Una maravilla que bien vale una excursión

Reloj
El Heldenfriedhof en Korneuburg (A.V.D.)

4 de Marzo .- Hoy me he encontrado con una pequeña maravilla que bien vale una excursión. Se trata del Heldenfriedhof (Cementerio de los Héroes) de Korneuburg, dedicado a los caidos de la primera guerra mundial (hoy, a los caidos en las dos). Una pequeña ciudad que se encuentra a pocos kilómetros de Viena (mis lectores más atentos la conocerán por ser la patria del flautista del cuento). A Korneuburg, se puede llegar en tren con mucha facilidad.

Yo he encontrado el cementerio casualmente, mientras buscaba un lugar para tomar el sol. Al pasar con el coche me ha llamado la atención la iglesia, con su torre y el magnífico reloj de estilo modernista que está fechado en 1916.

Cuando me he acercado más, me he dado cuenta de que, aparte de por su equilibrada y graciosa factura, el edificio está lleno de detalles preciosos y simbólicos, que sólo están esperando a alguien que sepa leerlos. Empezando por el reloj del que hablaba antes y que mis lectores pueden ver sobre estas líneas. Como si quisiera dar a entender la lentitud del tiempo, el reloj no sólo da las horas, sino que también marca los meses.

 

La muerte, escoltada por la sabiduría, va tras los soldados
La muerte y la sabiduría (A.V.D.)

El programa escultórico de los paramentos es también tremendamente interesante: empezando por la descarnada presencia de la muerte que, cortejada por la sabiduría, conduce a los soldados a la gloria. O el cordero pascual que, sobre una puerta, custodia una escalera que conduce, del parque del cementerio hacia arriba: al nivel de la calle. Un símbolo precioso de la ascensión de las almas.

Haciendo una investigación por internet, he encontrado en el Diccionario Online de Arquitectos Austriacos (www.architektenlexikon.at) fue proyectado por Karl Lehrman (1887-1957) cuya carrera efectiva se extendió entre 1912 y 1938. Después de la segunda guerra mundial, Lehrman se dedicó, hasta su muerte, a la enseñanza de la arquitectura.

El Cementerio de los Héroes pertenece, por lo que parece, a la primera parte de su trayectoria profesional, momento en que se presentó a varios concursos convocados por organismos públicos. La mayoría de estos proyectos nunca llegaron a realizarse. Aparte del cementerio, se llegó a construir un bloque de viviendas en la Reinerstrasse, en el distrito tres. Después de ver el cementerio, me ha entrado la curiosidad y quizá me acerque para ver si el edificio existe todavía.

Por cierto: me he quedado con las ganas de ver el interior de la iglesia, que supongo que hace las veces de capilla del cementerio, porque estaba cerrada.

Para ver más fotos del cementerio, pinchar aquí.

Monumento a los caidos
A.V.D.

Articulo publicado en Arquitectura, Imagenes con las etiquetas: , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.