El jocoso caso del canciller porno

Telefonía móvil
Internet es la nueva arena donde la política está empezando a jugar (Archivo VD)

22 de Noviembre.- Uno de los fenómenos más llamativos para un español que vive en Austria es que, en España, la prensa baratuna (de precio porque es gratis, pero también de contenido) tiene una línea editorial mayoritariamente progresista (20 Minutos, por ejemplo).

En Austria, sin embargo, la línea editorial de la prensa chunga (Österreich, Heute) es mayoritariamente de derechas, rozando a veces ese neofascismo faldicorto, populista y un mucho ágrafo que representan los partidos del lado más salvaje de la política austriaca.

Por eso, cuando hoy, en el Joite, me he topado con un suelto en el que se choteaban de la cuenta de Feisbuk del canciller Faymann (socialista él) me he dicho:

Vuelta la mula al trigo ¿Qué les habrá hecho el pobre señor esta vez?

Sin embargo, al leer el Standard (en mi opinión el periódico mejor hecho de Austria, junto con Die Presse) me he topado con la misma historia que paso a referir a mis lectores para que se echen unas risas y, de paso, se den cuenta de que en todas partes cuecen habas.

Pues verán ustedes: hace algunos meses, alguien de las oficinas de prensa del SPÖ reparó en que uno de los factores del éxito de Strache (aparte de su querencia por los modelos de razonamiento para seres unicelulares y su amor inveterado por los eslóganes que riman) era que, en el FPÖ, se manejan muy eficientemente en la jungla de internet.

Este alguien, aburrido de jugar al buscaminas y al solitario, y viendo la oportunidad de hacer méritos, corrió a contarle su descubrimiento a su jefe el cual, a su vez, le transmitió al interesado más directo, el canciller Faymann,  la necesidad de contrarrestar este poder mediático del Lado Oscuro con una respuesta a la medida del Gobierno de este pequeño gran país.

Así pues, varias cabezas pensantes, con las manos a la espalda, se pusieron a andar en círculos sobre la moqueta de algún despacho, hasta que alguien dijo:

-¿Cómo se llama esto…Esto que mi hija utiliza todo el tiempo y que tiene tanto éxito entre los jóvenes?

-Era algo como de caras y de libros, en inglés.

-¡Feisbuk! ¡Se llama Feisbuk!

-¡Qué buena idea! ¿Por qué no le hacemos una cuenta al canciller?

Los señores pensadores se abrazaron palmeándose las espaldas vigorosamente, al tiempo que derramaban abundantes lágrimas de júbilo, y llamaron a siete becarios siete para que tuvieran listos los perfiles de Flickr, Facebook y Twitter, además de la página bundeskanzler.at para ser lanzados el pasado octubre, con ocasión de la Fiesta Nacional austriaca, también conocida en este blog como Día de la Austrianidad.

Día D. Hora H. Perfil colgado. Página lanzada. 98.000 Euros del contribuyente gastados. Resultados: modestos.

-Oye, no pasa nada.

¿Y los friends?

Aquí –dice un becario, señalando con un dedo la parte izquierda de la web.

Uno de los pensadores se baja las gafas y mira. Una cifra pequeña. Un corrillo de friends, vamos.

¿Pero esto…Esto qué es?

-Internet. Los fans no se consiguen así como así.

¿Y cómo se las arregla el otro? –Strache, claro.

Bueno – se disculpa el becario- es que esto de internet es un trabajo a medio y largo plazo, exige esfuerzo. Las cosas no se consiguen en un día y…

Qué esfuerzo ni qué niño muerto! ¡Mañana cuando venga, quiero ver ahí por lo menos dosmil fotillos! Y no sólo eso: cada vez que alguien saque una noticia en el Kronen Zeitung poniéndonos a caldo quiero que haya un comentario nuestro respondiendo que Faymann lo hace fenomenal –los becarios ponen cara de (!) pero el jefe no se deja impresionar- Así que venga ¡Arreando, que es gerundio!.

Como los becarios tienen la mala costumbre de comer todos los días, para no perder el curro se lanzaron a la tarea de crear perfiles falsos, cogiendo las imágenes de archivos fotográficos onláin como Fotolia.

Sin embargo, como pronto detectaron los malvados responsables de la web del Kronen (que le pasaron la información a sus colegas del malvado Jeute) tanto los perfiles como los comentarios favorables de la gran familia Bauer (los becarios no se estrujaron mucho las neuronas) estaban hechos desde la misma dirección ip la cual, casualmente (lo que son las cosas) pertenecía a un ordenador de la sede del Partido Socialista Austriaco.

Pero cuando parecía que la cutrez no podía ir a más, un alma caritativa (o no) le regaló al canciller Faymann 1000 fanes falsos, recién compraditos en E-Bay por algo menos de 2000 Euros.

Lo malo es que, según informa el Standard, los fanes eran muy poco presentables en sociedad (y menos en los círculos elegantes en los que se mueve un político socialdemócrata del siglo tuentiguán) ya que llevaban nombres tan sonoros, claros y significantes como “Crazybitch28” o “LongDongAnalSurferUSA”.

Hay amores que matan.

El asunto ha motivado ya que El Lado Oscuro haya cursado la oportuna pregunta parlamentaria y haya dicho –sin que se le caiga la cara de vergüenza- que la actividad en Facebook de Strache le sale al FPÖ “totalmente gratis” porque Strache “lo hace todo él solo”.

Ya. Las ganas.

Articulo publicado en internet, Política, Populismo con las etiquetas: , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.