Abril es el mes más tenso

Abril empezó con una escena de alta tensión ambiental en Palma de Mallorca y terminó con una escena de alta tensión ambiental en el centro de Viena.

21 de Diciembre.- Más o menos a la altura de Marzo o Abril se produce todos los años en Viena un fenómeno curioso y es que, despues de los meses invernales, la ciudad empieza a tener olores. El frío es, aparte de molesto, inodoro.

Quizá tengamos que empezar este repaso al mes de abril recordando esta sensación, tan relacionada con la vuelta a la vida de la naturaleza.

En 2018, al principio de abril, nos dimos cuenta de que la reina, nuestra señora, Doña Letizia, no se llevaba bien con su suegra. Fue en la catedral de Palma de Mallorca, templo a donde, como es tradición, las dos señoras habían acudido a oir misa con motivo de la semana santa. Parece ser que la reina madre, Sofía, quiso que le hicieran unas fotos con las infantas Sofía y Leonor, y a la reina Letizia no le vino bien. Se produjo una escena tensa (una escena tensa que se pudiera haber producido en las mejores familias, solo que claro, las mejores familias no tienen un chorro de fotógrafos delante para documentar estas disputas). Total, que entre pitos y flautas, „se escenificó“ un desacuerdo entre la madre y la mujer del rey que dio mucho que hablar (por lo menos en España).

Aquí, en Viena Directo, nos concentramos en divulgar otras historias entre suegras y nueras (verbigracia, entre Sissi y la archiduquesa Sofía, que era además, valga el pareado, su tía).

Más o menos al mismo tiempo, el canciller Sebastian Kurz cumplió tres meses en el puesto y, como ha sucedido ahora, tras un año, se sucedieron los programas de televisión y las entrevistas:

-Señor Kurz ¿Qué se siente después de cien días mandatando?

Kurz respondía con el estilo gaseoso al que, poco a poco, todos nos hemos ido acostumbrando.

En Abril de 2018 nos enteramos también de que Conchita Wurst era seropositivo/a.

Parece ser que un novio de Conchita, una vez terminada la relación, le amenazó con revelar a la ciudad y al mundo que su cuerpo (el de Conchita) había estado alguna vez expuesto al VIH y que, por esta exposición, había desarrollado anticuerpos. Como suele suceder con la gente de esta clase, el novio de Conchita pidió dinero por no revelar el secreto. Conchita vio en la crisis una oportunidad y, con las mismas, decidió explicar la cosa antes de que otro lo hiciera. En cualquier caso, cuando Conhita (Tom Neuwirt) anunció el asunto a la gente, por lo general, le dio bastante lo mismo. Luego, claro, hubo mastuerzos que pensaron que el tema era un gag publicitario para intentar combatir un poco la decadencia (lógica) tras la euforia de Eurovisión.

En Abril también nos enteramos de que Asperger, el famoso científico austriaco que le da nombre al síndrome, había colaborado con los nazis en los programas de „eutanasia“ con los que los nazis habían eliminado „las vidas inútiles“, que solían ser las de personas indefensas.

Parece ser que el doctor Asperger „se especializó“ en matar „para que no sufrieran“ ni ellos ni sus familias, a niños que tenían algún grado de retraso. En los historiales su sentencia de muerte apenas dejaba huellas. Como en muchos otros casos, se ponía „tratamiento especial“ y el pobre crío era enviado a algún lugar en donde se le sacrificaba. Incomprensiblemente, Asperger gozó durante la guerra de la mejor fama y murió casi en olor de santidad. Una de sus pacientes fue, por cierto, la escritora Elfriede Jelinek la cual, por suerte para todos, consiguió sobrevivir.

Hablando de nazis pero esta vez, desgraciadamente actuales, en Abril una político de color, la Sra. Mireille Ngosso, tuvo que sufrir el odio de los más justitos del espectro político, que opinan (los pobres, no dan más de sí) que la concentración de melanina en la piel está directamente relacionada con la capacidad de gestión de un político. La Sra. Ngosso soportó (y supongo que aún soporta) las invectivas de estos gilipollas con bastante paciencia, lo cual habla mucho y bien de su calidad humana.

Y con esto y un bizcocho llevamos este repaso a Mayo (de 2018)

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Abril es el mes más tenso

  1. Anselmo dice:

    Si la escasez de melanina es indicador de aptitud para la gestión política queda claro por que el mundo está como está.

    Es por el hecho de que los políticos no son albinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.