Viena a las tres: esoterismo en el palacio de Schönbrunn (1)

Palacio de SchonbrunnLa historia de Austria es inabarcable y ha dado algunos personajes auténticamente singulares. Uno de los más extraordinarios puede que sea Francisco Esteban de Lorena, el marido de la emperatriz Maria Theresia. Él y su mujer formaron un equipo que solo pudo disolver la muerte de él. Un equipo que empezaba en el lecho conyugal (Francisco era feote pero debía de ser un sex machine) y se prolongaba en la política. Mientras ella se dedicaba a gobernar Austria como una déspota ilustrada, él se dedicaba a forrarse por los dos como comerciante.

Como muchas personas de su época, Francisco Esteban era un gran aficionado al ocultismo y a lo esotérico. Como en su época, Austria pasó de ser un reino prácticamente en bancarrota a una floreciente máquina de producir pasta, tanto el emperador como su mujer pudieron dedicarse a construir hermosos edificios que embellecieron Viena. De su época, data la ampliación del palacio de Schönbrunn, en principio un pabellón de caza que era propiedad de los Habsburgo desde la edad media, hasta que adquirió la forma que conocemos hoy.

Naturalmente, las ciencias ocultas están presentes en Schönbrunn convirtiéndo el palacio en toda una mina para los investigadores de símbolos. Dejaremos hoy el obelisco que corona la gruta que se sitúa en el jardín y nos ocuparemos de la planta general de los jardines. El motivo que se repite es el pentágono, cuyas diagonales forman una estrella de cinco puntas (mis lectores madrileños se acordarán porque era el logotipo de Telemadrid) en cuyo interior se forma un pentágono que contiene a su vez otra estrella (hasta el infinito). A este símbolo se le conocía como Pie de Druida o Sello de Salomón o Símbolo de Venus y pasaba por ser un talismán potente en la antigüedad contra todo tipo de demonios.

Con la llegada del cristianismo, la Iglesia condenó este símbolo por pagano y lo tachó de diabólico. Pero no era así.

En la planta de los accidentes principales de los jardines de Schönbrunn está inscrito un pentágono regular cuyas cinco puntas son: La Gloriette, la entrada del zoo, el museo de coches, la orangerie y el obelisco. En el interior de este pentágono se inscribe otro, cuyas cinco puntas son los dos extremos de la fuente de neptuno, las dos fuentes con las náyades y el centro del primer parterre de flores.

Pero hay otra estrella de cinco puntas en Schönbrunn, esta más oculta. Pero de esa hablaremos mañana.

Articulo publicado en Uncategorized, Viena a las tres con las etiquetas: , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 Responses to Viena a las tres: esoterismo en el palacio de Schönbrunn (1)

  1. Andrea dice:

    Interesante! Pero me he pasado un buen rato mirando el mapa del Schonbrunn en Google Maps y no consigue visualizar las estrellas que mencionas. Seria genial que subieses una foto del mapa donde las marcas para que los que con poco ojo como yo, podamos distinguirlas bien 🙂 Saludos!!

  2. Pedro dice:

    Hay que ver qué cosas tenía Paco Loren, mi Gründer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.