Ni el olvido ni el delirio (Segunda Parte)

Rosa después de OT

David Bustamante, producto de esa generación también. Hoy en día algo apagado. Retenido en un estado semiadolescente. Porque, aunque sepamos que Busta, el Busta sanote, el sensible, (sí, también el llorón), se ha casado y ya es padre, todos le seguimos viendo como aquel adolescente algo brutote, aquel ruiseñor del andamio al que, a pesar de la energía que él ponía en fingir lo contrario, todos le conocíamos un lado negro, mafioso casi. El eterno candidato a juguete roto que presenta un disco anual y perpetra entrevistas con declaraciones intercambiables por las de cualquier miss de playboy.

¿Quién si no podría cantar “no soy un supermán, soy un hombre muy sencillo que te quiere enamorar” sin que se le cayese la cara de vergüenza?
O David Civera, jornalero de la canción del verano, eterna sonrisa con hoyuelos, carne de hilo musical de Carrefour; declaraciones con la misma profundidad que las de un futbolista que hubiese ganado una copa provincial. Civera es, en sí mismo, la encarnación de un argumento en contra de los que echan pestes de la música pop. Si componer una canción de éxito masivo fuese tan fácil, todo el mundo podría hacerlo. Y, sin embargo, Civera, con sus coreografías pensadas para niñas en el patio del colegio (Que la detengan, es una mentirosa, malvada y peligrosa, etc) se apuntó, durante aquellos años, un tanto todos los años.
También hubo diosas de la discoteca en este universo hecho para evocar la chispa de la vida. Paulina Rubio, por ejemplo; cantante –es un decir- importada desde las profundidades del estilo Televisa cuyo disco “Border Girl”  es una maravilla de la insustancialidad como forma de vida. Paulina Rubio es la heroína improbable de un culebrón pijo. Una especie de princesa monegasca pasada por Jalisco y siempre al borde de necesitar al logopeda de guardia más próximo.
Y también estuvo Rosa: ese monstruo de la naturaleza. En La Bola de Cristal había un serial que se llamaba “En el suburbio podrido hay un diamante escondido” y eso exactamente era Rosa. Una chica gordita, en la que nadie se hubiera fijado en la verbena de su pueblo de Granada, pero que tenía una voz pensada por Dios para cantar soul. En español no se la entendía, pero daba igual porque en inglés Rosa era la reencarnación de Aretha Franklin. Un milagro de dicción inglesa (bueno, quizá no tanto) y, curiosamente, un milagro también de inteligencia emocional. Creo que Rosa, hoy en día una mujer guapísima que, por suerte, ha abandonado los estilismos de la Planta de Moda Joven de El Corte Inglés, algo adicta al ejercicio, no ha perdido nunca la perspectiva de lo que es y de lo que fue; ni siquiera en la vorágine de Operación Triunfo. Rosa se sigue viendo, estoy seguro, como la niña gordita de la que se reían en el colegio y eso, a la larga, creo que la curará de espantos mayores. Entretanto, su carrera de ángel pop de bondad reluciente no ha terminado de despegar. Rosa no acaba de encontrar su estilo como cantante quizá porque piensa, muy sanamente, que su carrera no es lo más importante de su vida. Ha probado diferentes estilos pero quizá el tiempo de Rosa ya se pasó, porque ya no somos tan inocentes como entonces. Como en 2003.

Articulo publicado en Experiencias culturales, La nostalgia es un error con las etiquetas: . Guarda el enlace permanente.

5 Responses to Ni el olvido ni el delirio (Segunda Parte)

  1. Anonymous dice:

    Ay Dios, algunos se quedaron anclados en el 2002. No se a qué viene lo de decir que tenía un lado malote, casí mafioso. Es y será una gran persona y por encima de todo Bustamante es una de las mejores voces de habla hispana del momento. La canción «No soy un Superman» la compuso Carlos Baute y en esos momentos la discográfica consideró que era buen momento para sacarla como single. Pero desde entonces, ha sacado 6 discos, numero uno con cada uno de ellos en las listas de ventas. Con canciones rítmicas y baladas apoteosicas. Con más de 400 conciertos ya se puede decir, ARTISTA, así con mayusculas. Esta es su biografía en la que incluye sus logros, premios etc;
    http://es.wikipedia.org/wiki/David_Bustamante

    Y esta es una de esas baladas, que no deja a nadie indiferente;

    http://www.youtube.com/watch?v=33s80ijTxg4

    Bustamante, a pesar de algunos eres GRANDE! Chiti.

  2. Anonymous dice:

    Vamos chicos en se te va la pinza totalmente, Bustamante cuando cantaba no soy un superman tenía 19 años ahora 28 que ya ha llovido mucho, me parece estupendo que como no te gusta pues le utilices para que tele leamos pero de ahí a no decir una verdad vaya, a mí me encanta como canta Bustamante y sus entrevistas no pueden tener más contenido cuando va un programa de humor como UAU o cosas así, hace humor pero su claridad de mente y sus metas y valores son envidables más te valía conocerle un poquito más y mentir un poquito menos.

  3. Álvaro dice:

    Hola Paco,

    La verdad es que esta vez me he sorprendido con tu blog. Lo leo a menudo, porque me gusta la manera que expones los temas, y además suelo estar de acuerdo. Pero hoy no.

    La música que produce España está adaptada a los españoles. Operación Triunfo es, a mi entender, un compendio de arlequines que por gracia divina resulta que tienen buena voz. Pero las letras no las escriben ellos, como tampoco las escribe Paulina Rubio ni Civera ni otros autores más serios. Detrás de las letras hay un grupo de guionistas que saben perfectamente de qué hablar para que el público compre los discos.

    Por eso en España todas las letras de todos los grupos son iguales: hablan de desamores y de lo desamparados que los tortolitos están ante ellos. Cumplen con la misión de decirle a los españoles lo que quieren oir: la culpa no es tuya, es del sistema, tu eres la víctima.

    Es decir, todo lo contrario a lo que dirían los Rolling Stone o los ACDC. O los autores de pop británico o americano actuales. Paises cuyas poblaciones aborrecen el concepto de inactividad y victimismo.

    Discúlpame la crítica, pero es que yo también había hecho mi reflexión respecto al asunto (¡te me has adelantado a publicarlo!).

    Un saludo y cuida la cara de escayola 😉

  4. Jud dice:

    Buenos dias,

    No entiendo la actitud de insultar a artistas…¿esto que es el sálvame de
    internet?…menuda cutrada, en vez de meterse con el trabajo que hacen los
    demás…deberían de fijarse en las bobadas que hacen ustedes, es una
    auténtica basura, y hablan sin contrastar informaciones y cosas evidentes
    que ustedes dicen y no lo son… personas incultas en el mundo musical me da la impresión que son…
    hablan de David Civera como artista del verano, sin informarse de sus
    últimos trabajos,um…las canciones de éxito masivo no serán realmente tan
    fácil de componer como usted dice…muchas ya ni triunfan! y perdone que
    le diga pero bien que animan las fiestas y eventos en lugares donde se
    celebra una fiesta…David Civera, ha creado un album en el que ha
    compuesto 7 de las 11 canciones que contiene,este pasado año, del que
    usted no ha echo referencia debido a su falta de información. Aqui
    achacáis al artista,cuando detrás hay compositores,etc…piensénlo! David
    Civera es un cantante y compositor que ofrece unos directos
    espectaculares, habla así de él al no haber vivido uno de ellos…dice
    que hace «declaraciones con la misma profundidad que las de un futbolista
    que hubiese ganado una copa provincial», tal vez no será porque David
    Civera es una persona sencilla, honesta y llana…o ¿para usted los
    cantantes deberian de ser prepotentes,egoistas y bordes?¡flipo!de todos
    modos lo de pensar veo que va poco por aquí…Referente a las coreografias
    de los singles como por ejemplo «que la detengan» (al cual usted hace
    referencia y parece que se la sabe muy bien)…dígale usted a España,que
    no lo pidan…o que pasa que hablamos de los bailes de los singles de
    Civera, y no hablamos del waka waka x ejemplo, mira que canción y lleva
    coreografia!!o bomba de king africa, hay un sin fin de canciones sin
    significado que llevan coreografia, las de David Civera en cambio tienen
    su sentido, o al igual usted no es capaz de entenderlas, al no saber
    escuchar, y no tener capacidad comprensión… con el waka waka fantástico
    ¿no? ¡ah! claro…que fue la canción de la copa del mundial, muy bien y
    David Civera nos representó en eurovisión en 2001 con «Dile que la quiero»
    y nadie ha conseguido superar el 6º puesto que obtuvo hasta ahora…no se
    que pensar, tal vez que sus criticas, ni son constructivas ni estás
    informado…ni entiendo el porque tienes que estar hablando de artistas de
    los cuales no hacen ningún daño, es más, alimentan nuestra cultura musical,
    dices en tu blog que explicas la realidad de este pais, ¿de que pais
    hablas? si estas en Viena (Austria) como usted dice, no debería de hablar
    de artistas ESPAÑOLES o a lo mejor es que ya ha criticado a todos los de
    allí, puesto que se supone que vas a hablar sobre la realidad de ese
    pais…Al estar allí um…creo que no se veran las cosas igual que
    aqui….
    Le aconsejo, que antes de hablar y criticar, mida sus palabras algún dia
    puede salir perjudicado en cosas como estas…
    Pienso que en el panorama musical, siguen los que se merecen tal como
    David Civera el cual desde 2001 tiene 8 discos y muy bien vendidos.
    Sin estar de acuerdo, con la critica imaginativa que usted cita sobre
    David Civera.
    Gracias por su atención…
    Jud
    Y como por dicen por ahi….David Civera lleva casi 1000 conciertos realizados desde 2001, el no es de OT, y se lo ha currado para estar donde está, y se le puede decir ARTISTA pero bien alto, más claro no se puede decir.

  5. Paco Bernal dice:

    Hola!

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Por razones obvias, no contestaré los de los fans, porque en temas de amor no es bueno meterse pero sí me detendré en el de Alvaro.

    Lo que yo quería poner de relieve es que resulta muy curioso que, en dos momentos que tenían mucho en común (el franquismo en los sesenta y su relativa prosperidad, y el aznarismo con su, a veces, grosera prosperidad) floreció también un pop industrial y un fenómeno como OT -el primer OT- que era un concurso que, ya a través del casting, transmitía una serie de valores absolutamente blancos que lo hacían completamente irresistible (de hecho, la prueba son los comentarios que han venido al encuentro de este post).

    Brevemente, dos notas más: toda la música anglosajona no son los Rolling (ya quisiéramos todos) y el pop tontorrón también existe, como a todo el mundo se le alcanza. Véase toda la artillería neocon que movilizó la era Bush.

    Y dos: todas las canciones de amor son canciones de desamor. Y desde que los primeros juglares inventaron en Francia el amor cortés hasta David Civera, todo ha girado alrededor de los ritos de apareamiento fracasados.

    Ah! Y si tienes es post escrito, publícalo, que lo quiero leer.

    Un abrazo,

    Paco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.