Little Burgenland

Navegando
Burgenland es un paraiso natural (A.V.D.)

9 de Junio.- Burgenland es el Estado más moderno de Austria. Se incorporó al país en el otoño de 1921.

Actualmente, la región tiene algo menos de doscientos noventamil habitantes y, después de décadas de haber pasado por ser una de las partes más pobres de Austria, los burgenlandeses disfrutan de una nueva prosperidad basada en una producción agrícola de calidad, en sus incomparables vinos, que resucitan incluso a los muertos más amojamados, y en las horas de sol de la que disfruta esta tierra ubérrima de llanuras que colindan con Hungría, y que la han convertido en un paraiso turístico para todos los amantes de los espacios naturales.

Lo que poca gente sabe es que hay otra Burgenland situada a muchos kilómetros de aquí, se trata de Little Burgenland, un barrio de Chicago en el que, según diferentes estimaciones, viven unas treintamil personas con raices austriacas (en toda América se calcula que viven unas cienmil).

Los burgenlandeses americanos, que ya van por la segunda y la tercera generación son, por lo general, hijos de la penuria económica.

En una primera oleada dejaron su tierra de origen a principios del siglo pasado, principalmente en la época de la Gran Depresión. Las condiciones de trabajo en el campo austriaco, entonces, eran muy duras y muy pocas las posibilidades de prosperar, y América aparecía entonces como la patria de las oportunidades. Si bien el término del viaje era el mismo, no todos los emigrantes de Burgenland tenían las mismas expectativas. La mayoría pensaba viajar a América, ahorrar dinero y volver a su país al cabo de algunos años para establecerse contando con un colchón económico. Sin embargo, pocos de aquellos más de sesentamil burguenlandeses que emprendieron el camino de Norteamérica volvieron a su país. El nazismo, la guerra o, simplemente, el haber echado raíces en su patria de adopción, hicieron que les diera pereza poco a poco dejar una parte del planeta en la que se sentían tan agusto.

La segunda oleada de inmigrantes austriacos coincidió con los años de la segunda posguerra mundial. Para eludir las penurias del conflicto los centroeuropeos eligieron América pero también, en gran medida, Australia.

Actualmente, los Burguenlandeses residentes en el exterior se han asociado en la organización BG (www.burgenlaender.com)  que tiene presencia en más de diez estados, principalmente de los USA. Asimismo, en la patria de Obama hay catorce “Verein” o asociaciones, integradas en la BG que prestan a sus miembros todo tipo de servicios, desde salud a deporte.

Los hijos de los Burguenlandeses en el exterior no tienen ningún problema con compaginar sus dos herencias, se sienten americanos pero con raíces austriacas. El idioma dejó de ser hace mucho una barrera para ellos y muchos, incluso celebran la fiesta nacional austriaca (suponemos que, siendo de Burgenland, con su vinito).

Articulo publicado en austriacos insospechados con las etiquetas: , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.