Operación triunfito

De verdad, yo lo intento, pero no es culpa mía si no dejan de pasarme cosas fuera de lo normal.

10 de Noviembre.- Yo tengo una amiga que, cuando éramos los dos más jóvenes, me decía siempre que la cosa no era que a mí me pasaran cosas extraordinarias, sino que yo las contaba con muchísima gracia y que, al final, parecían más de lo que eran. Pues puede ser, señora, no digo yo que no.

Lo cierto es que a yo, durante toda mi vida laboral (que tiene ya casi dos décadas de antigüedad) he sido la alegría de mis compañeros en la pausa de las comidas. Y eso, lo juro, que yo procuraba contar con la mayor normalidad posible las cosas que me pasaban, sin embellecer ningún detalle ni añadir nada extraodinario, e incluso, por aquello de que no es bueno significarse, trato de quitarle un poco de hierro a las cosas que me suceden, pero la verdad es que, aunque yo intente disimularlo, hay cosas que a mí me pasan que no le pasan a todo el mundo.

Edvin-5a

Por ejemplo, hoy he ido a trabajar vestido con un traje muy bonito que me compré en Roma. Normalmente, no se vayan a pesar mis lectores, yo voy al trabajo arreglado, porque soy de la opinión de que los desperfectos producidos por el uso del propio cuerpo se disimulan mejor si uno cuida su apariencia, pero claro, de traje no voy todos los días. Y naturalmente, la gente me ha preguntado que por qué iba de pronto yo con un traje tan molón (no es por nada, pero por lo que me costó, ya puede ser molón). Y yo, así bajito, he dicho:

Edvin Auswahl-181a

-Es que voy a la tele.

Vamos, lo he dicho bajito porque sé que esas cuatro letras, a quien no ha estado nunca en un estudio de televisión, le producen un efecto excitante, cosquilleante. He tenido que explicar que todos los meses salgo un poquito (un par de minutos) en Okto, en Latino Televisión (ya lo saben mis lectores porque lo he contado antes) y por qué (hay alguna gente en mi trabajo, cada vez menos, que no saben que tengo un blog y que ese blog, a Dios gracias, lo sigue mucha gente en ese mundo paralelo que se llama „Viena en Español“ que es una realidad que coexiste con la otra „Viena en alemán“). Y para que me creyeran, he sacado el teléfono y les he enseñado un vídeo, en el que hablo de esto y de lo otro y a la gente le ha sorprendido mucho que estuviera tan suelto en una experiencia que suele estar bastante fuera de lo normal en la vida de otra gente.

Otro momento en el que, de verdad, me esforcé por quitarle hierro a esa realidad de fuera del trabajo, fue el que motiva este post. Y es que, como saben mis lectores, yo soy, de segundo (oficio) fotógrafo. Siendo fotógrafo uno conoce a todo tipo de gente (y eso mola, la verdad) y el otro día estuve haciéndole fotos a lo más cercano que existe en Austria a lo que en España llamamos (¿O llamábamos?) un triunfito (mis lectores llevan viendo imágenes de él durante todo este articulo).

Para mis lectores de fuera de España, aclaro que existió (y existe todavía, aunque con una fuerza incomparablemente menor que a principios de siglo) un concurso de talentos que se llamó Operación Triunfo.

Edvin Auswahl-528a

Los candidatos de este concurso se llamaban, para evitar el término „concursante“, supongo, „triunfitos“.

Sigo: Edvin, que así se llama nuestro protagonista, está metido en dos programas por el precio de uno, ambos en la cadena privada ATV.

En Austria´s Next Top Model lucha por ganar el premio de un concurso de modelos (que, como pasaba en la Operación Triunfo, es en realidad un serial disfrazado en el que se busca que el público empatice con los sufrimientos y las alegrías de unos jóvenes y unas „jóvenas“ cuyas características se potencian en el montaje y en el guión para convertirles en personajes, en figuras con vocación de iconos pop). En otro de los programas, que se llama Ninja Warrior´s en Puls 4, también otra cadena privada austriaca, se dedica a hacer gala de su fuerza física y de su elasticidad y de toda la agilidad de su juventud. Y, entretanto, intenta abrirse camino en el duro mundo de la comunicación austriaca.

Edvin -242a

Como fotógrafo, tengo que decir que no tuve ninguna queja. Edvin es un auténtico profesional que sabe lo que hay que saber para ponerse delante de una cámara. A mí no me gusta hablar mucho ni con los peluqueros, ni con los taxistas ni con los modelos, en particular con los últimos, porque me parece que „dirigiéndoles“ demasiado uno les reduce a muñequitos que uno mueve y pierde de vista a la persona, que es la que hace que una foto sea buena de verdad. Baste decir que con Edvin, mientras estuvimos haciendo las fotos, hablamos lo justo. Y eso siempre es un placer.

CONCURSETE

Como quizá ya sepan mis lectores, el grupo de teatro Soles del Sur estrena la semana que viene una nueva producción „Carne de Gallina“. Como siempre, Viena Directo te lleva al estreno (a ti, y a un acompañante). Los ganadores se sortearán entre los que, en Facebook o en el espacio para comentarios de este blog contesten a esta pregunta ¿Dónde y cómo lees normalmente el post diario de Viena Directo? Los ganadores se harán públicos el lunes de la semana que viene, así que !A darse prisa!

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Operación triunfito

  1. Tania Barberena dice:

    Muy sencillita la respuesta, yo leo tu post en mi camita, cada dia a pasada las 9 de la noche la mayoria de las veces , leer tu pos es actualizarme en los sucesos vienenses, de los de hoy y de de los antes…. igual si no me gano las entradas te felicito por tu estr post haces un gran trabajo

  2. Alfredo A.G. dice:

    Concursete: Hola Paco, normalmente leo tu blog en el móvil o en el portátil…gracias y que tengas buen día!

  3. Ruth Sierra-León dice:

    Quiero ganar las dos entradas para “Carne de gallina”
    Siempre leo los artículos de Viena directo en la cama antes de acostarme. Generalmente hago un comentario y lo comparto. Me gusta mucho como escribe Paco Bernal López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me