Los ciegos en Austria

Debido a la pregunta de una lectora abordamos este tema hoy, del que no habíamos hablado nunca en Viena Directo. Muy interesante, ya verán.

29 de Junio.- En el año 2002, la OMS (Organización Mundial de la Salud) publicó una estadística diciendo que el 2,6% de la población mundial, o sea, 162 millones de personas, o sea, unas cuatro veces la población de España, tenían deterioro en la visión. De ellas, 124 millones tenían un deterioro de la visión serio y el resto eran personas invidentes.

La vida de las personas con discapacidad, ciegos y sordos, principalmente, experimentó una gran mejoría a partir de la segunda mitad del siglo XIX, cuando se inventó el sistema Braille y los invidentes empezaron a tener un acceso mucho más fácil al aprendizaje, lo que les dio la posibilidad no solo de tener un acceso mucho más fácil a la cultura, sino también mejoró sus perspectivas laborales y propició que empezaran a asociarse para defender sus intereses.

Llegado el siglo XX y debido, sobre todo, a la horrorosa historia de guerras que tuvo que padecer Europa, las asociaciones de ciegos se nutrieron en mucha medida de personas que, por causa de las heridas sufridas en las contiendas, habían perdido la vista. Este fue el embrión, por ejemplo, de la ONCE española, fundada en 1938, en medio de nuestra cruel guerra civil, y que al principio agrupaba a los ciegos solamente, pero que en la actualidad se ha convertido en una gigantesca organización en la que también están personas que tienen que vivir con otras discapacidades.

En Austria la asociación que agrupa a los ciegos se llama BSVÔ, que son las siglas de Blinden und Sehbehinderten Verband Österreich, o sea, la organización de personas ciegas y discapacitadas visuales de Austria. La BSVÖ fue fundada en 1946 (también, desgraciadamente y en gran medida, otro producto de la guerra mundial) y agrupa las diferentes asociaciones de ciegos regionales que existe en Austria (una por Land confederado).

La BSVÖ no fue la primera organización de ciegos que existió en Austria, pero sí que es la que funciona a nivel nacional. De hecho, lo que la BSVÖ hizo fue agrupar a las asociaciones preexistentes. La primera, la de Baja Austria, se fundó en 1897.

Una particularidad de la BSVÖ, que no estoy seguro de que también se dé en la ONCE es que, desde su fundación a mediados de los cuarenta, se desarrolló mediante lo que podríamos llamar grupos temáticos, esto es: agrupó a la Unión de Artistas Ciegos, a la Unión de Trabajadores Invidenes, a la Unión de los Músicos de Iglesia Ciegos, etc.

En 1957, la asociación de ciegos de guerra que funcionaba un poco por su cuenta, por lo que yo he podido deducir, aprovechó un premio que le concedió el Estado austriaco para fundar una biblioteca de libros hablados (para personas que no sabían o no les apetecía leer Braille). La biblioteca de libros hablados de los ciegos de guerra se fusionó en 1990 con la de la BSVÖ.

Una de las cosas que más me llamó la atención cuando llegué a vivir a Austria es que las personas ciegas solían llevar un brazalete amarillo con tres puntos negros (es también el logotipo de la Organización austriaca de ciegos), que les distinguía y permitía que los videntes tuviéramos la oportunidad de ver que había un ciego en nuestras cercanías para que lo tuviéramos en cuenta.

Según mi experiencia, el uso de este brazalete cada vez es menor y yo, la verdad, solo se lo veo últimamente a personas mayores.

Por lo demás, y desde mi relativa ignorancia a propósito de la vida diaria de los invidentes austriacos, yo diría que la institución vienesa que mejor está adaptada a las necesidades de las personas con deterioro en la visión son los transportes públicos vieneses. Por ejemplo, todas las estaciones de metro tiene en los andenes unas líneas blancas por las que se puede pasar el bastón y, naturalmente, todos los anuncios se hacen mediante una voz muy agradable que sustituyó hace unos años al caballero que había antes (a este caballero, ya jubilado, le cogieron un día por banda para que grabara el nombre de un par de estaciones y estuvo haciéndolo hasta el final de su carrera laboral, compaginando la cuestión con su trabajo normal que creo que era administrativo).

La Organización de Ciegos Austriacos lleva a cabo diferentes proyectos para integrar a las personas invidentes o con deterioro en la visión, y evitar las discriminaciones esto es especialmente importante para las personas que pierden la vista de muy mayores, fenómeno cada vez más frecuente debido al envejecimiento de la población. De hecho, la BSVÖ tiene un programa específico para evitar que las personas mayores que pierden la vista se queden aisladas en sus casas.

También hay proyectos para que los invidentes puedan disfrutar de los museos por lo menos un poco y se impulsan proyectos de modelos 3D o multisensoriales para abrir a todo el mundo el acceso a las obras de arte.

Un proyecto que me ha parecido muy curioso y que yo no había pensado es el que pretende la inserción laboral de los ciegos a través de la profesión de masajista. Naturalmente, si hay personas indicadas para este oficio son ellos, porque la ceguera hace en muchos casos que el resto de los sentidos se agudicen.

Quisiera terminar este artículo haciendo un ruego. El tema me interesa mucho y, de hecho, me he quedado con ganas de saber más a propósito del tema. Si hay algún lector o lectora que conozca a personas ciegas que vivan en Viena y a las que les apetezca que las entreviste para contarme cómo es su realidad de todos los días, le pido por favor que me mande un mensaje. Estaré encantadísimo de conocerlas y, por supuesto, de contar mi experiencia a los lectores de Viena Directo.

Por último, pinchando en el link debajo de este texto, se puede escuchar mi voz leyendo el artículo.

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Los ciegos en Austria

  1. Ernesto Pastore dice:

    Un artículo diferente. Muestra otra faceta más de Paco. Excelente.
    “Nunca ha estado el hombre más cerca de Dios que cuando ha podido aliviar el dolor”[Cicerón]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me