Opá, yo viasé un corrá (Eurovisión en Austria)

El cantante austriaco Lucas Plöchl durante una actuación en Helden von Morgen1 de Marzo.-  Las recientes sanciones de la Unión Europea a la Libia de Gadafi(a buenas horas green sleeves)  han hecho que acudan a la memoria de la cobardica justicia europea (esa que sólo se mete con los dictadores cuando ya están en el bunker inyectándose bótox) recuerdos de aquellos tiempos en que los petrodólares de Muhammar y sus boys se quedaban pegados –lo que son las cosas- a los dedos de algunos dirigentes europeos. Mi memoria también se ha llenado de reminiscencias y he recordado un post muy divertido (sin falsa modestia) que escribí el año pasado y que mis lectores podrán consultar aquí si es que quieren ponerse un poco al día de lo que podríamos llamar la “conexión austro-libia”.

En cualquier caso, como sé que a algunos de mis lectores estas cuestiones les provocan incontenibles bostezos, bajemos de las alturas de la alta política y vayamos a la chispa de la vida. Recordarán los que me leen que, hace algunos años, la Televisión pública austriaca (ORF) le dijo a la organización de Eurovisión, parafraseando al Herr Professor Udo Jürgens, “Merci cherie” y añadió “que te den”. La excusa oficial para el cabreo era que, según el sistema de votos que rige en el Eurovision Song Contest (ESC para iniciados), nada más que podían ganar coplas poligoneras compuestas para el poco refinado gusto de los públicos excomunistas.
Peeeeeero (una larga e) el año pasado ganó, como se recordará, una piefke. Lena ganó porque era mona, porque era sexi y porque la canción era una tontería graciosa que lo mismo se podía bailar en Riga, que en Linz que en Kuala Lumpur. En fin.
La ORF se quedó sin excusas para no tomar parte en el certamen más petardo del mundo mundial (así como uno de los programas de televisión más vistos a nivel planetario, dicho sea de paso). Levantó el veto y se puso a buscar un artista que se trajese a Viena el chisme horroroso (y pesadísimo) con que se premia al vencedor del concurso que, este año, se celebrará en la localidad alemana de Düsseldorf.
Encontró a varios aspirantes que se presentaron hace algunas semanas en un show pergeñado ad hoc. Había de todo pero descollaron inmediatamente dos candidatos. El primero se llama Lukas Plöchl y es el vencedor moral (quedó el segundo) de “Helden von Morgen” (Héroes del mañana, versión más o menos estilizada de Operación Triunfo). La segunda aspirante se llama Nadine, una muchacha más bien pava, vencedora a su vez de Starmania (que así se llamó aquí OT).
Lukas, para que mis lectores españoles me entiendan, es un cruce entre David Bisbal y el Koala. Sí: sé que es difícil de imaginar así a palo seco, pero se me entenderá perfectamente cuando explique los ingredientes de la mezcla. De Bisbal, Plöchl tiene el potencial para provocar desmayos entre las lectoras del superpop así como una belleza física mestiza que viene de que la mitad de su material cromosómico llegó de China. Del Koala, el diestro de Freistadt tiene una querencia por la temática rural que le ha colocado dos temas en las listas de éxitos austriacas. Con el segundo “Alloa baum fraunz” se postulaba como participante eurovisivo.
Tras las votaciones del público, ganó por sorpresa Nadine, con un tema muy a lo Güitni Jiúston y unos estilismos sobre los que sobran los adjetivos (mis lectores podrán despacharse a gusto, si así lo desean, en los comentarios). En el medio rural, sin embargo, la victoria de Nadine no ha sentado nada bien y, según informa la prensa especializada, nada más conocerse la noticia, los videos del tutubo en los que Nadine perpetra sus gorgoritos se llenaron de denuestos y amenazas (incluso de muerte). 

Angelica. Como si no tuviera bastante con la que le ha caido encima.
Articulo publicado en Eurovision con las etiquetas: , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Opá, yo viasé un corrá (Eurovisión en Austria)

  1. Pyrolean dice:

    Que injusticia. La única propuesta que se salvaba era la del grupo con el hijo del Sting a la cabeza. Te digo que si esa canción, por lo original y pegadiza hubiera ganado, tendría muchísimas posibilidades de convertir a Viena en sede del próximo año. Pero nada, ganó la sosez extrema y nula originalidad de los «gorgoritos». Así le va a ir a Austria…

  2. Chus dice:

    Festival de Eurovisión ¿Y eso que es?…..

    jjajaajajaja.

    Yo me quedé en Massiel, Salomé, Julio Iglesias, Raphael,Congratulations, Poupée de cire, etc…. Esos si eran cantantes!!!!. Menudos pestiñazos los que envían ahora!!!
    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.