Viena a las tres: ponga una cámara analógica en su vida

Uniflex in red

La foto que está junto a estas líneas es la de uno de los regalos que más ilusión me han hecho durante 2013. Por eso la traigo aquí. Se trata de una cámara que me regalaron mis amigos Toni y Mar. Es de los años cincuenta, americana y utiliza película de formato medio !Lo que he podido yo fardar durante estos meses de mi cámara antigua! !La de veces que he hecho la broma de que tiene cero megapixels! !La de veces que me han preguntado “Y eso ¿Hace fotos de verdad?”! Luego, la gente te veía maniobrar con las ruedecillas, enfocar (aquí, hay que hacer labor pedagógica, dejarles mirar por el visor y eso) y ya se les pasaba la prevención.

Por cierto, esta cámara no fue la única que me he comprado este año. Gracias a los buenos oficios regateadores de mi amigo Pedro (pueden mis lectores escuchar su voz en el maravilloso y nunca suficientemente ponderado podcast Zona de descarga) me compré una Agfa también de formato medio que funciona fenomenal.

Como Viena a las Tres es una sección de pistas, tengo que decir: la meca de los fanáticos de la fotografía vieneses se encuentra en la Westbahnstrasse. Allí se puede comprar todo lo necesario y le asesorarán de todas sus dudas. Si uno tiene ganas, puede ir también a la galería Westlicht (la Ostlicht está en los locales de la antigua fábrica de Anker). En la Westlicht uno puede ver espléndidas exposiciones de fotografía y admirar la estupenda colección de cámaras antiguas que es una de las más antiguas del mundo.

Articulo publicado en Cultura con las etiquetas: , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me