Waagner-Biró: tecnología austriaca para el mundo

A veces parece que uno está escribiendo Viena Directo todo el rato. Hasta en el tren.

25 de Junio.- Mi madre dice siempre que Dios pone su mano para que no les pase nada ni a los borrachos ni a los locos. Considerando que yo bebo lo justo para no quedar mal en ciertas ocasiones sociales no tengo más remedio que creer que Dios me tiene archivado en la lista de aquellos a los que les falta un tornillo. La prueba es el origen de este artículo.

Resulta que iba yo el otro día en el tren, cuando se me ocurrió llamar a mi amigo Daniel para preguntarle qué tal le iba la vida. Al colgar, noté que un caballero de una cierta edad, llamaba mi atención y en correctísimo castellano, me decía:

-Buenas tardes ¿Es usted español?

Y yo, que sí. Sucedió una amable conversación, en el curso de la cual el señor me explicó que estaba estudiando Romanistik (o sea, filología) pero que ya hablaba castellano de antes, de cuando trabajaba -mi gentil interlocutor, resulta que estaba retirado- montando maquinaria teatral.

-Casi todos los teatros españoles tienen tecnología austriaca.

Y pasó a decirme una lista de nombres impresionante, que empezaba en el Teatro Real de Madrid.

Se me hizo la boca agua !Qué buen tema para Viena Directo!

Le expliqué que tenía un blog, y a toda prisa, le di mi dirección de correo electrónico (porque ya llegábamos a la estación en donde él se tenía que bajar). Entonces él me dijo:

-Si quiere le llevo a su casa en coche, que está en mi camino.

Otro, quizá hubiera pensado mal (sobre todo estando el mundo como está) pero a mí, la verdad, como me falta el tornillo de la malicia para esas cosas, no se me pasó que aquel hombre fuera a hacerme nada, como de hecho así fue. Además, una persona que va estudiando en el tren para un examen de Romanistik, queda automicamente encuadrado en la categoría de la gente de fiar.

Y así me enteré de que la empresa austriaca que hace posible que los melómanos disfruten (y no solo en España) se llama Waagner-biro y que es una empresa que tiene ciento cincuenta años.

Se fundó al principio del reinado del emperador Paco Pepe, en 1854 y no cabe duda de que Philip Waagner, dueño de una (entonces) pequeña fundición, se benefició de la intensísima actividad constructora que hizo que Viena pasase de ser una villa cuasi medieval encerrada en sus murallas a la ciudad decimonónica que todos conocemos.

En la década de 1880, Waagner se retiró y un tal Gustav Ritter von Leon compró la empresa que inmediatamente se hizo una reputación construyendo estructuras de acero para puentes por toda la monarquía austro-húngara. En el año 1905, la empresa Waagner se fusionó con la empresa de Anton Biró, de Hirschtetten y, a partir de 1924 llevó el nombre que lleva hoy.

¿Y cómo acabaron haciendo estructuras para teatros? En principio, Waagner-Biró, en aquella época, hacía de todo lo que llevase acero. Uno de sus proyectos magnos fue la iglesia de San Esteban en (atención) Estambul. La gigantesca estructura de acero se montó en los talleres de la firma y llamó la atención de la dirección de la Staatsoper, que le encargó la estructura de acero del escenario.

Se puede decir que sin Waagner Biró Viena no sería la misma. La mayoría de las estructuras de acero de los palacios y edificios de la Ringstrasse, el bulevar monumental de Viena, son suyos, innumerables puentes, como el Friedensbrücke también.

Y no solo la construcción de estos y otros edificios sino también la re-construcción después de los desastres de la segunda guerra mundial. A partir de los años sesenta, Waagner Biró se convierte en la marca de referencia para los teatros y maquinarias escénicas y son innumerables los que llevan tecnología austriaca. Entre ellos, por ejemplo, la Ópera de Sidney.

El acero austriaco también ha coronado el Reichstag, de Berlín o el British Museum de Londres, o el ala del Albertina. Tecnología austriaca, para el mundo.

Articulo publicado en Historias de la Historia. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Waagner-Biró: tecnología austriaca para el mundo

  1. Silvia dice:

    Hoy me dejaste con la boca abierta Paco!!!! Buenísimo todo lo que escribiste… Gracias.. Me enteré de algo que ni imaginaba!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me