Gente que ha empezado el año con buen pie

Ayer, mientras todos estábamos celebrando a llegada del año nuevo, dos familias empezaban el año con el mejor pie posible.

2 de Enero.- Me pillan mis lectores con el móvil, que tengo que mandar unos cuantos whatsapps.

Ayer, primer día de 2019, hubo dos familias cuya felicidad fue pública. La primera, la forman Nicole Kopaunik y su esposa Daniela Paier dos señoras de 37 años (una morena y una rubia que daba gusto verlas, hijas del pueblo de Altenberger and der Rax) que ayer, a las 00:05 (les dio tiempo a brindar por la nueva tanda de 365 días, qué estrés) se dieron el sí ante sus amigos y ante el juez correspondiente, que legalizó el trámite por el cual se convirtieron en el primer matrimonio austriaco de la Historia formado por dos personas del mismo sexo. Matrimonio de verdad. Matrimonio fetén.

Las cónyuges aprovecharon que Austria ha entrado, con casi dos décadas de retraso en comparación con otros países, por ejemplo España, en el siglo XXI.

Recordarán mis lectores que hace algunos meses el tribunal constitucional austriaco decidió erradicar esta discriminación carca y totalmente fuera de sentido en los tiempos que corren de la norma por la cual se rigen todas las demás de EPR. De la cúspide de su ordenamiento legal, como si dijésemos.

En este sentido, Austria entró en el siglo XXI con muchísimo mejor pie que mi país, en donde la ley del matrimonio igualitario podría, teóricamente, ser derogada por cualquier partido Bolsonaro salchichero o de esos a los que les huele el aliento a momia en cuanto alzan la Vox. En Austria, en cambio, el matrimonio igualitario está anclado en la Constitución de manera que, por suerte, eliminarlo exigiría un amplio consenso.

La segunda familia que ayer vivió un momento muy feliz fue la del Sr. Vicecanciller, Sr. Strache. Este año (lo he mirado por si acaso) el tercer hombre más importante de Austria cumplirá las cinco décadas en este pícaro mundo -Heinz, König, creo que ya es hora de que vayas utilizando fotografías publicitarias más de acuerdo con tu edad ; sin acritud ¿Eh?- En fin : pues ayer, la esposa de Strache trajo al mundo al tercer hijo del vicecanciller (y al primero de ella).

Strache lleva con su santa desde 2006 (en pecado unos años, a pesar de ser él un conspícuo defensor de la civilización cristiana) y luego, casados, primero por lo civil (como Nicole y Daniela) y luego parece ser que por la iglesia (si el putín de Putin, tan amigo del novio, asistió a esta boda, no ha trascendido). A mí, el nombre de la señora Strache me ha hecho siempre mucha gracia, porque se llama Philippa (o sea, Felipa). Tentado he estado de titular este articulo « El niño de la Felipa » que hubiera quedado como un saiete de Arniches (más, si hubiese dicho « el chico´la Felipa » -léase con voz de Nati Mistral- ) pero claro, hubiera dejado fuera a las otras protagonistas del artículo, y no era plan.

Lo que sí que está claro es que en esa familia tienen una debilidad por los nombres exóticos. Porque si mamá se llama Felipa, el niño se llama Hendrick. O sea, Enrique. Porque Hendrick es una forma de Enrique que se usa sobre todo en el norte de Europa (concretamente en los Países Bajos). O sea, que si el hijo de Toni Polster es uno de los pocos austriacos que se llama Jesús (más concretamente Anton Jesus, de cuando su padre jugaba en España) el hijo de Strache será también de los pocos austriacos que se llame Hendrick y no Heinrich.

En el mundo anglosajón la forma Heindrick es mucho más corriente que en el mundo germanoparlante (basta ver la Wikipedia). Como apellido, por ejemplo, es bastante corriente. Está la soprano Barbara Heindricks la de la voz hermosa, y también Christina Heindricks, la actriz que volvió a poner de moda la mujer con curvas, a través de su papel en la serie Mad Men.

En fin : la llegada de Heindrick al mundo ha hecho quizá que su padre se replantee según qué cosas. Strache ha anunciado que, con motivo del nacimiento de su hijo, se va a tomar un mes libre, solidario con su esposa, lejos de la política diaria. Por algo se empieza. Quién sabe : quizá también dentro de unos años deje de decir también tonterías sobre según qué asuntos y entre también, como su país ha hecho, en el siglo veintiuno.

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a Gente que ha empezado el año con buen pie

  1. Anselmo dice:

    No considero tan digna de entusiasmo a la equiparacion legal de las uniones homosexuales (que son merecedoras de todo respeto) con el matrimonio, profesión de la maternidad y merecedora, además, de distinción y de protección.

    A mí entender, es un error concebir a la sociedad como un producto de la integración de los individuos y a estos como entes existentes primordialmente para disfrutar de la vida . Yo creo, más bien, que los individuos somos productos de nuestra sociedad y que nos debemos en primer lugar a ella y no a nuestras inclinaciones y deseos. (Platón ;El Criton). Siendo esta una situación de dependencia que se daba ya entre los pre-hominidos. Sin que sea necesario recordar que la anatomía del Homo Sapiens no habría podido alcanzarse sin el dominio del fuego, así como sin el empleo de armas y herramientas.

    Para mí, una institución fundamental para la sociedad, que no debe socavarse bajo ningún concepto, es el contrato de matrimonio entre personas de distinto sexo; siempre y cuando esté manifiestamente encaminado a la reproducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.