Todo sobre el impuesto de la Iglesia o Kirchenbeitrag

Sacerdote austriacoA partir de los veinte años, todos los residentes en Austria que declaren ser católicos o evangélicos en el momento de empadronarse deben sostener a su iglesia con sus impuestos. Aquí está todo lo que debes saber al respecto.

2 de Junio.- Una de las peculiaridades que tiene en Austria el sistema impositivo es que se paga un impuesto „de la iglesia“ (Kirchenbeitrag, en realidad, algo así como “cuota participativa de la iglesia”).

¿Cuál fue su origen?

El origen de este impuesto está en las leyes que los nazis promulgaron en 1939 con el deseo de “castigar” a la Iglesia católica austriaca limitando su influencia. Tuvieron poco éxito. Los austriacos pagaron en masa el nuevo impuesto religioso, considerándolo como algo “patriótico”. En sus buenos tiempos (la posguerra mundial) más de un ochenta por ciento de los habitantes de EPR pagaban su cuota a la Iglesia (independiente, por cierto, del dinero que sí o sí da el Estado austriaco a la Iglesia católica austriaca en virtud del concordato correspondiente). Actualmente, sólo un sesenta por ciento de los austriacos pasa por caja y la iglesia pierde contribuyentes por miles cada año.

¿Quién debe pagarlo?

En lo que a nosotros, los residentes extranjeros se refiere, deben pagarlo aquellos mayores de veinte años que, al empadronarse, declaren ante el funcionario ser católicos o evangélicos. Cuando esta información obra en poder del funcionario correspondiente se la pasa a la Iglesia, que se pone en contacto con la persona en cuestión para informarle.

¿Cómo se calcula?

La Iglesia NO tiene nuestra información tributaria, así que la cuota a pagar se calcula aplicándole un 1,1 por ciento a unos baremos de ingresos medios que maneja la Iglesia dependiendo de las diferentes procesiones (uy, perdón) profesiones, hasta un máximo resultante de 400 euros. Si ganamos por encima de la media, chachi piruli juan pelotilla, porque significará que pagaremos menos. Ahora bien, si ganamos por debajo de la media, como dicen en Chile, estaremos fregados, porque les estaremos dando a los de la sotana más de lo que debemos (redundará, naturalmente, no solo en nuestro beneficio espiritual, sino en el bienestar material de todas las personas humanas a las que la Iglesia socorre a través de sus obras).

Iglesia UNO City

¿Por qué pagar?

La Iglesia sostiene multitud de instituciones benéficas, hospitales, residencias de ancianos, ayuda a indigentes, etcétera etcétera. Cuando uno paga, colabora con esas obras (y, de paso, según la Iglesia y no parece que mienta) le ahorra al Estado una cantidad de dinero que, de otro modo, tendría que abonar contratando a profesionales en el mercado laboral normal. Otro argumento de aportar a la Iglesia es que los pagos por este concepto pueden desgravarse en la declaración de la renta hasta un máximo de 400 euros (como, por otra parte, las aportaciones a casi todas las ONGs)

¿Por qué no pagar?

¿Empezamos a enumerar causas? Pero bueno, para no entrar en polémicas, decir que si uno no está de acuerdo con los objetivos que promueve la Iglesia o no está de acuerdo, mejor dicho, con que la ayuda que presta la preste de una manera confesional, el Estado austriaco ofrece la posibilidad de no contribuir con dinero al sostenimiento de la Iglesia.

¿Qué hago para quitarme de pagar?

En esta página están (en alemán, desgraciadamente, pero yo sé que tengo unos lectores superaplicados que sabrán traducirlo todo perfectamente) todas las cosas que uno tiene que saber si quiere desapuntarse de pagar el impuesto eclesiástico.  Entre ellas, cosas tan interesantes como que las deudas con la Iglesia prescriben al cabo de los tres años o que uno puede reclamar si estima que la cantidad que paga es demasiado alta. En cualquier caso, las instrucciones son muy claritas y están muy bien explicadas.

¿Qué pasa si no se paga?

Si no se paga, hay que tener claro que el impuesto eclesiástico es un impuesto más, con la misma consideración que todos los otros, como el de la Renta. O sea, que si no pagas, respondes con tus propiedades. Eso sí, normalmente, con la Iglesia, por aquello de la Fraternidad cristiana, se puede negociar antes de que la hemoglobina llegue al Danubio y el cartero traiga a nuestra casa la correspondiente citación judicial.

Si uno no paga, es cierto que se pierden derechos. Como diría el castizo, nämlich:

-Uno no se puede casar por la Iglesia.

-No se puede ser padrino de bautismo, testigo de boda y todas esas cosas.

-En el entierro de uno, no puede haber un sacerdote para el responso.

-Teóricamente, no se puede comulgar (digo teóricamente porque nunca un cura párroco le ha pedido a nadie la demostración de estar al día con el fisco para darle una hostia –consagrada, naturalmente-).

Para saber más: aquí está la información que la Iglesia católica da al respecto del impuesto.

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres enterarte antes que nadie de lo que pasa en Viena Directo?¡Síguenos en Facebook!

Articulo publicado en Aspectos prácticos con las etiquetas: , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Todo sobre el impuesto de la Iglesia o Kirchenbeitrag

  1. Inma dice:

    Entonces si cobro 400€ al mes no pago a la iglesia aunque declare que soy católica, es que me voy a hacer ahora la meldezettel y es por saberlo.
    Muchas gracias

  2. Ingrid dice:

    Hola!!!

    Como se si ya estoy registrada como catolica, mi primer Meldezettel no lo llene yo, me ayudaron por que no hablo aleman. En mi Meldebestätigung no figura nada sobre religion. Donde deberia pagar este impuesto?

    Muchas gracias!
    Saludos,

  3. isabel dice:

    En mi caso no trabajo todavía, y mi esposo recibe 2 facturas por ser católicos, y eso nos ha puesto en un estado crítico. No comprendo, yo debo pagar mucho por estudiar alemán acá y rentar un apartamento pequeño, y encima estos egreso nos ponen en negativo. Por otro lado, no pudo pedir la ayuda familiar porque solo por poco pasamos el máximo que requieres ganar para solicitarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.