Austria es…¿Cómo decirlo? Peculiar

camareroLa estructura de la economía austriaca tiene algunas peculiaridades que solo perviven aquí y que ayudan a mantener la paz social. Una de ellas es la Arbeiterkammer.

1 de Abril.- Yo tengo un amigo que, muy acertadamente, dice que la economía austriaca es un caso curioso entre el capitalismo y el comunismo. Aunque yo diría más bien que es un caso curioso entre el capitalismo y la economía medieval.

En España como en Austria

Estas peculiaridades de la economía austriaca hunden sus raíces en el gobierno de aspiraciones totalitarias del canciller Dollfuss, aunque ya eran una tendencia fuerte durante la monarquía. Una vez prohibida la socialdemocracia, a mediados de los treinta del siglo pasado, el pequeño canciller decidió abolir también las clases sociales y los sindicatos que a él, como todo lo marxista, le olían a azufre, y organizar a los austriacos en gremios, por oficios, bajo el ojo vigilante de Dios Padre, en su mejor interpretación de guardia de tráfico que separa a los buenos de los revoltosos.

Cuando los del tito Adolfo pusieron pie en esta hermosa república y la sojuzgaron, mantuvieron la paz social, aparte de con los medios que solo están al alcance de las dictaduras –o sea, darle matarile al disidente-, convenciendo a los empresarios de que era mejor prevenir la conflictividad cediendo una parte de los beneficios, creando un entramado legal muy favorable para el trabajador, que luego tener que reparar los disturbios.

En España, por ejemplo, también era así. Las dictaduras son siempre proteccionistas. El mecanismo de control de las relaciones laborales del franquismo era el sindicato vertical, y este imponía la obligación de afiliarse por ramas de actividad, si uno quería tener permiso del Estado para ejercer casi todos los oficios. El más famoso, por haber estado en boca de todas las folklóricas, era el Sindicato Nacional del Espectáculo. Para obtener el carné, se establecía un periodo de meritoriaje que, al cabo un plazo, daba derecho a cantar lo de Doce Cascabeles previo pago del empresario. Había también establecimientos comerciales que estaban sometidos a férreo control estatal (a medias subvención pero, sobre todo, férreo control de la competencia) como por ejemplo los estancos, cuya concesión se daba a gente afecta a los del tito Paco porque, en una época en la que fumaba todo el mundo, representaban un seguro de vida y aún de opulencia; o las farmacias.

La cámara de los trabajadores

Después de la Guerra Mundial, en Austria, vieron los aliados que todo esto era bueno (a nadie le interesaba que hubiera revueltas en los duros tiempos de la posguerra) así que, la vuelta a la legalidad una socialdemocracia menos levantisca que la del periodo de entreguerras ayudó al buen funcionamiento de un sistema con gran peso de lo público y del proteccionismo, el cual poco a poco nos va pareciendo una reliquia y que, en muchos casos, solo pervive aquí.

Así, por ejemplo, los deshollinadores son personas que, para ejercer, tienen que pasar un examen del “gremio” de deshollinadores (suena friki pero es así totalmente), el cual controla cuántos puede haber para que no caigan los sueldos de estas personas cuya visión se dice que trae buena suerte. Asimismo, para ser fotógrafo y poder vender las fotos que uno hace –las de estudio, las de prensa no- uno tiene que pasar un examen que le dé el título para poder ejercer.

La única manera de obtener el título es pasar por unos cursos –de pago, por supuesto- que actúan como escalón de entrada para mantener constante el número de fotógrafos e, indirectamente, los precios convenientemente altos para que siga siendo rentable hacerse el curso y poder ejercer. Lo que viene siendo un lucrativo círculo vicioso.

Una de las instituciones que perviven de este modelo proteccionista y (afortunadamente para los que curramos aquí) pro-trabajador, es la Cámara de los Trabajadores o Arbeiterkammer. Hay una en cada Land, o provincia austriaca. Un ente que se renueva mediante las correspondientes elecciones en las que los trabajadores y empleados austriacos tienen derecho a voto y los partidos políticos y otras asociaciones cuasi gremiales presentan listas cerradas de elegibles.

La/Las Arbeiterkammer, cuyas elecciones acaban de celebrarse hace una semana tiene, aparte de las funciones típicas de interlocutor en el diálogo social, otras que en España realizan, por ejemplo, los sindicatos. Tales como la formación, la asesoría legal de los trabajadores y, la defensa de los consumidores. Se financia con un 0.5% del salario bruto de cada trabajador. A cambio, por ejemplo, la AK subvenciona 100 al año en formación –en convenio con las Volkshochschulen ofrecen una amplia gama de cursos, también de alemán-.

En fin ¿Y esto a qué venía? Sí, yo había pensado contar todo esto porque iba a hablar de una campaña muy friki del FPÖ, pero me he enrollado, me he enrollado y…Bueno, quizá estos días hable de ello.

Pedro te lleva de aventuras Kopie

¿Te has puesto ya al día de las aventuras de los botánicos en la España del siglo XIX? ¿No? !A qué esperas! Pedro te lleva a un país de manolas y bandoleros, de posadas llenas de chinches y montes infestados de ladrones, de plantas que sólo crecen en rincones muy escogidos del mundo, de personas que lo sacrificaron todo por la ciencia !No te lo pierdas!

Articulo publicado en Austria con las etiquetas: , , . Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Austria es…¿Cómo decirlo? Peculiar

  1. Bad Vöslauer dice:

    Paco , súblime la iustración que nios ofreces a cerca de la vida viení, pero tengo dos correcciones o apuntes que hacer ,quizá solo sea mi visión.

    Los estancos y las administraciones de loterías son concesiones del Estado a huerfan@s o tullidos de la guerra, obvia decir que del bando alzista.

    El sistema de apertura de oficina de Farmacia en la tierra íbera roza el sistema de cartel colombiano. Con la excepción navarra, para eso tienen facultad propia en la institución del Escrivá-no, en la que la apertura es libre y los propietarios se las ven y se las desean para llegar a fin de mes. Es dura la libre competencia, porque además no pueden bajar la persiana ya que ofrecen un servicio público como el de conseguir drogas de buena calidad cuando uno está malito. Si bien el concurso es libre y publico se obtienen más puntos si ya se tiene otra oficina en propiedad o si algún familiar en primer o segundo grado es propietaria de la misma.Se heredan y te dan 10 años de lapso para iniciar y finalizar los estudios del ramo. En fin un reducto de libertad, en esta Egpaña post-adolfista como puedes comprobar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.