El aborígen

Mechón rojo
Lega legalización (de calidad y barato) A.V.D.

5 de Mayo.- Hoy, como todos los años han empezado las Wiener Festwochen, o sea, las semanas de fiesta de la capital de los valses, que duran todo el mes de mayo y un poquito de junio. Así que, como no podía ser de otra manera, este bloguero, en su calidad de fotógrafo, se ha echado a la calle con sus cámaras, sus lentes y demás aparejos y se ha puesto a hacer fotos de lo que veía.

Sebastian Kurz
Sebastian Kurz, secretario de estado de Inmigración (A.V.D.)

El primer distrito estaba de bote en bote y apenas se podía pasar. Las fiestas, como siempre, han tenido tres centros principales: la Michaelerplatz, delante del Hofburg, en donde yo he empezado mi recorrido. Allí ha sido donde he hecho honor a mi reputación (mi familia adoptiva austriaca me llama “Pacorazzi”) y he hecho la primera foto a un famoso de hoy. Este chico que habla por teléfono es Sebastian Kurz, Secretario de Estado de Inmigración austriaco y, dentro de las filas de su partido, el ÖVP, el único que le da alegría a las encuestas.

Andando andando, he llegado a la plaza Am Hof, en donde había organizada una fiesta de la cerveza. Allí, me he tomado una con unos amiguetes que me he encontrado por casualidad (uno trabaja cerca). La verdad es que se apetecía tomarse un zumito de cebada, porque hoy, a pesar de haber hecho fresco por la mañana, a las cuatro de la tarde hacía el típico bochornazo tontorrón que, al final, se ha resuelto en lluvia.

Manfred Juraczka
Manfred Juraczka (A.V.D.)

 Vuelta al centro, a la Heldenplatz, en donde he hecho la segunda foto a alguien famoso de hoy. Otro político conservador. Herr Manfred Juraczka, prominente miembro del ÖVP y candidato por Viena (estaba claro que la consigna, hoy, era echarse a la calle).

Sin embargo, que nadie piense que Viena es una ciudad encorsetada en la que dominan los cuellos de camisa de blanco nuclear. Di que, cuando volvía ya a casa, cansado de cargar con el aparataje fotográfico, he oido a lo lejos, a todo volumen, una canción de Bob Marley ¿Otro concierto? He pensado. Al principio, he pensado que la cosa estaba en la Maria Theresien Platz, entre los dos museos mellizos. Pero no: estaba más arriba. Por la parte baja de Mariahilferstrasse discurría una manifestación de fumetas –desde el respeto, claro- que pedían la legalización del consumo de la hierba fumable. Y, como decía un jefe mío, me he tirado al aborigen (él quería decir “a la vorágine” pero cualquiera se reía). Dice la experiencia que, en estas manifas, se hacen las mejores fotos. Primero, porque la gente va intoxicada de sustancias y eso aumenta la espontaneidad. Y después, porque es gente con tipos muy definidos que siempre son fotogénicos.

Entre el tipo de esta foto y el señor Juraczca, que está más arriba, se encuentra toda la diversidad que Viena ofrece, que es mucha.

Articulo publicado en fotografía, Imagenes, inmigración, Política, vivir en Viena con las etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.