Puede usted decirlo porque parece muy verosímil

HoferUna jueza de lo penal lo ha sancionado: decir que Norbert Hofer es un nazi (o podría serlo) no es incurrir en un delito de difamación.

30 de Julio.- El año 2016 probablemente pasará a la historia como aquel en el que vivimos peligrosamente. O tontamente, la verdad, porque en estos tiempos es complicado deslindar la maldad de la estupidez.

Desde el pelopollo/a de ministro de asuntos exteriores inglés, al que la primera ministra ha encargado gestionar la „desconexión“ del Reino Unido de la Unión Europea, pasando por Trump, ese peligro con patas y terminando, cómo no, en Austria, en donde el populismo de corte ultraderechista avanza sin grandes obstáculos que detengan su marcha (y esto, como dicen en Cádiz, no es criticar, es referir).

Aunque también, tímidamente, hay relámpagos de sensatez, como este del que nos hacemos eco hoy.

Retrocedamos un poco.

Durante los días posteriores a la primera vuelta de las (primeras) elecciones presidenciales austriacas, el jefe del partido socialista austriaco en Tirol, Sr. Ingo Mayr, como la gran mayoría de sus conciudadanos, anduvo dale que te pego a las redes sociales (o sea, al Facebook). Como era bastante lógico dada su procedencia ideológica, se dolió bastante del apoyo obtenido por el candidato ultraderechista, Sr. Hofer. Naturalmente también, algunos partidarios del Sr. Hofer le afearon al Sr. Mayr el hecho de que relacionase al Sr. Hofer con la ultraderecha y, más concretamente, con la ideología nacionalsocialista. Porque sintieron que, al hacerlo, les estaba llamando a ellos también ultraderechistas y, por ende, nazis.

Uno de los intervinientes en el debate digital, le sacó al Sr. Mayr el argumento (bastante idiota, en mi opinión) que los que subestiman el indudable peligro que Hofer supone para la sensatez utilizan para justificar la conducta de todos aquellos ciudadanos austriacos que han votado al Sr. Hofer. O sea:

-No puede usted decir que hay un tercio de ciudadanos austriacos que son unos nazis.

Puesto en este brete, Mayr se defendió diciendo esto:

-No, pero es evidente que han votado a uno que sí lo es.

Enterado que fue el representante legal del Sr. Hofer, el Sr. Hubertus Weben, puso la correspondiente querella por difamación (por la vía civil). En esta primera instancia, el Sr. Mayr fue condenado a retirar públicamente lo dicho.

Mayr recurrió, por la vía penal esta vez pero en esta oportundiad las tornas cambiaron y Mayr salió absuelto (no sin antes, por cierto, haberse disculpado por activa y por pasiva por haberle mentado a Hofer la cruz gamada).

La jueza que entendió sobre el caso, argumentó que absolvía a Mayr por una serie de buenas razones.

La primera, porque Mayr había ejercido su derecho a la libertad de expresión, el cual, según la jueza „no es un derecho ilimitado, pero solo puede ser limitado en circunstancias muy concretas“.

Después, y aquí viene la chicha del asunto, porque el acusado no hablaba a humo de pajas, ya que existen fundadas razones para que alguien pudiera pensar que Norbert Hofer podría profesar la ideología nazi, ya que el mismo Hofer ha concedido entrevistas a un conocido semanario de ideología ultra, y el FPÖ, el partido al que Hofer pertenece, no solo no hace nada por distanciarse de estos grupos de ultraderecha, sino que busca su contacto, como se ha demostrado en repetidas ocasiones, al ser miembros del FPÖ miembros también de estas peligrosas y dudosísimas organizaciones de carácter racista, ultranacionalista y xenófobo.

Al mismo tiempo que niega todas estas cosas, Hofer coquetea con signos, como la Kornblume (la flor del aciano, vaya), que fueron utilizados en los años treinta por los nazis (entonces ilegales en Austria) para reconocerse los unos a los otros y que hoy se identifican con un código para iniciados, igual que el „88“ (HH, Heil Hitler) o, antiguamente (ahora no sé) llevar ropa de la marca Lonsdale (dentro de Lonsdale está NSDA, siglas en alemán del partido nazi).

El que esto escribe duda mucho de que los que disculpan el, por otra parte, difícilmente justificable apoyo a Hofer se convenzan, pero algo es algo.

lidow_2016723233031281

¿Tienes ganas de pasar un rato divertido? Para ampliar mi portfolio y, eventualmente, para un proyecto artístico que tengo en mente, estoy buscando modelos masculinos. Las sesiones serían TFP (o sea, Time for Pictures o lo que es lo mismo, a cambio de tu colaboración yo te regalo las fotos).

No hace falta experiencia previa como modelo, más que eso, me interesa más la personalidad de la persona. Si vives en Viena o alrededores y la idea „te provoca“ no tienes más que escribirme a vienadirecto (arroba) gmail.com o un privado a https://www.facebook.com/fotobernalvienna/ . Se agradecen también un par de fotos.

 

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.