La nueva Hauptbahnhof de Viena

Wien HauptbahnhofA principios de 2010, la antigua Estación Sur de Viena sucumbió bajo la piqueta. En su lugar, hoy se levanta la nueva, moderna, estación central. Un viaje en el tiempo.

11 de Octubre.- El 13 de Diciembre de 2009, la sala principal de la Estación Sur (Südbahnhof) de Viena, se cerró para siempre. La empresa estatal de los ferrocarriles austriacos (ÖBB) organizó una fiesta con DJs, música y luces para despedir a la infraestructura que, hasta entonces, había permitido a los vieneses irse a Burgenland a bañarse al lago Neusiedl o coger el tren nocturno que los llevase a Venecia (meca del turismo austriaco y alemán de posguerra).

El trozo de tierra en el que se asentaba la Südbahnhof ha sido uno de los que más trasiego constructivo ha tenido en los últimos trescientos años de vida de esta capital como no tardaron en comprobar los arqueólogos. Sobre el primitivo Matzleindorfer Friedhof, cementerio que se asentó en los mismos predios cuando el Belvedere era aún el aislado retiro en donde el Prinz Eugen, héroe de la resistencia contra los turcos, se llevaba a los hermosos mancebos con los que se divertía, se construyó la primera estación de ferrocarril en 1840 (apenas un gigantesco hangar para albergar al ferrocarril, tecnología punta de aquel momento). Sobre esta estación, la de 1874, ya en pleno y radiante auge de la monarquía del emperador Francisco José y, por último, la estación sur que sería pasto de la piqueta a principios del año 2010 y que fue levantada sobre las ruinas de esta entre 1955 y 1958, cuando todo el mundo quería olvidarse de la guerra.

Mientras las excavadoras dejaban sitio para la estación que se inauguró ayer oficialmente –aunque irá entrando en servicio progresivamente hasta diciembre de este año- y los arqueólogos iban seleccionando aquellos hallazgos que convenía preservar, se encontraron los muros de la estación de 1874 (incluido el lugar en donde estaban las taquillas), los búnqueres que se construyeron en la segunda guerra mundial e, incluso, un vehículo blindado convertido en chatarra, que había quedado enterrado tras la explosión de una bomba (ahora está en uno de los mejores museos de Viena, el arsenal).


A partir de entonces, han sido cuatro años de construcción que se han podido ver desde la mayor torre de madera de Europa, el Bahnorama (la sombra se ve en la segunda foto) la cual será desmontada próximamente. Una obra gigantesca, sin duda, la más grande de Austria y, por si fuera poca singularidad, hasta el momento, absolutamente inmaculada de escándalos y corrupción.



Estas son las fotos de la nueva estación. Algunas más, aquí.

 

Articulo publicado en Austria con las etiquetas: , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Responses to La nueva Hauptbahnhof de Viena

  1. Pingback: Una mañana de domingo en Viena | Viena Directo

  2. Pingback: El orígen de los nombres de algunos distritos vieneses (1) | Viena Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.