En Viena está ya convocada la siguiente

LederhosenNo nos habíamos recuperado del baile y ya sale el segundo de la tarde. Los de PEGIDA se harán mañana vivos en el centro de esta capital.

1 de Febrero.- No nos habíamos recuperado de la del baile (54 detenidos, una decena larga de descalabrados) cuando ya sale el segundo de la tarde.

La primera de PEGIDA Austria (Chispas)

Mañana, está convocada la primera manifestación de la rama austriaca de PEGIDA. A las seis y media, los simpatizantes de este movimiento se concentrarán en la plaza del Freyung vienés, para pedir que se detenga la supuesta islamización de Occidente. Como en otros muchos lugares, como Encarna Sánchez, la locutora (q.e.p.d.), como el tito Adolfo y sus boys en su momento, como tantos y tantos que uno ya no menciona por no cansar, los de PEGIDA –los de aquí y los de allá- aseguran contar con el beneplácito “del pueblo”. Ese pueblo compuesto por gente sana, humilde, sufrida, trabajadora, que no puede evitar sentir un escalofrío cuando ve pasar a su lado por la calle a algún practicante de la religión mahometana.

Al mismo tiempo, naturalmente, está convocada una contramanifestación.

Bajo el lema “Kein Platz für Rassismus”, otros exégetas del pensamiento del pueblo soberano se juntarán en la plaza del Museums Quartier vienés y, desde allí, se dirigirán a la plaza de la catedral de San Esteban, para pedir un mundo en el que cada cual pueda practicar la religión que mejor le convenga e ir por la calle en bolas o tapado hasta que no se le vean más que los ojos, según su voluntad. En fin.

Naturalmente, como sucedió el viernes, habrá nutrida presencia policial para separar a un grupo de otro y que no lleguen a las manos (cosa que estaría muy poco en consonancia con los valores cristianos que los de la cofradía de la anti-islamización dicen defender).

El portavoz de Pegida Austria tiene cara (sin segundas)

Por otro lado, según informan los medios informativos austriacos, la rama local de PEGIDA ya tiene su portavoz oficial. Se trata de un caballero que se llama Georg Inmmanuel Nagel, de unos treinta y cinco años y del que solo se sabe que se dedica al oficio de “publicista” (no tiene nada que ver con la publicidad, por cierto; en alemán, un “publizist” se dedica a escribir textos y publicarlos, ya en forma de artículos o de libros: si, en España, los tertulianos supieran leer y escribir –cosa e la que es fácil dudar en la mayor parte de los casos- podrían ser publicistas sin ningún problema).

Nagel ha publicado sus textos, en los que se declara encorajinado por el declive de los valores cristianos occidentales y la exensión perniciosa del islam, en varios medios de tendencia muy conservadora. El próximo fichaje de los verdes no va a ser el hombre (ni tampoco creemos que se lo haya propuesto).

A través de Georg Inmanuel Nagel, PEGIDA ha hecho saber que “el pueblo” , que no es ni de izquierdas ni de derechas y que, por tanto, solo entiende de sentido común y no es esclavo de los intereses de ninguna casta, el pueblo, decía, pide que se cambien radicalmente las leyes migratorias y de asilo político, para que solo puedan pedir asilo en Europa los europeos (los cuales, gracias a Dios, no lo necesitamos para nada, pero esto “ni falta que le importa” al señor Nagel). Según los señores de PEGIDA, uno que pide asilo de verdad, lo que quiere es estar cerca de su país y no irse por ahí a conocer mundo. Así que cada uno en su continente y Dios en el de todos.

También piden que se prohiba por ley cualquier apología de la ley islámica y la reducción del islam y sus prácticas a un ámbito privado (en cambio, naturalmente, el que las mocitas vayan a misa del brazo de su madre debe ser una circunstancia bien pública, porque así ha sido siempre desde que el mundo es mundo).

Nagel, en declaraciones a Die Presse, se muestra comprensivo, en cambio, con el caso de unos Hooligans que apalizaron a unos árabes en Viena hace poco. Se debe, dice, al estado de terror en el que vive la gente, inmersa por inacción de sus políticos en un estado de cosas que hace que terminen escapándoseles las situaciones de las manos.

Por lo demás, los malandrines de este rotativo vienés también han exhumado algunas de las cosas que Nagel ha publicado en su función de publicista y en donde se duele de que la clientela electoral del Gobierno (y aquí, decir Gobierno es la coalición gobernante desde después de la guerra mundial) ya no es “el auténtico vienés, sino “das aus aller Welt eigens zu diesem Zwecke importierte Gesindel“ (“la chusma importada desde todo el mundo para tal fin”).

¿Hace falta decir más?

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.