Hans Peter Doskozil: el hombre que está allí

policíaLa crisis de los refugiados le ha cambiado la vida a Hans Peter Doskozil. No solo ha depositado sobre él una gran carga de trabajo, sino que le ha hecho conocido.

20 de Septiembre.- El reparto, lo mismo en las películas que en Gran Hermano (que es otra película, aunque muchos de sus espectadores no tengan ni idea) el reparto, decía, es fundamental.

Actor y personaje, idealmente, tendrían que encajar como un tapón con la botella que tapa. Un buen actor, haciendo el papel equivocado, nos fastidia la película porque le quita credibilidad y fuerza a ese tren en marcha e imparable que todo filme debería ser.

A todos nos vienen a la cabeza decisiones de casting que solo Almodóvar podría permitirse (bueno, salvo lo de hacer que Marisa Paredes sea un ama de llaves brasileña, que eso, ni Almodóvar se lo hubiera debido permitir) y personajes que solo determinados actores podrían haber interpretado.

Una de mis películas favoritas es Capote. Si mis lectores no la han visto todavía, les sugiero que primero, se cambien la vida leyendo „A Sangre Fría“ de Truman ídem (un escritor inagotable que cubre toda la gama de encarnaciones, desde el genio hasta „el pequeño hijoputilla“ que es como lo define, muy acertadamente, Elvira Lindo en un libro que he leido la semana pasada). Después de que su visión del mundo haya cambiado, porque „A sangre fría“ es un libro que te cambia la visión del mundo, de la vida y de la muerte, pónganse mis lectores a ver la película y disfruten. Disfruten como cochinos revolcándose en una charca. Principalmente de con qué poco (para ser una peli americana, está hecha con cuatro perras) los productores consiguen muchísimo. Y gran parte, a través del reparto.

Como español, no tengo ni idea de la cara que tenía Harper Lee en los años sesenta, ni tampoco sé cómo era Alvin Dewey, el inspector de policía que desempeña un papel primordial en la trama de A Sangre Fría, aunque los actores que encarnan a los dos personajes no podrían estar mejor. Ambos dan una humanidad enorme a su actuación, humanidad que contrasta con el pozo negro, la suma de contradicciones, que tenía que ser el alma de Truman Capote (interpretado por Philip Seymour Hoffman, el cual, como su personaje, debía de estar bastante herido interiormente).

Todo este PEDAZO de disgresión, para decir que, leyendo la entrevista con Hans Peter Doskozil que publica el Kurier (y que mis lectores que quieran practicar alemán podrán leer si pinchan en este enlace) y viendo las fotos que la acompañan, a uno le viene a la cabeza que el Sr. Doskozil es un gran acierto de casting de ese director de reparto que es Dios, el cual a veces, como Almodóvar, también hace lo que le sale de los cataplines.

En este caso, sin embargo, no.

¿Y quién es Juan Pedro Doskozil? Pues este hombre de cuarenta y cinco años, padre de dos hijos, es el jefe de policía de Burgenland y, principalmente, la persona que ha coordinado (y que sigue coordinando) estas semanas de vértigo y party non stop en la frontera de Austria con Hungría.

Le ha tocado un papel muy complicado y un trabajo que ha resuelto brillantemente, y ha demostrado que hay otras maneras de hacer las cosas. Por contraste, la bestialidad húngara de rociar a mujeres y niños con gas lacrimógeno, es mucho más bestialidad y la mano izquierda de Doskozil a la hora de manejar una situación límite demuestra también que la tontería y sobre todo la falta de empatía están al alcance de todo el mundo pero que la inteligencia al alcance de solamente unos pocos.

En pocos días, a Doskozil también le ha cambiado la vida. De ser un desconocido, a ser un personaje familiar para el gran público.

Doskozil fue el encargado de manejar la situación de encontrar un camión en medio de una autopista con setenta y una personas dentro y en la entrevista confiesa que decidió, conscientemente, no echar un vistazo al interior del camión. Tampoco le pareció bien que el Kronen Zeitung publicase la foto famosa de los cadáveres, aunque sí le pareció bien (yo discrepo) la publicación de la foto del pequeño sirio ahogado en una playa turca. A él le parece que, sin la foto, la gente no hubiera reaccionado tan bien y no se hubiera volcado tanto con el destino de los refugiados.

También es un hombre que anima e invita a Strache a ir a la frontera y ver con sus propios ojos el estado de agotamiento en el que llegan mujeres y niños (no lo hará, claro, porque sería entrar en contacto con el mundo real, del que Strache no tiene la más mínima idea y, para sus fines, tampoco le interesa tenerla). Doskozil piensa que, si el político ultraderechista (esa especie de contrafigura suya) se pasara por Heiligenkreuz o por Nickelsdorf, „su opinión personal“ cambiaría, que no su discurso político.

Juan Pedro Doskozil demuestra, además, tener un gran conocimiento no solo del alma humana, sino también de como funcionan las vías de comunicación entre lo que podríamos llamar „el planeta Política“ y „el planeta medios“.

Ante esa sagacidad solo cabe hacerse una pregunta ¿Cuánto hay en las respuestas de Doskozil de real y cuánto hay de cálculo para salir mejor en la foto? En este caso, sin embargo, el hombre tiene detrás los hechos que le respaldan, lo cual es un alivio.

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Hans Peter Doskozil: el hombre que está allí

  1. Javier Blazquez dice:

    Este Oficial es el jefe de la policia austriaca en Hainsburg im Donau.Pues es posible que sea muy buen tipo.Pero los agentes a sus ordenes no son precisamente profesoras de guarderia.Quien conozca a la Gendarmeria austriaca de frontera sabe de lo que hablo.Salgan de los despachos y densen una vuelta por las calles y carreteras de Bungerland, entonces igual descubren el lado oculto o segunda cara de estos angelitos.Que su jefe sea una persona educada y sensata y mediatica no es apice para que sus subordinados sean lo que son, gendarmes austriacos con muy mala leche.Compruebenlo.No todo son bocadillos y sonrisas, ni de lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.