ESPECIAL AUSTRIA EN CRISIS: Hombres (y mujeres) desesperados

La vida de Strache ha saltado por los aires. No solo en lo profesional, sino también en lo personal. Es solo una de las biografías que, estos días, vive en estado de excepción.

21 de Mayo.- Cuarto día completo desde que explotó (y explotar es un verbo bastante exacto en este caso) el llamado « Ibizagate ». Una bomba de semejante calibre instalada justo en el centro el poder de la República Austriaca ha provocado una serie de reacciones en cadena cuyo curso se ha hecho, en dos palabras, impredecible, que hubiera dicho Jesulín de Ubrique.

Siguiendo con la metáfora, del cráter que ha abierto la explosión no dejan de salir volando en todas direcciones escombros y trozos del orden que conocíamos hasta ahora. Nada es seguro. La onda expansiva incluso amenaza con derribar a Sebastian Kurz dela cancillería. Sería, con sus quinientos días en el cargo, el canciller con el mandato más corto (hasta ahora, el récord lo « ostentaba » Christian Kern).

Como ayer, vamos a intentar hacer un relato coherente.

En busca de la mano que mece la cuna

Durante los días de ayer y hoy,la pregunta ha sido la misma que durante el fin de semana : o sea, quién o quiénes están detrás de la difusión del famoso vídeo.

Hay respuestas para todos los gustos dependiendo, naturalmente, del grado de paranoia y conspiranoia del opinador.

Según unos, el video sería una acción de un cómico alemán llamado Böhmermann.

En la entrega de los Romy hace un mes, el cómico en cuestión envió un videomensaje con inequívocas pistas a propósito del contenido del video. Contenido que, sin duda, conocía por haber visto a Strache y a Gudenus con la chati rusa.

Ayer tuiteó un mensaje con una cuenta atrás que termina maöana miércoles a las ocho y cuarto (momento, por cierto, en el que empiezan los telediarios de máxima audiencia en Centroeuropa) y en el que ha prometido a sus seguidores algo «especial ».

El director de la televisión pública alemana, ZDF, ha desmentido que Böhmermann haya tenido algo que ver en la trama. Lo que no ha podido negar sin embargo es que el cómico parece estar disfrutando con todo este asunto como un gorrino en una charca (con perdón por el símil porcino).

Según otras teorías, los servicios secretos americanos estarían detrás de la difusión del material, para fastidiar al FPÖ a causa de sus besos con lengua con la Rusia autoritaria de Putin (y, lo que es peor, con los servicios secretos de la Rusia autoritaria de Putin).

El propio Ministro del Interior Kickl –que es el primero que ha sufrido la amarga humillación de haber sido destituido por el Presidente de la República-, Harald Vilimsky –candidato por el FPÖ a las elecciones europeas del domingo- y Johann Gudenus (desaparecido a estas horas) han estado en el punto de mira de la prensa e, hipotéticamente, de los servicios secretos occidentales, debido a sus frecuentes viajes a Mordor (viajes en los que, presumiblemente, habrían recibido instrucciones del Kremlin y habrían concertado líneas de financiación).

En clave de política interior, se dice también que el escándalo llevaría la firma inequívoca de (un) Tal Silberstein, el mismo que ya fabricó un escándalo bastante sucio con el propósito de ayudar al Partido Socialista austriaco.

Por último, en el colmo del retorcimiento (un retorcimiento muy Alexandre Dumas, o muy Dartacán y los Tres Mosqueperros, tómese como se quiera) los hay que dicen que el propio Partido Popular austriaco sería el que estaría detrás del asunto, al objeto de liberar a Sebastian Kurz de un incómodo socio que no le estaba poniendo la vida fácil.

Quién tiene razón ? Es poco probable que se sepa pronto.

En cualquier caso, hoy se ha manifestado uno de los protagonistas del vídeo, Johann Gudenus. A media tarde, han salido por lo menos dos entrevistas a grandes medios (una a Die Presse -conservador- y otra al Kurier -progresista-) en las que Gudenus ha contado su versión -algo confusa- de la historia y ha tratado de disculparse diciendo que parte de lo que se ve en el vídeo -y parte, sobre todo, de lo que se verá y de lo que él cuenta con que se vea, detalle que me parece importantísimo- estuvo provocado por una mezcla de confianza, «bebidas energéticas » (sic, ha habido mucho cachondeo con el consumo de Red Bull) y « sustancias psicotrópicas » y estrés, que le llevaron a no ser él.

Por supuesto, se ha lamentado enormemente de todo el daño causado y ha deseado que hubiera un botón de reset para que todo no fuera más que un mal sueño.

La « señá Felipa » también dice que « Enough is enough »

Hay casos en que los astros se alinean y la realidad decide hacerle la competencia a la ficción.

La ORF ha producido dos temporadas de una serie llamada Vorstadt Weiber (algo así como « Tías de Suburbio »). Se trata de una ficción que bebe inequívocamente de las Mujeres Desesperadas americanas y que cuenta, en clave de comedia bufa (muy centroeuropea) las aventuras y las desventuras de un grupo de mujeres de clase media alta.

Los guiones de la serie están demostrando estos días lo bien construidos que están porque la realidad, de pronto, se ha convertido en una extended version de un capítulo cualquiera de Vorstadt Weiber. Según informan los medios locales, la mujer de Strache, por lo que sea, se ha mudado a casa de sus padres con su hijo de seis meses. A las preguntas de los informadores, la mujer ha dicho que « tenía que ser fuerte por su hombrecito » (y se refería, naturalmente, al bebé de Strache, no al propio Strache, el cual, a estas horas debe de estar ahogando sus penas en vodka Stolichnaia).

Naturalmente, que la mujer de Strache haya hecho las maletas ha desatado todo tipo de cábalas, por si no fueran pocas las que ya desató el hecho de que Strache se refiriese en primer lugar a ella en su discurso de despedida. Por si fuera poco, Gudenus ha hablado de que le faltan recuerdos de aquella tarde-noche, que debió de ser de las de viva el vodka y las mujeres ¿Tuvieron el político y la « fementida » sobrina del oligarca ruso más que palabras durante sus encuentros ibicencos ? (el mobiliario de la casa en donde se desarrollaron, muy propio de una película porno, sin duda podría sugerirlo).

En resumen y hasta nuevo aviso : a Strache, durante esta época complicada de su vida, no le convendría meterse a empresario circense : le crecerían los enanos.

Kickl emprende el camino hacia la puerta de salida (no sin antes morir matando)

El canciller Kurz y el presidente de la República se han reunido hoy y su comparecencia ante los medios se ha ido retrasando hasta las dos y media de la tarde, momento en el que el cual Van der Bellen y Kurz han dado cuenta de lo tratado en su encuentro.

Van der Bellen ha hablado de las situaciones nunca vistas de los últimos días, al tiempo que alababa la elegancia de la carta magna austriaca. Como se esperaba, Van der Bellen ha aceptado la propuesta de Kurz de despedir al Ministro del Interior, sin duda el Ministro más problemático del Gobierno y, sin duda también, el que menos ha asimilado su cambio de ser un funcionario del FPÖ a un Ministro de la República.

Asimismo, y como se esperaba también, Van der Bellen ha anunciado que ha aceptado las dimisiones de Strache y de los otros ministros ultraderechistas, no así la de la Ministra de Exteriores, Kneisl, que al ser una personalidad independiente (o sea, no pertenecer a ningún partido, aunque fue propuesta por el FPÖ y por lo tanto estaba adscrita a su órbita). Si el Gobierno Kurz sigue al mando –cuestión que sigue abierta- la Ministra de Exteriores seguiría en el cargo hasta las próximas elecciones.

Van der Bellen también ha anunciado que le había pedido al canciller que, antes de que terminase la jornada, le propusiera una serie de nombres de expertos de prestigio al objeto de incorporarlos a un gobierno que sería de gestión hasta que saliera el nuevo de las urnas, tras los próximos comicios.

Por último, mientras se sabía que Kickl había sido despedido, también se conocía lo que los verdes austriacos han llamado (y probablemente con razón) « su última maldad ». Su último acto como Ministro del Interior ha sido cursar una orden en la que se pone un tope al salario que los solicitantes de asilo hacen en bien de la comunidad de 1,5 Euros la hora (una vergüenza).

En cualquier caso, la sensación dominante en el país es que tanta paz lleve como descanso deja.

El presidente toma la palabra

Este post iba a terminar con la frase anterior. Sin embargo, mientras estaba escribiéndola, se ha anunciado una comparecencia del Presidente de la República, el Sr. Alexander Van der Bellen, que se ha dirigido a la nación en un breve y paternal discurso en el que ha hecho un balance de situación, ha pedido a los ciudadanos, a todos los ciudadanos, que ayuden a restaurar la confianza internacional en Austria y a los políticos más en concreto, que piensen en el bien de Austria y traten, en estos tiempos convulsos, de no dejarse llevar por intereses cortoplacistas que no ayudan a la nación.

Viéndole, uno pensaba (de nuevo) en lo diferente que hubiera sido todo (para peor, para mucho peor) si los austriacos hubieran elegido a Norbert Hofer. Pero no. Por suerte, no.

Los austriacos eligieron a un tipo, con perdón, cojonudo.

Gracias a Dios.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.