Todo el santo día de acá para allá

Quitándose el sombrero
Festival Buskers 2012 (A.V.D.)

15 de Septiembre.-En estos días del principio del otoño, Viena hierve de actividades callejeras (y de interior). Es el momento ideal: el calor ya se ha ido apagando, y hace un fresco que todavía es agradable.

Hoy he estado, atención, en: la demostración anual que los bomberos de esta ciudad hacen en la plaza Am Hof. Deleite para chicos, descanso para grandes. El acto se celebra, por cierto, ante un edificio –la antigua sede del Bank Austria– que ardió a principios de año.

Después, me he ido al distrito 17 al primer Vintage Salon. Alucinante. Más por el Vintage Salon en sí (cuatro expositores, mucho moelno y mucha moelna pero poca sustancia) por el marco incomparable en que ha tenido lugar: el antiguo salón de baile Gschwandner, hoy convertido en un garaje. Era un lugar con un gran encanto. Las antiguas molduras, los techos llenos de goteras. Como digo, alucinante.

Por último, he estado haciendo fotos en el festival Buskers de artistas callejeros, que se ha celebrado en Karlsplatz. Soy un gran fan de este festival y, aunque la luz, en Karlsplatz, no es siempre la mejor para hacer fotos, la verdad es que compensa la riqueza de los motivos. He estado viendo a un artista inglés extraordinario. Ha roto cebolletas con un látigo y, ante la admiración de todos los que hemos estado presentes, ha cortado con un machete un pepino sobre la tripa desnuda de un chaval que, por suerte, tenía los ojos vendados.

Las fotos de Buskers, las dejo aquí, las otras, irán cayendo con los días.

Articulo publicado en Viena por descubrir, vivir en Viena con las etiquetas: , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Todo el santo día de acá para allá

  1. Duke dice:

    Felicidades caballeros! Qué pena no haber podido disfrutar de tal evento con vosotros! Salís como unos verdaderos campeones en las fotos!

    Un abrazote fortérrimo a todos y hasta pronto!

  2. José Ignacio Sandonís Vázquez dice:

    Hola de nuevo:
    No sé si darte la enhorabuena por tu blog o todo lo contrario (te chocará tanta familiaridad, pero después de haber leído un montón de tus artículos, para mí ya eres como de la familia). Empieza uno buscando una información concreta para su próximo viaje a Viena y al cabo de tres cuartos de hora se da cuenta de que se ha pasado todo el tiempo leyendo cosas que nada tienen que ver con la intención inicial.
    Pero, en fín, que allá voy otra vez a pedirte un favor. Llevo varias semanas organizando el viaje de nuestra Escuela de Idiomas y no veo la luz a la hora de comprar los bonos de transportes para Viena. Vamos a estar 2 días y veo que, por un lado está la Wien-Karte con el acceso a todos los transportes y una tira de descuentos para acceder a los lugares de interés y por otro, la 48-Stunden-Karte, que por algo menos de dinero te ofrece sólo lo primero. La cuestión es ¿Qué es lo que realmente debemos visitar cueste lo que cueste y qué lo que podemos dejar? Así podré ver si merecen la pena los descuentos o no porque quizá en ese sitio ya hay descuentos para grupos. Y una segunda cuestión: Teniendo dos días, ¿nos recomendarías un salto a Bratislava? He oído que el ambiente que no tiene Viena lo tiene esta ciudad.
    Un saludo, Nacho Sandonís

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.