Los austriacos «se froyan» demasiado poco

El emperador felizEn todos los tópicos hay algo de verdad y este no podía ser menos.

2 de Septiembre.- Entre los españoles que vivimos en estas bonitas tierras, es un tópico que, de puro repetido, empieza a oler un poco a chamusquina: los españoles, en el sur, nos lo pasamos fenomenal, vivimos genial, comemos de escándalo y nos pasamos todo el día de lingotazo en lingotazo y de tapa en tapa.

La vida para nosotros, como dicen aquí, es un concierto de los deseos. Si no fuera porque Cruella de Merkel anda haciendo de las suyas para fundar el IV Reich y la economía española estuviera mejor, anda que íbamos a habernos venido aquí a pasar frío y a ver gente ceñuda por la calle.

Pues eso.

Porque aquí la gente, señora, no sabe divertirse. No hay marcha y todo el mundo va por la calle con esa cara que se le ponía a la rana Gustavo, la de Barrio Sésamo, cuando se enfadaba ¡Anda que no son esaboríos por estas tierras! Diga usted que sí, que parece que les han metido un palo de escoba por el cabo de Buena Esperanza y andan todo el día como reveníos.

Pero en fin, qué vamos a hacerle ¿Verdad? La vida hay que tomarla como viene

Ya tendremos tiempo cuando nos jubilemos de mirar a las niñas –o a los niños,según- pasear su soledad por la playa de Marbella luciendo su piel morena.

Bueno, lo dejo ya.

Es un tópico, claro, pero, según un reciente estudio de la facultad de sociología de la ciudad de Viena, puede ser que en él, como pasa con todos los tópicos, haya un poco de razón.

Después de dos años dos de preguntas y entrevistas, los sociólogos han llegado a la conclusión de que solo un veinte por ciento de las austriacas y los austriacos son totalmente felices y felizas y para ellos y para ellas la vida es una tómbola de luz y de color.

El perfil de austriaco feliz es una persona que vive en un núcleo urbano grandecito, que está casado/a y que tiene estudios.

Las personas solteras o solas –cada vez más en este país, por übrigens– se conoce que, al tener que lavar a mano lo que los casados o emparejados lavan a máquina, se sienten menos realizados. Lo mismo que las personas que cuentan con los estudios justitos para leer el Joite.

Yo, personalmente, creo que las personas con estudios no es que sean más felices en general, sino que los estudios garantizan un cierto nivel de tolerancia a la frustración. Y la vida, señora, es básicamente eso: no poder hacer todo el rato lo que te sale del fandango.

Si aceptas eso, pues evidentemente eres mucho más feliz.

Una de las razones por las que los austriacos están más mustios es por el asunto de las actividades horizontales,aquellas batallas de las que Lope decían que se libraban en campos de pluma (suerte que existe el programa de Elisabeth Spira para intentar que el club de los corazones solitarios tenga menos miembros cada vez). Sin embargo, aquí el descontento va por barrios. En las austriacas esta infelicidad se manifiesta en el hecho de que, con la edad, se sienten menos atractivas y menos deseables en tanto que los hombres, lo que más sienten, es tener un caudal de energía sexual aún disponible y, a pesar de estar hechos unos toretes, tener que contemplar por la calle que hay por ahí tanto trastévere que pasa hambre y a quien se le podria hacer un apaño.

Eso de que es peligroso casarse a los sesenta se queda para Don Paco Martínez Soria. Sobre todo en este mundo en donde los cuarenta son los nuevos treinta, y los setenta los nuevos veinticinco.

Y si no, que se lo digan a Richard Lugner, que anda casándose a su edad con chiquillas que podrían ser no ya sus hijas, sino sus nietas. Todo sea por evitar la infelicidad.

Articulo publicado en Austria con las etiquetas: , , . Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Los austriacos «se froyan» demasiado poco

  1. Sandra dice:

    ¡Ay Paco,pero que buena tu reflexión!.Los tópicos no siempre se cumplen y es peligroso generalizar,pero cierto es que puede que ese sentimiento de ponerle una sonrisa a la vida esté un poquito escondido en los corazones de muuuchos aborígenes.Por eso me vine yo a Austria,para salvar al menos a uno,mi tirolés y hacer que le salga ese el mundo por montera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.