El post de las cinco palabras

Un camarero
3 de Octubre.- Tal día como hoy, hace 1460, nació Viena Directo en un ático de un céntrico edificio vienés. Durante este tiempo, claro, ha habido muchos cambios en mi vida, pero quizá el fundamental haya sido que he aprendido –mal que bien- la lengua de este país.


Creo que todos los inmigrantes podríamos hacer un recorrido sentimental por aquellas palabras que nos han marcado y que, aún, siguen conservando el sonido exótico de cuando las escuchamos por vez primera sin saber bien qué significaban. Con las palabras del idioma adoptivo se desarrolla una relación afectiva como pocas veces se desarrolla con las de la lengua materna. Como piedras que sirven para cruzar un riachuelo, hay unas cuantas que sirven para reconstruir nuestro adentrarnos en la selva de palabras de nuestra nueva vida. He aquí unas cuantas de las mías:

Eiswürfel

 Interior. Día. Sala de un enorme buffet de desayuno en un hotel semicéntrico. Trescientas personas. Tres camareros. Paco, empujando un carrito en el que va depositando los cubiertos y los platos sucios, pasa junto a una mesa en la que una oronda alemana está desayunando.

-Perdone –dice la alemana- ¿Me podría traer unos Eiswürfel, bitte?

Paco que mira la mesa buscando una pista de qué puedan ser los Eiswürfel. Paco que no la encuentra.

-Un momento, por favor.

Paco que deja abandonado su carrito y se mete en la cocina buscando a compañeros más peritos. Paco que le pregunta a una hondureña que, medio trompa, lava los platos frente a una máquina humeante.

-Oye, que ahí hay una mujer que no sé lo que quiere. Me ha pedido…-Paco intenta recordar, sin éxito, la palabra de marras. Suda- Oye, ¿Puedes salir?

La hondureña se arregla la torcida corbata, y se retoca un poco el peinado, algo maltratado por la noche de juerga pasada y sale de la cocina delante de Paco. Llegan a la mesa de la oronda germana, la sudamericana sostiene una conversación con ella. Paco consigue entender que le está pidiendo disculpas. Momentos después la hondureña vuelve con una tacita en la que nadan, desvalidos, unos cuantos cubitos de hielo. Después de depositar la tacita en la mesa, le dice a Paco que es tonto, y regresa a su puesto frente al lavaplatos.

Beziehungsweise
 cuando se le pone nombre a un niño , una práctica común es rechazar aquellos que le recuerdan a los padres a personas que han aborrecido durante su vida. Con las palabras, pasa igual. Hay algunas, perfectamente normales, que se tiñen del color afectivo que para nosotros tiene aquella persona a quien se las oímos por primera vez. Beziehungsweise que significa, entre otras cosas, concretamente, es para mí una de esas palabras. Porque es la típica que dice siempre la gente inculta que no quiere parecerlo. Se la escuché mucho a una persona a la que, en su día, aborrecí con todas mis fuerzas y por eso queda aquí, en la lista.

Hebame

mis alumnos C. y S. estaban embarazadísimos y muy ilusionados, naturalmente, con la llegada de la pequeña H. –que es hoy una criatura preciosa de enormes ojos azules- sin embargo, la chiquilla, que ha sido tan buenecita después de salir del claustro materno, digamos que durante la fase final del embarazo quiso hacer de las suyas y adoptar una posición inconveniente para el parto. Mis alumnos, entonces, decidieron, por consejo de su Hebame, que era una mujer moderna, aplicar métodos de la medicina oriental para convencer a H. de que maniobrase un poco para hacerle a todos la vida más fácil. No lo consiguieron y el parto, finalmente, tuvo que ser por cesárea, pero yo aprendí que Hebame significa comadrona.
Schaumamal
 esta, más o menos, es la traducción fonética de un grupo de palabras imprescindible si, en Viena, uno quiere darle a alguien unas largas corteses. Significa, más o menos, “Ya veremos” y es una de esas cosas que, al principio, uno oye constantemente sin saber qué son. En este grupo se incluyen, para mí, expresiones como “Bist du narrisch”, de difícil traducción pero que podría ser algo así como “Alucinante” o “Bist du teppad” (literalmente, “eres tonto”); que son exclamaciones que se utilizan para demostrar asombro o admiración.
Saufkumpane
 Cruzar el puente que une la orilla española de tu cerebro con la orilla alemana no siempre es fácil.Conviene siempre tener a mano a un aborigen o aborígena que te indique por dónde van los tiros de lo que quieres decir. Al grupo de maridos y solteros sueltos de los jueves, podría llamársenos en español “Amigotes” en conversaciones del tipo:

Ama de casa (armada con el correspondiente amasador) que recibe al marido que llega a las tantas:

-Qué ¿Ya has estado otra vez por ahí con tus amigotes?

A nosotros, nos hizo mucha gracia esta denominación (por otra parte, las reuniones de los jueves, palabrita del niño Jesús, son de lo más inofensivo) y le preguntamos a un miembro de la población aborigen cómo se podría traducir “amigotes” al alemán, y ahí tuvimos Saufkumpane, palabra mixta compuesta de Saufen (beber, alcohol específicamente) y Kumpane que debe ser algo así como “Colega”. Así, nosotros, el grupo de lo Saufkumpane somos lo que en castellano del fetén podría ser “Colegas de Farra”.
Articulo publicado en Sin categoría con las etiquetas: , , . Guarda el enlace permanente.

4 Responses to El post de las cinco palabras

  1. Javier dice:

    Muchas felicidades por el blog y por escribir tan bien las cosas.

    La verdad es que al leer las palabras que has puesto, me he sentido un poco desgraciado, sólo conocía «Schaumamal»…argg, ¡con lo fácil que es el español! xD

  2. Isabel Maria dice:

    Que quiere decir 1460? dias o que? por que vas a cumplir ahi 5 años un beso

  3. Z. dice:

    2/5 apuntadas en mi lista de nuevas palabras… me voy a tener que mezclar más con la población aborigen 😉

  4. Paco Bernal dice:

    Hola a todos!

    Gracias por los comentarios y las felicitaciones.

    A Javier: tienes razón con la facilidad del español (aunque un germanoparlante te diría que tenemos un sistema de tiempos verbales que se las trae) jajajaja.

    A mi madre: los 1460 días son los del blog, en Viena, es cierto, este lunes hago 5 añetes 🙂

    A Z. seguramente tú sabes también muchas palabras de las que yo no tengo ni idea, aunque lo de ampliar vocabulario siempre está bien.

    Saludetes

Responder a Javier Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.