Baile de la Ópera de Viena 2014

Opernball 2014Un año más, en el último jueves de carnaval, la Ópera Estatal de Viena se ha convertido en el salón danzante más hermoso del mundo, en el rompeolas de todas las Austrias. Punto de encuentro de los lectores del Österreich, pero también de los que están en la pomada y leen Profil.

27 de Febrero.- Esto ha sido todo lo que ha dado de sí. Como todos los años, Viena Directo te lleva al Opernball

21:13.- Empieza la retransmisión del Opernball en la ORF, televisión pública austriaca. A los mandos, Miriam Weichselbaum (que no tiene nada que ver con la pava, digooo perdón, con la bisoña debutante de hace unos años y que ahora tiene muchísimas tablas y muchísimas horas de directo) y Alfons Haider, yerno ideal de todas las suegras, el cual, a base de estiramientos, está potenciando su parecido con Spock (Leonard Nimoy). Haider va vestido, como manda el protocolo, con un frac intachable –este año no ha cedido a ninguna extravagancia- ella, de negro, con un abrigo de piel de mono, un tanto años veinte –del siglo pasado- que la protege del (nulo) fresco reinante en el exterior de la Ópera de Viena.

En la parte cultural, Barbara Rett (también como siempre). Antes de seguir, diré que la quiero. La quiero. Y aún diré más, la quiero. En el Opernball, la ORF pone, como diría Sofi Mazagatos, todo el corazón en el asador y, naturalmente, Rett es uno de sus pesos pesados. Se lo sabe todo,habla todos los idiomas y…Bueno: una maravilla.

El único defecto, no sabe vestirse. Rett se ha abonado este año (también) a un modelo de color turquesa y corte imperio que la hace mayor y no la favorece nada. Pero bueno: el traje cero glamuroso de Barbara Rett, como el traje-pijama de la Bundespresidentin pertenece a las tradiciones del Opernball.

21:20.- Seguimos calentando motores. Miriam Weichselbaum entrevista a The Wallets, el grupo que pone la música (facción pop sin mayores pretensiones) en aquellas zonas de la Ópera Estatal no abonadas al vals y a la polca. Son alta aristocracia de la música, ninguno mide menos de dos metros y van vestidos de El sombrerero loco de Alicia en el País de las Maravillas.

21:23.- Lugner llega a la Ópera acompañado de Kim Kardashian. Kardashian tiene cero encanto y en todo momento demuestra que, si bien está en cuerpo (de jamona siempre al borde de reventar todas las costuras de cualquier cosa que lleve puesta) en espíritu está muy lejos. Lugner se hace acompañar y proteger por unos cuantos guardaespaldas con pinta de haberse escapado de alguna penitenciaría.

21:24.- Ante las cámaras de la ORF y ante el amable micrófono de Alfons Haider comparecen las únicas personas más o menos normales hasta el momento.El autor de la escultura oficial del Opernball (¡?) y señora. Haider le pregunta al artista qué representa lo que ha creado y el buen hombre se hace la picha un lío y reconoce que no tiene ni idea.

21:28.- Miriam Weichselbaum tiene un momento Príncipe Gitano (in the ghetoooor) entrevistando al tipo (inglés) que ha prestado un enorme servicio a la Humanidad: ha diseñado las tiaras, pequeñas coronitas, que llevarán las debutantes en la apertura del baile.

21:29.- La Sra. Embajadora de los Estados Unidos de Obama. Haider se dirige a ella en un inglés fluido y, de pronto, indica que la Sra. Embajatriz habla alemán perfectamente por parte materna. La Sra. Lo demuestra y, acto seguido, demuestra que la lengua del país le chupa un pie y sigue en inglés. Haider le pregunta qué es lo que más le gusta de Austria y ella, muy aclimatada al tema diplomático, contesta lo que le sale de la peineta.

21:34.- En el Opernball se arrejunta todo lo mucho y bueno (en realidad siempre lo mismo) que puede ofrecer la cultura de este gran país. Herr Attersee (autor de la escultura que corona el edificio de los grandes almacenes C&A en Maria Hilferstrasse comparece con su señora, que va vestida para provocar la crueldad ajena. No solo tiene un serio problema de alopecia (que me temo que acentúa a base de teñirse el pelo de rojo) sino que va vestida totalmente de diablesa. Reina, es carnaval, pero tampoco hay que pasarse.

21:38.- ¡DJ Ötzi! Herr Anton aus Tirol en persona. Esta vez sin gorrito. Los lectores del Österreich seguro que están contentos.

21:40.- Herr Häupel, el alcalde de Viena (me entero hoy que es entomólogo) aparece orondo y luciendo una ancha banda sobre el vientre potente.

21:41.- El Presidente de EPR y su charmante gattin, frau Fischer, aparecen acompañados de Koffi Annan y su señora (en realidad, en vez de Koffi Annan podría haber aparecido Morgan Freeman y nadie lo hubiera notado). Frau presidentin, por cierto, ha abandonado el discreto traje gris, tan parecido a un pijama, con el que viene todos los años.

21:47.- Barbara Rett con la cultura. Después de presentar a todo el elenco de la Ópera, con quien frau Rett parece estar más familiarizada que con sus propios parientes, la Rett empieza a entrevistar en un francés perfecto al que dirigirá a la filarmónica. Un señor galo, risueño y con pinta de ser como Platero, el burro (con perdón) de Juan Ramón el cual parecía no tener huesos sino estar relleno de algodón ¡A quien le importa! Dagmar Koller –la Carmen Sevilla de Austria- habla en un palco con otra gente y el realizador la enfoca. La Koller va de negro, con un vestido de cuello a la caja. Después de los cincuenta, ninguna señora que se respete debería enseñar los hombros.

21:52.- Alfons y Desirée (la organizadora del evento). El gay y su musa. La aristócrata y el presentador, como siempre, a partir un piñón.  Este año Desirée no va vestida de novia de gangster ruso, sino que hace honor a la tradicción local que llama “Muttern” (madre) a las organizadoras del Opernball. Así, este año ha elegido un modelo de institutriz o estricta gobernanta.

21: 57.- También, como todos los años, Alfons Haider y Miriam Weichselbaum entrevistan a Herr Fischer, presidente de EPR, a su encantadora (y timidísima, y discretísima) esposa y a Koffi Annan y a su Annana. Se intercambian las preguntas intrascendentes de costumbre y, para coronar quizá los cinco minutos más sinsorgos de la Historia de la televisión, Miriam Weichselbaum saca un móvil  se hace un selfie con el bundespresident. En casa, qué quieren mis lectores que les diga, lo encontramos un poco baratuno. Pero a los guionistas de la ORF no dan para más.

Koffi Annan, a diferencia de Ban Ki Moon, el cual hizo algunas monerías, se porta muy bien y no hace el “shorra”.

22:03.- Terminada la entrevista, empieza la chicha: la apertura oficial. Fanfarria.

22:04.- Himno austriaco

22:05.- Himno de la Unión Europea.

22:06.- Entran las debutantes. Este año, las carabinas (profesoras de baile) van de rojo (en realidad, los vestidos más elegantes hasta ahora). La sala de la Ópera está decorada con claveles (casi se me olvida decirlo) pero las niñas de la sociedad llevan en las manos ramitos de violetas ¿Serán felices en sus matrimonios aunque sus maridos sean los mismos demonios? (lo siento: no lo he podido evitar).

22:12.- Los solistas de la Ópera. Albion Polka de Richard Strauss.

22:17.- Los alevines bailan la Dance Diabolique. Muy bonito todo.

22:23.- Momento Concierto de Año nuevo. Obertura de La Gazza Ladra, de Rossini por la Filarmónica de Viena. Bonitos planos del hermoso edificio de la Ópera estatal.

22:32.- Más Rossini: Di tanti Palpiti, de la Ópera Tancredi. La cantante, mueve la cabeza con mucha pasión. Solo un problema: lleva unos pendientes largos que tintinean contra el micro.

22:37.- Depuis le Jour, de Louise, ópera de Charpentier. Una interpretación ex-qui-si-ta.

22:43 Pourquoi me reveiller de Werther.

22:50.- Fin de la aperture con el tradiccional

ALLES WALZER!!!

_____________________________________________________________________

zona de descargaEl sábado vamos a tener, de nuevo, un programa de lo más especial. Con muchas risas, pero también mucho amor. Mientras tanto, puedes ir calentando motores con el de la semana pasada !No te quedes sin escuchar tu Zona de Descarga!

Articulo publicado en Cultura con las etiquetas: , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Baile de la Ópera de Viena 2014

  1. Es raro no leer sobre la asistencia de algún Habsburgo a este baile. Por otra parte, esa ausencia es como que le quita aura histórico concerniente a la dinastía, y por la cual millones de personas visitan Austria. No creo que el gobierno haya prohibido a los constructores de esos edificios, como el de la Opera, asistir a los eventos que se realizan en ellos. Es más, creo que son invitados permanentemente pero por alguna razón no asisten.¿Cuál es la respuesta a esa ignorancia mía?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.