que buscamos un lugar para comer. Cerca del Albertina está el Reinthaler, en donde podrás comer sabrosa cocina vienesa a muy buen precio.

4.- La tarde, que empezaría idealmente con un café en el Tirolerhoff, que está en la plaza del Albertina, se puede dedicar también a ver la Cripta de los Capuchinos, en donde están todas las tumbas de los emperadores austriacos o bien, a hacer una visita al Naturhistorisches Museum o al Kunsthistorisches Museum, dependiendo de si, de pequeño, fuiste más de ciencias que de letras (los de ciencias, rama bio-sanitaria). Son las seis ¿Dónde podremos merendar? En estas fechas, toca un heladito. Si tienes un plano a mano, llegarás a la catedral y, todo recto hacia Schwedenplatz encontrarás una gran heladería (Zanoni & Zanoni) que está muy bien. Aunque la heladería vienesa con más solera es Tichy, que está en el distrito 10, concretamente en el número 13 de Reumanplatz. Si te sientas en su terraza comiéndote una ración de los famosos eis marillen knödeln, podrás ver una piscina art decó, el Amalien Bad.

5.- Ya hemos alimentado el cuerpo y el espíritu. Si te apetece mover un poco el esqueleto, puedes coger la línea 1 hasta Kagran y terminar en Copakagrana. A la sombra de los rascacielos vieneses más modernos y de los edificios de la ONU está este complejo en el que podrás encontrar bares de salsa, restaurantes de todas las nacionalidades, helado y diversión. Podrás admirar, además, otro de los atractivos de Viena, que la ha hecho famosa a lo largo y ancho de la Tierra planetaria: el Danubio.

Si tu estancia en Viena sólo dura un día, lo habrás aprovechado bien. Si dura más, habrás hecho un reconocimiento general de la ciudad que te servirá para posteriores visitas, más exhaustivas.

Articulo publicado en Viena por descubrir con las etiquetas: , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 Responses to Un día en Viena (por ejemplo): qué ver

  1. Anonymous dice:

    Muchas gracias por la información, muy amable por tu cortesía, he tenido mucha suerte de encontrarte y de que me hayas hecho el itinerario. A ver si nos da tiempo a hacer todo.

    Mari Carmen (amiga de Ana-Amelche)

  2. Anonymous dice:

    ¿Hay algún barco por el Danubio? ¿Dónde se coge y sabes el precio? ¿Vale la pena ir al mercadillo de los sábados?

    M.Carmen

  3. amelche dice:

    Estoy por meterme en la maleta de M.Carmen e irme a espiar lo que hacen ella y su amiga por esas tierras… ¡Qué peligro! Y, encima las mandas a bailar salsa… No sabes tú lo que has dicho, se va a armar la revolución, como vayan para allá. ¡Ja,ja!

  4. JOAKO dice:

    Estoy planeando una escapada con mi mujer, y de repente todo me lleva a Viana, y ahora este delicioso día planificado al detalle, tanto que has incluido una de mis pasiones, los helados, en Madrid «Las cumbres» en Moncloa es la mejor heladeria de la capital, y en Roma me comí el que hasta ahora es el mejor helado que he probado nunca.

  5. Paco Bernal dice:

    Hola a todos!
    Gracias por vuestros comentarios.
    A Mari Carmen: de nada, ha sido un placer 🙂 En cuanto a tus preguntas:
    -Si hace buen tiempo, vale la pena coger el ferry que va de Viena a Bratislava. Es un viaje precioso por el Danubio y Bratislava es una excursión de un día que no está mal. Sale de Schwedenplatz y creo recordar que vale como treinta euros. Puedes ir en ferry hasta Bratislava y luego volver en tren. Es un viaje algo más largo pero también bonito (y, sobre todo, más barato).
    -El mercadillo de los sábados es curioso, porque el Naschmarkt se pone de bote en bote. Gangas gangas no vas a encontrar ninguna. Si conoces el rastro de Madrid es un estilo a esto.
    A Ana (¿O Amelche?),bueno es igual: el Copakagrana está muy bien. Tiene tanto éxito que están pensando en hacerlo todo el año -ahora sólo es en verano-; en Viena la gente es muy bailonga. Hay muchísimas academias para aprender todo tipo de bailes. Del vals de toda la vida a los rismos más de astualidá 🙂
    -a Joako: pues si venís, ya sabes: avisa y nos tomamos un cafelete 🙂 Por cierto, que en el distrito uno se vende el mejor helado de chocolate de Europa. No sé el nombre de la heladería, pero está cerca del Hohe Markt. Es tan bueno, que vale hasta más caro que el normal, no te digo más 🙂
    Saludos a todos

  6. isabel maria dice:

    Mari Carmen, cuando vayas a Viena llevate zapatos comodos te lo digo por esperiencia yo me tuve que comprar las primeras playeras de mi vida,cuando fui a ver por primera vez a mi hijo Paco la verdad que el recorrido que te ha echo es muy chulo.
    Yo me lo pase muy bien estuve andando todos los dias desde las 10h hasta lo menos las 7h, ya veras como te gusta porque es precioso.
    Yo tuve unos guias muy bueno dos amigos de mi hijo mientras el trabajaba y luego el.
    Ya contaras en el blog si te gusta o no, un beso

  7. amelche dice:

    OK, Paco e Isabel, gracias por los consejos, mañana se lo diré a M.Carmen entre evaluación y evaluación. Ya os contaremos…

  8. JOAKO dice:

    Si consigo un vuelo barato, mi iodea es una escapada de fin de semana, y resulta que los vuelos mas baratos que he encontrado son para una semana con salida y vuelta el martes, ¿conoces una compañia con vuelos realmente baratos a Viena desde madrid?

    Mi sabor favorito de helado es el de leche merengada, pero creo que ese sabor es muy madrileño y no lo hay por ahí, Luego strataciela, chocolate, y de los sabores modernos Cheescake…en una ocasión probé uno de fabada en Asturias, que para rareza está bien, pero…

  9. Paco Bernal dice:

    Hola otra vez:
    A mi madre: !Ay esa mujer de las playeras! Que ya no podía con su vida. Si es que te me vienes tan elegante…De marcha y de turismo hay que salir con zapatos cómodos, porque si no, te quedas hecho polvo. A ver si haces un hueco y te vienes otra vez, mujer, y así ves más cosas más despacito. Besos.
    A Amelche: nada, espero que le guste la ciudad. Y, sobre todo, que le haga buen tiempo. Hoy hace mucho calor, pero dicen que a partir de mañana vamos a estar a quince gradetes.
    A Joako: Desafortunadamente, no conozco nada que baje de los doscientos euros por cabeza. Reservando con antelación igual ciento cincuenta. Es que Viena es un destino caro. Pero puedes probar con Bratislava. Está a una hora de tren de Viena y a lo mejor, te compensa…!A ver cuando hay un Ryanair que nos ponga esto un poquito más asequible! Pero de momento, con la crisis…Ah! Flyniky vuela a Mallorca y a Barcelona, igual si encuentras un vuelo nacional barato…
    Yo soy más de salado que de dulce de todas formas. Me gustan los helados de frutas.
    Un abrazo

  10. Alex dice:

    Muchas gracias por esta miniruta, me va a ser muy útil! Voy a ir a Viena en Julio y seguro que sigo tus consejos! Por cierto, podrias aconsejarme algún heuriger que esté bien y no sea muy caro por Grinzing porfavor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.