HC Strache y Carmen Sevilla: iconos pop, vidas paralelas (1/2)

Carmen sevilla Strache¿Sabías que los políticos de Bruselas fueron los responsables últimos de que Carmen Sevilla presentara el Telecupón? ¿Qué tiene que ver la vida de la actriz española con la del político austriaco? Viena Directo te enseña aspectos de la realidad que no verás en otro sitio

25 de Noviembre.- A principios de los noventa del siglo pasado, Carmen Sevilla vivía retirada junto a Vicente Patuel, su segundo marido, en una finca ganadera extremeña.

La Política Agraria Común y el Telecupón

La que había sido, en mi opinión, una de las mujeres más guapas del mundo en los años cincuenta y sesenta, estaba totalmente apartada de las candilejas y pensaba que su tiempo había pasado. La Organización Nacional de Ciegos (de España) había entrado por aquel entonces en el accionariado de algunos medios de comunicación y, de manera prominente, en el accionariado de Tele 5.

La ONCE quería que el sorteo de su cupón se transmitiese todos los días en directo como manera de rentabilizar su presencia en la propiedad de la cadena que entonces ofrecía lo que Televisión Española no podía, o sea: sexo para onanistas vergonzantes, crímenes y espectáculo apto para diyéis de asentamiento chabolista.

En aquellos momentos, la cadena amiga estaba dirigida por Valerio Lazarov, un rumano más listo que el hambre y que sabía de televisión un rato largo.

Lazarov y Carmen Sevilla se conocían de la etapa del rumano en Televisión Española, en donde el perspicaz señor había sido uno de los colaboradores en convertir a la andaluza y a su marido de entonces,Augusto Algueró en una especie de versión franquista de Burt Bacharach y Angie Dickinson (ya saben mis lectores, la belleza de Carmen García Galisteo y el éxito y el talento de uno de los mejores compositores de música pop de España en el siglo XX, con permiso del trío de ases Quintero, León y Quiroga).

Al estilo Sevilla-Algueró, que mezclaba sabiamente el flamenco yeyé con el easy listening, se le denominó, no sin cierta guasa, “el chic de Torrelodones” (en esta localidad madrileña tenían sus chalecitos los ricos y famosos de entonces).

Lazarov mandó a buscar a Carmen Sevilla a la dehesa extremeña y, no sin grandes reticencias por parte de la cantante y actriz, la convenció para que presentara el telecupón. Si Carmen Sevilla accedió, por cierto fue, indirectamente, por culpa de la Política Agraria Común de la UE la cual, en aquellos momentos, había decidido recortar las subvenciones a la industria agropecuaria española. Patuel, el marido de Carmen Sevilla, estaba, financieramente hablando, en una situación bastante apurada y el sueldo de su mujer, mientras duró, fue el que mantuvo a flote a “las ovejitas” que luego se harían famosas en España entera.

El componente aspiracional

A pesar de que Carmen Sevilla no tenía ni idea, pero ni idea, de cómo funcionaba la televisión de los noventa, se puede decir que su participación en el Telecupón, guiada por la sabia mano de Valerio Lazarov, fue un completo éxito prácticamente desde el principio.

Por lo siguiente: hay una verdad incuestionable en el mundo de la comunicación: a todos nos gusta ver en la pantalla lo que nosotros pensamos que son versiones mejoradas de nosotros mismos. Es lo que los teóricos americanos llaman “el componente aspiracional”. O sea, Carmen Sevilla no era más que una versión mejorada de las señoras que constituían el público objetivo del cupón de la ONCE. Y cuanto más cardado llevase el pelo, mejor; y cuantas más bisutería escandalosa llevase, mejor; y cuanto más fuera vestida como la madrina de una boda de quiero y no puedo, mejor todavía.

Siempre que veo a HC Strache, el jefe de la ultraderecha austriaca, me acuerdo de Carmen Sevilla.

Articulo publicado en Política/Economía con las etiquetas: , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Responses to HC Strache y Carmen Sevilla: iconos pop, vidas paralelas (1/2)

  1. Pingback: Andreas Gabalier, Madre Coraje y Vaya par de Gemelas | Viena Directo

  2. Pingback: Karl Lueger, Mandela y la memoria histórica a la vienesa | Viena Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.