Los ilegales

El presidente del Land de Burgenland la ha liado al decir que hay 250.000 personas ilegales en Austria ¿Qué hay de verdad?

23 de Julio.- A pocos kilómetros de donde estoy escribiendo ese texto se encuentra la bonita localidad -marco-incomparable-de-belleza-sin-igual- de Frauenkirchen. Destaca en ella la hermosa basílica barroca, con su calvario y su muse(ill)o. En resumen, un lugar entrañable de la no menos entrañable región panónica. Hasta que Austria entró en la Unión Europea, esta era la parte del país más humilde. De hecho, los burguenlandeses eran los que nutrían los chistes de los vieneses (en todas partes pasa igual, en España tenemos chistes de leperos a porrillo, por Lepe, meca de la fresa). Hoy en día, la regió es no solo hermosa, sino una de las más prósperas de Austria y, sobre todo, es próspera comparándola con los países del otro lado de lo que fue el telón de acero.

Burgenland ha sido el teatro de la carrera política de Hans Niessl, que actualmente es el presidente del Land. Niessl, de 67 años, empezó de director del colegio de Frauenkirchen, que ya conocen mis lectores y luego fue escalando puestos en el Partido Socialista regional hasta llegar a lo que es hoy. En 2015 su lista fue la más votada, aunque no lo suficiente para poder gobernar en solitario. Se alió con la ultraderecha del FPÖ en una coalición que, si bien tuvo al principio algún bache, debido a algunas ideas de bombero de los ultraderechistas, luego ha funcionado bastante bien. De hecho, es muy probable que esta coalición haya servido de test para el actual Gobierno.

En fin: Niessl ha saltado a los titulares de la prensa austriaca porque, en una entrevista que ha concedido a un medio „de difusión nacional“ ha hablado no solo de la necesidad de defender al país de la llegada de inmigrantes (particularmente, de los procedentes de Oriente Medio, como se sobreentiende) sino también de hablar de las personas que están en Austria ilegalmente.

Niessl sostuvo en esta entrevista que la cifra de las personas que están en Austria sin papeles es de 250.000 y que a él le sorprende mucho que, siendo la cifra tan abultada, nadie ponga medios, ni diga nada.

Preguntado por sus fuentes, Herr Niessl alude a „personal de la seguridad nacional“ sin especificar, que es un poco como cuando las vecinas antiguas decían aquello de „lo sé de buena tinta porque tengo una amiga que tiene una amiga que…“. Pues eso.

La verdad es que resulta bastante difícil saber cuánta gente está en la situación en que dice Herr Niessl, pero parece que 250.000 (en una población de casi ocho millones de personas) resulta bastante descabellado.

Según todos los indicios, el presidente del Land de Burgenland ha tirado de un informe que se hizo en 2015, coincidiendo con el pico en la llegada de refugiados. Este informe alude a la presencia de una cantidad de personas entre 94.000 y 254.000. Si traducen mis lectores esto a Euros (o a las „antiguas pesetas“) podrán suponer que no es lo mismo que a uno le paguen 94.000 machacantes que le paguen más de un cuarto de millón.

Hay que tener en cuenta que muchas de las personas que llegaron en 2015 fueron de paso a Alemania.

El problema parece estar en que el concepto „ilegal“ es un poco nebuloso. En principio, la mayor fuente de „ilegalidad“ son las negativas a conceder el estatuto de asilado. Han sido, en los últimos años, unas setentamil negativas en números redondos, o sea, desde 2015. De esas 70.000 personas, treintamil han sido obligadas a salir del país. Quedan cuarentamil (parece que bastante lejos del cuarto de millón del señor Niessl. De esos 40000, parece que no todos se han quedado en Austria. De hecho, según las organizaciones que se encargan de esto, una parte se ha ido espontáneamente (¿Cuántos? No se sabe?) o ha probado en otros países (ídem) o se ha quedado y que sea lo que Dios quiera.

Hay que decir también que vivir en Austria como ilegal no es nada fácil. Para todo o casi todo se necesita estar empadronado, desde abrir una cuenta del banco hasta alquilar un piso (por pobre que sea) de manera que una persona que viva ilegal en Austria lo tiene crudo.

Como orientación, cabría decir que, en lo que va de año 11000 personas han sido detenidas por la policía por estar ilegales en Austria (de ellas, casi una cuarta parte en Viena).

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.