Hágase austriaco en 25 cómodos pasos

tatuaje con el escudo de la república austriaca¿Quiere usted estar integrado y no sabe usted por dónde empezar? !Es mucho más fácil de lo que usted cree! No tiene más que seguir estos pasos.

Este post, en más negro que el original, está inspirado en este.

  1. Descalzate al entrar en casa o, por lo menos, si llegas a una casa que no es la tuya, haz el amago para que el dueño de la casa te pueda decir “no, no, déjate los zapatos puestos”.
  2. Piérdele el miedo a la glucosa: repite conmigo: el azúcar en cantidades industriales es uno de los placeres de la vida.
  3. Si tienes que hacer un regalo, fabrícalo con tus propias manos si puede ser. Así, la persona sabrá que la quieres y que has empleado lo más valioso que tienes, que es tu tiempo, para agasajarla.
  4. Quéjate de la climatología. No importa de cuál. Si hace frío, suspira ruidosamente y di que añoras los días de calor. Si hace calor, di que como en pleno invierno, cuando el cuervo vuela bajo, no se está en ninguna época del año.
  5. Expresa en alto, con regularidad suficiente que tu deseo es que fuera siempre navidad. Cuando lleguen esas fechas, castígate el hígado (y los intestinos) con vino salvajemente azucarado (ver punto 2). Experimenta el maravilloso poder laxante de los caldos de la tierra.
  6. Deja que tu vida se impregne de un sano sentido arqueológico. Que cuanto más viejas sean las personas o las cosas, más te gusten.
  7. Repite conmigo: el sexo, no necesariamente conlleva amor. Si vives en una relación de largo recorrido, trata de convencer a tu pareja de que “folgar” con otras personas no es, necesariamente, ser infiel, sino un desahogo saludable que el cuerpo necesita de vez en cuando. Suerte en el intento.
  8. No sonrías a desconocidos a no ser que sea estrictamente necesario.
  9. Aumenta tu consumo de schnaps (aguardiente) en la misma medida que sube tu consumo de azúcar (ver punto 2). Que, al objeto de estar integrado, no te importe ingerirlo a horas intempestivas. Por ejemplo, el desayuno. Convéncete de que el schnaps lo cura todo. Desde el escorbuto hasta el acné, pasando por el alcoholismo.
  10. Abomina de la Unión Europea. Adapta el famoso eslogan “España nos roba” y cambialo por “La Unión Europea nos roba”. Añade a cualquier conversación en que aparezca la Unión Europea las palabras “burócratas” o “ineficientes”, compáralo con el comunismo felizmente periclitado y quéjate de la cantidad de normas absurdas que la Unión Europea nos ha impuesto a todos desde que empezó a existir.
  11. Repite conmigo: Hitler era alemán y Strache es solamente un populista inofensivo.
  12. En verano, tórrate al sol sin protección ninguna. En invierno, en cuanto empiece a nevar, sal a la calle y da saltos de alegría.
  13. Refunfuña (si puede ser, por lo menos, durante una década) ante cualquier novedad, aunque sea una novedad que te mejore la vida. Al fin y al cabo una novedad acarrea todo tipo de inconvenientes enojosos como, por ejemplo…Euh… adaptarse, pensar…(Ay, madre, sólo de imaginármelo ya me mareo).
  14. Haz nudismo (esta, mola).
  15. Tenle tirria a los alemanes e insiste en que son cabezas cuadradas, en que utilizan unas palabras que ni son alemán ni ná, y en que Hitler era alemán y Strache solo un populista inofensivo(ver punto 11).
  16. Haz senderismo. Conciénciate de que tenemos un planeta solamente, y que no tiene recambio. Ama las especies vegetales y florales y a los animalitos del campo, más que a las personas (a pesar de lo que pudiera parece, esto no es un comentario sarcástico: soy de la firme opinión de que hay personas que merecen mucho menos amor que mi gata Mathilde)
  17. Considera bárbaros salvajes a los que piensan que los perros no deberían entrar a los sitios en donde comemos los humanos.
  18. Considera bárbaros salvajes, comunistas y calzonazos, lacayos de la perversa UE (ver punto 10) a los que piden la prohibición de que se fume en los espacios públicos y haz saber a tus amistades que a ti, lo del cáncer de pulmón, los enfisemas y demás te parece un cuento de viejas.
  19. Declárate republicano, considera a los monárquicos unos “trijtes” pero, al mismo tiempo, decora tu vida con fotos de un emperador abuelete y de su señora drogadicta y anoréxica.
  20. Aprende a bailar divinamente vals, polkas y tangos.
  21. Evita los comentarios sarcásticos sobre el bajo nivel de las letras del schlagger.
  22. un firme defensor de tu intimidad.
  23. Haz coñas salvajes con la muerte (esta es muy sana), piérdele el yuyu a cementerios y velatorios. Oscurece tu sentido del humor hasta que adquiera un tono negro oscuro.
  24. Planéalo todo todo todo (pero todo ¿Eh?) con varios meses de antelación. Para quedar con cualquier persona, por muy nimio que sea el pretexto, envíale un mensaje por lo menos tres meses antes preguntándole, por supuesto, si tiene tiempo (ver punto 3).
  25. Mira Krimis (no para sacar ideas, sino para relajarte)
Articulo publicado en Austria con las etiquetas: , , . Guarda el enlace permanente.

6 Responses to Hágase austriaco en 25 cómodos pasos

  1. Marta dice:

    Faltan dos: deja de ducharte todos los días (o por lo menos de sentir la obligación de hacerlo) y ama el leberkäse

  2. Eli dice:

    He flipado con el contraste de la super defensa que hacen del ecosistema por medio de su estricto y recomendable reciclaje (del que no me quejo, todo lo contrario) y de la poca defensa a la salud ajena. No se han enterado que en el primer mundo no se fuma en lugares públicos?.

  3. Ernesto Pastore dice:

    ¿Adicta a qué droga era la señora del abuelete emperador?

    • Paco Bernal dice:

      Cocaína. Se la recetaban para animarla después de las dietas caballares que hacía. En aquella época era normal recetar cocaina como reconstituyente. TAmbién era vigoréxica y anoréxica

  4. Ana dice:

    La 2 no la pillo. Yo creo q los españoles tomamos más azúcar q los austriacos. Nuestros dulces son más dulces (valga la redundancia) y los cafés como mínimo 2-3 cucharillitas de azúcar no te las quita nadie, sin embargo aquí se lo ahorran. No estáis de acuerdo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.