Lunes de Pascua

El conejito de pascua (algo baqueteado) que la portera de mi edificio ha puesto en una de las jardineras del patio común
5 de Abril.- Hoy es lunes de Pascua y, por lo tanto, festivo en toda Austria. Porque los Austriacos presumen de no celebrar la tortura de nadie (el jueves y el viernes santo aquí trabajamos como jabatos para levantar el país) . En cambio, se alegran con la resurrección de la carne (y nunca mejor dicho, porque algunos se han pasado cuarenta días a base de espinacas).
Esto del ayuno cuaresmal, que es una costumbre totalmente perdida en España, sigue siendo aquí una práctica bastante generalizada (incluso entre los jóvenes). Yo no me lo creía hasta que me di cuenta de que la publicidad (barómetro infalible para medir los valores imperantes en una sociedad) apelaba a esta costumbre para vender que, hacerse vegetariano y abstemio durante los cuarenta días que median entre hoy y el miércoles de ceniza, no sólo es bueno para el alma (de quien así lo crea, por supuesto) sino que también ayuda culminar con éxito la Operación Tanga.
A pesar de que Austria es el País del Eterno Retorno (todo vuelve anualmente) uno, como el filósofo, tiene la sensación de que le es imposible bañarse dos veces en el mismo agua Danubiana. Este 2010 he prestado más atención a los pequeños rituales pascuales que los aborígenes abordan con singular entusiasmo. Léase, por ejemplo, la búsqueda de huevos y sabrosas sorpresas dulces por los jardines (quien lo tenga) o por el interior de la propia vivienda. Los conejitos de chocolate, los sabrosos corderos pascuales de bizcocho (que tienen esa consistencia típica de los bollos con los que las abuelas españolas hacen barquitos en el café con leche). El regalito mínimo que el conejito de pascua, especie de papá Noel orejudo, deja para los familiares próximos. Que si unos gayumbines, que si una crema para la sequedad de los codos, los pendientes, el foulard, los bombones, las flores…En fin, toda una variedad de pequeñeces que indican que, por fin, aunque caigan chuzos de punta, como hoy, la primavera ha venido y nadie sabe como ha sido (esta estupidez la escribió primero Don Antonio Machado, que en paz descansa en el cementerio de Colliure, y no un servidor).
Como en todas las fiestas familiares, en pascua se come. Sin embargo, este lunes, el ama o amo de casa libran (ya cocinaron ayer) así que los restaurantes hacen su agosto en abril. Los indígenas se reúnen en torno a la mesa de la Wirtshaus y degustan su backhendl. Especialidad local consistente en un pollo cortado en cuartos, y empanado. Se acompaña la cosa, además de con patatas fritas, con la consabida ensalada mixta (que aquí es un muestrario de diversas ensaladas) y, aquellos que quieren darle a su fritura un toque más internacional, van mojando sus bocados en kétchup (delicia de chicos y grandes). El retorno de la carne también puede ser en forma de schnitzel (más conocido en Celtiberia por escalope milanesa o, más aún, por filete empanado) o, como yo he hecho hoy, con un zwiebel rostbraten o carne de ternera estofada con cebolla y patatas fritas cortadas en dados, que son un primor. Para reponerse un poco de las previsibles consecuencias del atracón, se remoja la garganta con un digestivo (schnaps) que, según la mitología local, resulta infalible para trocear las proteínas rebeldes.
De postre, mucho dulce. La manera que los austriacos tienen de recordar que la naturaleza, y ellos con ella, ha vuelto a la vida.
Articulo publicado en alle jahre wieder. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Lunes de Pascua

  1. m. dice:

    ¿Vegetarianismo y «abstemismo»? ¿Incluso en los jóvenes? Me tendré que ir a pasar unos días a Austria todos los años en estas fechas para no sentirme como un bicho raro. Yo es que eso lo practico todo el año y no es que lo esconda porque me avergüence de ello, es que no lo digo porque cuando la gente se entera de que soy vegetariana me miran como si fuera un bicho raro y me hacen preguntas del estilo. «¿No bebes leche?». Y, mi favorita: «Pescado comes… ¿o tampoco?». En fin. Ya te digo que en España, lo de los días sin beber, como que no. Saludos y un trocito de «mona» a tu salud.

  2. Isabel Maria dice:

    La Carmen dice que estas muy guapo en la foto que has puesto en el blog un beso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.