Donauinselfest 2013: esto es Viena, señores

Tres amigasHa sido la trigésima, y yo creo que una de las más divertidas. En todo caso, un descubrimiento fotográfico.

23 de Junio.- Hoy es la noche de San Juan y hoy, hasta el año que viene, se acaba la Donauinselfest o Fiesta de la Isla del Danubio.

Para un fotógrafo, la Donauinselfest es una mina. No sólo porque Viena, en todo el esplendor de su variedad humana, está en ella sino porque, durante un fin de semana y medio, los vieneses se olvidan de la circunspección congénita que les asalta en cuanto ven una cámara y posan. Y posan muy a gusto. Los más jóvenes, incluso te piden que les hagas fotos y luego te preguntan que dónde las pueden ver, o te piden una tarjeta.

Cuatro amigos

Para un fotógrafo como yo, al que le gusta capturar el momento sin violentar en lo posible la espontaneidad del modelo (cosa que solo se consigue manteniendo una la lejanía que sólo el teleobjetivo te permite) la primera vez que te piden una foto es una sensación un poco extraña. Pero luego te acostumbras e, incluso sin necesidad de ningún tipo de ingesta alcohólica adicional, tú mismo consigues vencer tu timidez (o tu falta de costumbre) y te acercas a determinada gente para preguntarles si les puedes inmortalizar para la posteridad.

Es cierto también que, la fiesta de la isla del Danubio es una verbena popular a la que normalmente va ese tipo de gente que,  por influencia de los medios de comunicación, piensa que sólo puede salvarse de la pobreza por dos medios: a) jugando bien al fútbol o b) siendo descubierto para una carrera de modelo (más bien “modela”). Quizá sea por eso que todos están ansiosos de que les vean y de que les retraten, de que su imagen salga, como decía Chus Lampreave en una película de Almodóvar, en “los masa media”.

Dos amigos

Los mozos, a poco que pueden se quitan la camiseta (y enseñan, a veces, unos tatuajes que te ponen los pelos de gallina pensando en lo que harán con su derecho al voto) y las mozas te ponen esa mirada que han aprendido en las portadas del Österreich –gran periódico- ese medio que, en cuanto puede, enseña a tres tipas equipadas con una lencería de esas que las profesionales están obligadas a llevar muy limpia todas las noches, y pregunta que cuál de las tres llegará a ser Miss Austria.

Tres amigos

Este año, ese tipo de gente se ha congregado en los tres escenarios consagrados al tecno. Por cierto que, el vernes, si no hubiera llevado el bolsón con la cámara y los objetivos y el pin y el pan, yo me hubiera quitado la camiseta también y me hubiera quedado saltando hasta las tantas mientras los DJs pinchaban “rismos de astualidá”.

De todas formas, a los vieneses, queridos lectores, fotografiarles es quererles. Qué pueblo más afable (y lo digo sin ironía, conste), qué gente más noble son los vieneses (nacidos aquí, o de importación).

En fin: la Donauinselfest ha dejado de ser color para ser, como todas las fotos de este post, blanco y negro. Tenía que haber una al més, leñe.

Agua
El resto de las fotos de la Donauinselfest 2013, irán saliendo entre hoy y mañana y se podrán ir viendo, como siempre, en mi cuenta de Flickr.

Mientras tanto, podrán consolarse consultando ediciones anteriores aquí (2011), o aquí (2010)

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres enterarte antes que nadie de lo que pasa en Viena Directo?¡Síguenos en Facebook!

Articulo publicado en Cultura con las etiquetas: , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.