La reforma del Ejército austriaco

Soldados
A.V.D.

 

El día 20 de Enero se celebra en Austria una consulta popular que es el pistoletazo de salida de un año intensamente electoral.

5 de Enero.- El día 20 de este mes puede ser el más aciago de su vida o el más feliz. Por supuesto, estoy hablando de la vida de Herr Darabos, ministro de defensa austriaco.

Y es que, dentro de quince días, se ventila una cuestión muy importante no sólo para el futuro político del bueno de Don Norberto, sino también para el de EPR (Esta Pequeña República) ¿Elegirán los austriacos tener un ejército profesional o se inclinarán por un ejército compuesto de oficiales y soldados de reemplazo como hasta ahora?

Las encuestas, de momento, dicen que los que han decidido su postura se reparten casi al cincuenta por ciento entre las dos opiniones (una semana ganan unos en los sondeos, la otra semana ganan otros) pero también dicen que hay aún una gran masa de ciudadanos indecisos. Y de captar a esos indecisos se trata, sobre todo en un año tan intensamente electoral como va a ser este en Austria.

Contextualicemos la cuestión: en la actualidad, los mozos austriacos pueden decidirse entre realizar un servicio militar vestidos de verde o bien, si aquello de las armas no les llama, realizar un servicio social o Zivildienst. Decidir pues el modelo de ejército que se quiere, pues, no sólo implica decidir si se quieren soldados de reemplazo o trabajadores que cobren milcuatrocientos machacantes al mes. Está claro que, si se abole el servicio militar obligatorio, también habría que pensar qué se hace con los llamados “Zivis” que son, en muchos casos, el capital humano necesario para que algunas organizaciones como la Cruz Roja o los Samariter (ambulancias) continúen funcionando de manera eficiente.

Dicho esto: el Partido Socialista (Darabos) defiende el servicio militar profesional. Con un argumento de peso: en un mundo tan tecnificado como este en el que vivimos, en el caso de haber una guerra (Dios lo impida) los soldados de reemplazo serían carne de cañón. Parece mejor formar soldados profesionales que se conviertan en técnicos de la guerra. El punto débil, bajo mi punto de vista, de la reforma propuesta por la parte progresista del Gobierno reside, precisamente, en la pata del Servicio Social. Se crearía un   “año social” que podrían realizar chicos y chicas, cuya participación se incentivaría.

El Partido Popular austriaco defiende en cambio el modelo actual. Dejando aparte que los conservadores llevan en el ADN el pensamiento de que mejor dejar las cosas como están, no vayamos a cambiarlas y la liemos parda, resulta evidente que el ÖVP es el portavoz de la opinión del campo austriaco. Y cuando hablo de campo hablo de ese setenta por ciento de este país que está constituido por un inmenso desierto verde. Un medio rural muy duro y muy agreste en el que, últimamente, la naturaleza hace de las suyas de manera especialmente bestia en forma de corrimientos de tierra, avalanchas de barro, inundaciones y, todos los años con más o menos intensidad, pero de manera muy fiable, la nieve.

En ese mundo rural, el ejército es una fuerza de cohesión y seguridad muy importante y que funcione bien es muy importante para mucha gente.

Por supuesto, y a pesar de la disciplina de Partido, dentro de las dos formaciones que componen la coalición que, en estos momentos, gobierna Austria, hay voces disidentes que se apuntan al bando contrario. La última, ha sido la de Frau Gabi Burgstaller (socialista) presidenta del land de Salzburgo. La Sra. Burgstaller, cuya reputación anda tocadísima despues del siniestro caso de la funcionaria que especuló con dinero público (escándalo que ha motivado un adelanto de las elecciones en donde Frau Burgstaller se juega el puesto) ha hecho pública su postura anti ejército profesional, quizá porque se huele que sus votantes se van a decantar en masa por esta opción.

No ha sido la única. El ministro de exteriores checo, Sr. Schwarzemberg, descendiente de la aristocrática familia del imperio, ha declarado que el ejército profesional sale más caro. Un argumento sólido, sin duda, con los tiempos como están.

________________________________________________________________

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres descagarte el audio?No tienes más que pinchar aquí
Ir a descargar

Créditos de la música:

Articulo publicado en Política/Economía con las etiquetas: , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.