Cargando con los mástiles

Francisco será el villano de Torrente 411 de Marzo.- Vuelve esta sección que tenía un poco abandonada en la que pasamos revista a los tropezones de la prensa cibernética celtíbera.

Empezaremos por una minucia.


Santiago Segura es, junto con Almodóvar, una de las personas que más vista tiene para la autopromoción. Así lo prueba que la cuarta parte de Torrente ha estado casi dos años en producción y casi una vez al mes, ha salido una noticia que ha ido levantando expectativas. Que si en la cinta había participado Belén Esteban, que si Paquirrín tenía un papelín, que si pin y que si pan. 

Ahora, a un tris del estreno, Segura ha hecho la tradicional ronda por teles y periódicos explicando las excelencias de su criatura. En El Mundo, como puede verse, daba como gran primicia que el villano de esta película será el cantante valenciano Francisco. Segura achacaba su elección al estribillo de una canción con la que el intérprete levantino se alzó con el premio del festival de la OTI. Calificaba Segura dicha copla , que envenena sus sueños, como mantra Endeleble. la I de «Indeleble» le patinó no se sabe si quien redactó el artículo o al propio director. Ambos, en fin, quedaron como Cagancho en Almagro.
Termino hoy (casi) con una deliciosa afirmación de Marta Sánchez en entrevista concedida a El Mundo. Salta a la vista que la señora Sánchez es una persona encantadora. Sin duda por esta razón los periodistas la tratan siempre fenomenal y le dedican unos merecidísimos elogios. Esta semana, Sánchez fue cabeza de cartel de un festival organizado por la CAM con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Comentaba Marta el machismo que aún hoy (ay) sigue presente en muchas capas de la sociedad, y el trato discriminatorio que sufren aún muchas compañeras de sexo. Dicho trato le parece a la diva del  Rithm and Blues hispano un «mástil» con el que las mujeres aún tienen que cargar. Vaya por Dios. 

El redactor del suelto, bien por ignorancia o por mala leche, no tuvo el detalle de echarle un capote a Marta para evitarle el papelón de que todos pensemos que la Madonna hispana no sabe que le gente carga con lastres que suenan, eso sí, mucho menos pesados que los mástiles de marras.

Propina de hoy: a petición de una lectora explicamos el laismo, loismo y el leismo ¿Dónde decir lo (o la) y dónde decir le? Regla general: si preguntándole al verbo de la oración «¿A quién?» o «¿Para quién? Hay respuesta en la oración, entonces, utilizaremos sin dudar un le como un castillo.

Ejemplo sacado de la vida diaria: Belén Esteban le pega una guaya a la remanguillé a una periodista. Es probable que la descarada ex de Jesulín dijera, al comentar este hecho en Sálvame (de Luxe):

-Pues sí: LA pegué porque yo soy muy visceral ¿Me entiendes?

Y estaría errando. Apliquemos nuestra regla: ¿A quién le pegó Belén una guaya? Respuesta: a una periodista. Luego, LE al canto.

En el resto de los casos, el verbo responderá a la pregunta ¿Qué? Lo cual significará que tendremos que cascar un LO o un LA, ambos pronombres de Complemento Directo. Por ejemplo. Alguno de los compañeros de la señora Esteban, podrá decir por su boquita:

Belén se lleva un pastizal por decir chorradas en Sálvame (de Luxe).

A lo cual, algún colega escocido podrá responder.

-Es cierto, se le lleva.

Y estará errando. Apliquemos nuestra regla: ¿Qué se lleva Belén Esteban? Un pastizal. Pues en este caso, Karmele deberá decir:

-Sí: Belén se LO lleva.

El mundo sería perfecto si las reglas se cumplieran siempre, pero desgraciadamente no es así. Hay verbos (pocos, pero hay) que, a lo largo de la historia, han pasado a admitir los dos pronombres. Como por ejemplo, perdonar. El uso más extendido en la actualidad es decir «le perdono» pero «lo perdono» tampoco es del todo incorrecto.

Espero que con esto haya quedado explicado el uso del le y del lo.
Articulo publicado en Hablando de bestias con las etiquetas: , , , , . Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Cargando con los mástiles

  1. El herpato dice:

    Por un momento, he creído escuchar en mi cabeza a Don Luis.

    Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.