Los españoles y los idiomas: it´s very dificult todo esto

El Corte Inglés
Las malas lenguas dicen que este es el único inglés del que han oido hablar algunos españoles: el de El Corte (en la imagen El Corte Inglés de la Pza. de España de Barcelona, AVD)

¿Somos más inútiles  o perezosos los españoles en lo que respecta a aprender idiomas? ¿Si todos, para nuestros respectivos trabajos, debemos acreditar nuestra solvencia en la lengua de Chéspir, por qué la mayoría de nuestros políticos no saben ni una palabra de inglés?

17 de Enero.- Los periódicos españoles traen hoy dos noticias que, de alguna manera, están relacionadas.

La primera, son unas declaraciones de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, sra. Esperanza Aguirre Gil de Biedma, en las que afirma (y yo le aplaudo la afirmación) que, por ley, debería establecerse que todo aquel que quisiera aspirar a un cargo público debería haber trabajado antes. Plas, plas, plas. Yo creo que el mal de la política española (y austriaca también, véase si no al bueno de Sebastianico el Corto) es que los políticos españoles, sobre todo los de la generación más joven, no tienen ni repajolera idea de lo que significa trabajar con un contrato, tener que ajustarse a un sueldo, sudar si hay un ERE , tener que aguantar a un jefe pelma o repartirse con los compañeros las vacaciones para hacer ese encaje de bolillos en que, en muchas empresas, consiste coincidir con el cónyuge (o la “conyuja”) .

Si tuvieran experiencia propia de estas cosas, otro gallo les y nos cantara.

Por otro lado, y cada vez más, ve uno a políticos de los que piensa (y le duele): “vamos a ver, esta persona, si no fuera político ¿Hubiera conseguido un trabajo en la vida real?” (damos por supuesto que la política, desgraciadamente, cada vez está más alejada de “la vida real”).

Lo cual nos lleva a la pregunta siguiente: ¿Por qué si, con las cosas como están, a cualquier Juan Nadie le piden “conocimientos de inglés a nivel de usuario” para cualquier trabajo, nuestros cargos públicos exhiben una ignorancia tan granítica de otros idiomas que no sean la lengua que mamaron?

(Esta es la segunda noticia: sólo un diez por ciento de los españoles habla inglés con fluidez, políticos incluidos).

He aquí algunas explicaciones para este desbarajuste.

Los políticos, aunque ellos tienden a olvidarlo, son gente, personas como usted y como yo, y como tales padecen también esta carencia endémica española.

¿Somos más inútiles  o perezosos los españoles en lo que respecta a aprender idiomas? I don´t think so. Pero hay varios factores que ayudan a que en los currículi terminemos poniendo que nuestro inglés es básico cuando la realidad es que es inexistente.

En primer lugar, el doblaje, herencia de la dictadura. No me cansaré de repetirlo.

Cuando Franco ganó la guerra, se impuso la lengua “nacional” y todas las películas debían ser dobladas por ley (espléndidamente dobladas, por cierto, costumbre tristemente en desuso porque ahora los doblajes son un asco). Esto creó un mal hábito entre el público que aún continúa y que no ha mejorado precisamente cuando, por puro apetito de poder, en aquellas zonas de España en las que gozan de lengua propia, los respectivos Gobiernos locales han impuesto por ley la obligación de doblar las películas al idioma del terruño.

Luego, creo que es también una cuestión de mentalidad. Mis lectores que vivan fuera (de España, se entiende), se habrán dado cuenta de que, a los españoles, tratar de hablar una lengua extranjera sin acento, nos parece cursi (aunque sea inconscientemente) y huimos de la pronunciación perfecta como del contagio de la hepatitis B.

Se distingue a los pilotos de Iberia, por ejemplo, porque tienen el inglés más ratonero del espacio aéreo internacional y es por el acento vallecano que insisten en poner. Por miedo del ridículo o por lo que sea, es que no nos esforzamos nada. En esto, por ejemplo, nos ganan los latinoamericanos que tienen, generalmente, un acento perfecto.

Otra anécdota: tengo un amigo periodista que me contaba de una colega, locutora deportiva, que habla alemán perfectamente, a la cual mandaron a cubrir una carrera de coches, en la cual competía por el triunfo el piloto alemán Michael Schumacher. Las dos o tres primeras veces, esta mujer, pronunciaba el nombre del deportista como debe ser, o sea, algo como “míjael shumaja” hasta que el director del programa le llamó la atención y le dijo que, si quería que la gente supiera de quién leches estaba hablando, tenía que pronunciarlo “correctamente” esto es: “máikel chumaker” (o así).

A la pobre señora le salían ronchas, claro. Pero el parné es el parné.

Los aborígenes se desgüevan de risa cuando nos escuchan decir “tina tarner” o “Yon Güéin” o “Sín Connery” o “Colgate” (y yo matate y escupite, que decía aquel) y, a veces, no nos entienden siquiera. Mientras ellos, naturalmente, dicen “Yon uéin” o “Shon coneri” (con la erre americana) o “colguéit”.

Claro, que en todas partes cuecen habas. Ayer, el ex entrenador del Barcelona era llamado “Gardiola” por todos los medios germanoparlantes (menos la ORF, cuyos presentadores lo pronunciaron divinamente).

Articulo publicado en Idioma con las etiquetas: , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 Responses to Los españoles y los idiomas: it´s very dificult todo esto

  1. fsl dice:

    Si sólo fuera con lo otros idiomas sería para darse con un canto en los dientes, pero lamentablemente se hace extensivo incluso a la propia lengua materna, que hablarla con un mínimo de corrección se considera pedante.

    PD Siento ser el tocapelotas otra vez, pero curriculi es un genitivo singular.

  2. Javier Perez dice:

    Hola Paco:

    Estoy de acuerdo contigo en que el doblaje es una de las causas del déficit en lenguas extranjeras entre los españoles. No es la única, también hay razones económicas… y a veces, creo que no somos conscientes de que hay causas culturales de las cuales, y sin que sirvan de excusa para no aprender leguas extranjeras, tampoco hay avergonzarse: La principal quizá, es que el español, el castellano, ocupó durante varios siglos una posición similar a la que hoy en día ocupa el inglés. Y sin querer caer en la glorificación de tiempos remotos, no debemos por ello tampoco ignorarlo.

    Como muestra un botón: en el Burgtheater, uno de los escenarios, si no EL escenario por excelencia de teatro en lengua alemana, figura, en lugar destacado entre los grandes, Calderón de la Barca y cuando quieras, te invito a una visita guiada para mostrarte ese y muchos más rincones “españoles” de Viena.

    Saludos

    Javier Perez

  3. fsl dice:

    El doblaje en España ya era lo común durante la II República, la dictadura sólo lo reguló en 1941, de manera que sólo podía proyectarse una peli en v.o. con permiso (como todas) y siempre y cuando se hubiera estrenado doblada previamente. Sin embargo esta legislación se derogó cinco años más tarde, por lo que es posible que haya que buscar una causa más profunda.

  4. Luis dice:

    El DOBLAJE tiene algo de culpa, eso está claro, porque portugueses y griegos hablan (en términos generales) mejor inglés que los españoles e italianos, que curiosamente tienen históricamente dos grandes escuelas de doblaje.

    Ahora bien, otra causa importante es económico-educativa: el número de BECAS concedidas a los estudiantes españoles para salir a estudiar inglés. Pues por mucho que nos quieran vender la moto de una enseñanza bilingüe (como nos prometen los políticos a bombo y platillo) si no se sale a practicar la lengua que aprendemos no hacemos nada. Y para eso se necesita dinero, mucho dinero en ….ta chan! GASTO SOCIAL. Cosa que está muy lejos de la mente de nuestro políticos.

    El escaso desarrollo social de nuestro país junto con la pluridad de idiomas de España es otro factor importante. Y por supuesto, las grandes desigualdades sociales y económicas existentes. Y el escaso apoyo mediático que ha tenido históricamente el inglés en la Tv española.

    Y aún así, España en los últimos 40 años ha mejorado bastante su nivel de inglés, aunque no lo suficiente.

    En fin, no hay una única causa, si no que hay varias, y la PEREZA es de las menos significativas.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

  5. Joaquin dice:

    Como español que ha crecido (afortunadamente) sin ningún bagaje político respecto a la lucha «franquismo/república», se me ocurre que el concepto de censura no se inventó en España, ni en la tele. Sino mucho antes en otros medios de comunicación. Por lo que la idea de que un gobierno previo al franquista utilizara el doblaje aludiendiendo a fomentar el castellano para utilizarlo además con fines censurantes no me me parece nada descabellada.
    Aparte de este apunte político, me parece que en España se estila mucho eso de reirse de los demás para evitar que se rian de uno mismo. Así, he visto como se reían de quien habla un poco mejor inglés, en pro focalizar la mofa en otro y evitar que descubran el nivel de los que se reían.
    Esto lo he contrastado en mi entorno y con las experiencias de algunas personas que incluso tenían un nivel alto, e incluso un profesional bilingue (padre español y madre inglesa).
    Es penoso. Se rien de el que lo intenta. No digo que haya que defender a Sergio Ramos (por ejemplo), pero el revuelo social que se formó fue de aquitespero. Esto no hizo más que afianzarme más aún que el verdadero foco del problema es social.
    Ya me cuidaré de mostrar mi nivel de inglés en España, por la cuenta que me trae.
    Por cierto, Paco, buen tópico. Siempre tendrás comentarios con el idioma ;).

    Joaquín.

    • fsl dice:

      Creo que has dado con el quid de la cuestión con lo de «reírse de los demás pata evitar que se rían de uno mismo». Y no debemos olvidar que el deporte nacional es la envidia malsana. El doblaje puede influir en el aprendizaje de idiomas, pero no en lo de despreciar a los que hablan mejor que uno.

  6. Damian Simonovich dice:

    Como argentino quiero dar mi opinión sobre el doblaje de las películas: primero debo aclarar que soy una persona que nunca le di la real importancia al hecho de estudiar idiomas y ahora estoy pagando un poco por eso. Con el pobre inglés del instituto me fui a un país donde debía hablar inglés si o si y el haber escuchado inglés de fondo en cada película o serie que vi en mi vida hace que entiendas mas rápido, después tienes que estudiar como cualquier mortal pero es encontrarte con sonidos mas amigos.
    En Argentina si una película es transmitida por la TV del estado, debe ser doblada, es una ley que nos dejó de regalo la dictadura, eso si, las traducciones las hacen en México en español neutro, sin el acento español.
    Ahora vivo en Galicia, en Lugo y no puedo ir al cine salvo a ver películas argentinas o españolas, es muy fuerte empezar de grande a escuchar un español hablando arriba de Robert De Niro 🙂
    Mis saludos y felicitaciones, el blog no solo está muy bien escrito sino que es también muy interesante.
    Damian.

    • Paco Bernal dice:

      Hola Damian:
      Muchísimas gracias por tu comentario y por tus felicitaciones, y un saludo también para ti 🙂
      Muchos españoles no son capaces de hacerte esa reflexión que tú haces porque para ellos no hay un actor que habla arriba de Robert Deniro, es que Robert de Niro habla en español (no sé si me explico) y así, claro, la gente no puede aprender inglés.
      Un abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.