Hoy hemos desayunado con Isabel (Gemio)

Museums QuartierHoy, a las ocho de la mañana, España se ha asomado a un trozo de Viena. Este servidor de todos sus lectores ha mantenido una corta conversación en directo con Isabel Gemio, en el marco de su programa «Te doy mi palabra».

Para aquellos de mis lectores que hayan utilizado santamente la mañana del sábado (o sea, disfrutando hasta tarde de la tibieza de las sábanas) aquí va el audio.

Más audios en Onda Cero

 

Puedes escuchar este audio y revivir otros momentos en la nueva sección de Viena Directo, Viena Directo en los Medios.

Articulo publicado en Autobombo con las etiquetas: , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Hoy hemos desayunado con Isabel (Gemio)

  1. victoria dice:

    Algunas lectoras del blog tenemos la mala y burguesa costumbre de levantarnos tarde los sábados, ya que no trabajamos ese día, pero hoy, mi santo esposo, gran amante de la radio y que acostumbra a despertarse pronto, me ha dado un codazo sacándome del sueño, preguntándome que como se llamaba el señor ese del blog en el que yo expreso mis opiniones (no sé si apropiadamente o no) y que vive en Viena., y me ha enchufado el pinganillo de la radio para que te oyera, y resulta que sí, que eras tú. Huelga decir que no me he sentido muy feliz por ello (por ser despertada un sábado a esas horas y por esa razón), pero por lo demás, enhorabuena, Paco, tu fama traspasa fronteras.
    Aprovecho también para pedir perdón a algunos lectores (y al dueño del blog) por si alguna vez fuí demasiado vehemente en mis expresiones. Nada más. Enhorabuena y que Viena Directo y Paco sigan en el candelero (que no en el candelabro) por muchos años.

    • Paco Bernal dice:

      Victoria, no tienes que pedir perdón por nada de lo que digas, porque no molesta nunca. A mí me gusta la gente que tiene opiniones definidas sobre las cosas 🙂

  2. amelche dice:

    ¿37 años tienes? Ya me he enterado del cotilleo, ¡ja, ja! Yo era fan de Isabel Gemio hace años, cuando era universitaria y ella tenía un programa en la radio de las 12 a las 4 am. Muchas veces me enganchaba a las entrevistas, a la música… y, aunque mi radio despertador se podía programar para que se apagara sola una hora después (y así, dormirte escuchando la radio), pasaba la hora y estaba tan despierta que le daba otra vez para seguir escuchando otra hora más. Muchas noches me daban las 4 sin darme ni cuenta. Menos mal que entonces era veinteañera, no como ahora, y al día siguiente estaba como una rosa para ir a la universidad. Si vuelves a hablar con ella, se lo cuentas.

    Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.