El nuevo Gobierno austriaco (3/3)

El nuevo Gobierno austriaco se ha puesto a trabajar (bueno, por lo menos a anunciar medidas). Terminamos hoy la lista con los nombres que serán familiares a partir de ahora.

19 de Diciembre.- Con renovados bríos, el nuevo Gobierno de EPR ha empezado a anunciar nuevas medidas (como una bajada de la presión presupuestaria para las rentas más bajas) en unas fechas raras, como son estas de las navidades, las cosas como son, en donde todo el mundo, de todas maneras, tiene la cabeza en otra cosa. Viena Directo, sin embargo, siiiiiiiigue, hoy como ayer y antes de ayer, repasando nombres y currículums de los nuevos ministros y ministras. Hoy, el último capítulo de este trío de posts, para que no te falte ninguna información.

Vamos a la tarea:

Hartwig Löger: el nuevo „Menistro“ de finanzas austriaco milita en el Partido Cortico y era la opción B del canciller Kurz. Herr Löger, como la segunda autoridad de la República austriaca, anda bastante ayuno de títulos académicos (colgó los libros después de la selectividad) pero no se puede negar que, lo que Dios le quitó de saber quién era Nietzsche y de poder recitar de memoria la lista de los reyes Go(r)dos, se lo dio en talento. Y es que, señora, en estos tiempos de la posverdad los estudios están sobrevalorados. Tras hacer la selectividad, Löger se enroló en el ejército, con la intención de ser piloto de combate. Se lesionó y tuvo que dejarlo ¿Qué hacer? Para una persona escasa de credenciales académicas, no eran mucho las opciones. Así pues, se puso a vender seguros. De vendedor de seguros raso, Löger fue escalando puestos en la aseguradora Uniqa (que no es la guán and only que hay en Austria, por supuesto, pero sí la más importante) y hoy tiene bajo su responsabilidad a 5000 empleados. No está mal ¿Verdad?

Margarette Schramböck: en todos los países hay alguna región que, gobierne quien gobierne, tiene que estar representada en el Gobierno.

En España, por ejemplo, tiene que ser Andalucía. Puede que no haya ministros asturianos, o canarios, o riojanos, pero andaluces, seguro que hay. En Austria, y más tratándose del Partido Cortico, es impepinable que haya un ministro de Tirol, lugar de Austria en donde el Partido Popular tiene una gran cantera y un gran peso. Margarette Schramböck, 47, se va a ocupar de la cartera de Economía y de lo Digital (esta coletilla digital es de nueva creación). Nadie esperaba que la tirolesa llegase a ser ministra, aunque sin duda no le falta cualificación. Particularmente en el ramo de la tecnología y las telecomunicaciones, en donde cuenta con gran experiencia.

-Nuestro siguiente nombre es el de Josef Moser. Moser es el puente que une este gobierno de coalición entre el Partido Cortico y el Partido Derécher y aquel de principios de siglo. Moser, de sesenta y dos años, ha demostrado lo que es ser, sobre dos piernas, la definición andante de lo que significa „caer siempre de pie“. Primero fue derécher y luego se pasó al partido Cortico, en donde sigue en la actualidad. A sus sesenta y dos años fue presidente del Tribunal de Cuentas austriaco -y eso que pesaron y pesan sobre él fuertes sospechas de que no es trigo límpio, sospechas que nunca se han sustanciado en más debido a la falta de pruebas-. Parece ser que él quería ser Ministro de Finanzas pero al final le ha tocado Justicia.

-De la misma quinta que Josef Moser, pero con un pedigrí (Pal) mucho más ortodoxo es el nuevo Ministro de Educación, Heinz Fassmann. Fassmann es un tío grande en muchos sentidos. El primero, en el más obvio, con sus casi dos metros diez de estatura, Fassmann se ha ganado por derecho propio el récord de ser el Ministro austriaco más alto del que se tiene noticia. Durante años, Fassmann ha sido por ser el Ministro de Kurz para todas las ocasiones. Un auténtico hombre orquesta. Su carrera académica, distinguidísima, le acreditaban para ejercer ese papel que está expuesto a tantos peligros: el de todólogo. Hasta ahora, ha pasado la prueba airosamente, e intentará seguir haciéndolo desde su nueva función de Ministro de Educación. Por cierto, la elección de Fassmann, hombre de misa cotidiana, ha sido una de las alegrías que la Iglesia Católica se ha llevado de este Gobierno.

-En este Gobierno paritario, pasamos ahora a otra de las señoras minsitras. Este año, Frau Elisabeth Köstinger ha ganado una entrada gratis al Opernball, en su calidad de Ministra de Agricultura, Medio Ambiente y Turismo. Köstinger es militante del Partido Cortico. Köstinger lleva muchísimos años en el ÖVP (desde las juventudes del Partido) y ha desempeñado puestos relacionados con la agricultura en el parlamento europeo. Procede además de una de las espinas dorsales del Partido Popular austriaco, la muy poderosa (dentro del partido, claro) organización de los agricultores austriacos. Muy comprometida también con el tema del acoso sexual (desde el combate, claro, no es que la señora se pase piropeando a sus subordinados) fue suya la idea de crear una línea para que las víctimas pudieran denunciar sus casos.

Cerramos nuestra lista con Hubert Fuchs, del Partido Derécher, que a sus cuarenta y ocho, Fuchs no será ministro, sino Secretario de Estado en el Ministerio de Finanzas. Como sucede con otros miembros de este Gobierno, Fuchs es un hombre que ha pasado gran parte de su vida profesional en puestos lejos del foco público. La presencia de Fuchs en el equipo de Gobierno de „Strakurz“ obedece sin duda a la exigencia del Partido Derécher de tener a alguien de su confianza cerca de la caja de caudales. En los próximos días, aunque más probablemente a partir de enero, dado el paréntesis navideño, probablemente sabremos más de él.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.