ESPECIAL AUSTRIA EN CRISIS: Estaba tomando cañas (leré, leré)

Austria se ha convertido en un país en el que los muertos estaban tomando cañas (leré leré) y en Facebook, y en donde los abogados confiesan sus travesuras.

24 de Mayo.- Como he escrito muchas veces, la ventaja principal de hacer Viena Directo es que me da la oportunidad de conocer a gente mucho más lista que yo (o por lo menos mucho más informada que yo en determinados temas). Este es el caso de un amabilísimo lector, amigo también, que es abogado y que, alrededor de la supuesta legalidad o ilegalidad del famoso vídeo que se publicó hace una semana, ha tenido la enorme gentileza de enviarme algunas consideraciones.

Voy a tratar de resumirlas para mis lectores (más tarde verán por qué).

Según él me ha explicado y con respecto a la ilegalidad de la grabación, existe abundante jurisprudencia del Tribunal Supremo en el sentido de que la grabación de una conversación no es ilegal si, quien la graba, participa en ella. O sea: supongamos que la grabación la ha hecho la supuesta oligarca rusa, pues la grabación no sería ilegal.

Otra cosa es la difusión.

Por el contenido de lo que se ha difundido hasta ahora (y es probable que quien ha dado el paso de difundir los cortes del vídeo que hasta ahora se conocen haya tenido buen cuidado de asesorarse) los fragmentos de vídeo que se conocen hasta ahora no afectarían a la „vida privada“ de Strache. Dado su oficio, podría calificarse de una conversación profesional. Mi comunicante me dice, de todas maneras, que en cuanto a la difusión las fronteras son bastante más borrosas que en cuanto a la grabación. Incluso, en el colmo tanto de la amabilidad como de la eficacia, incluso me indica los textos legales (españoles) aplicables a este caso.

Parece ser que, según su opinión experta, las autoridades podrían utilizar como referencia la Ley Orgánica número 1 de 1982, artículos 7.2 y 3.

Y mis lectores se preguntarán sin duda y Paco, ¿Por qué se entretiene en contarnos todas estas cosas?

Pues me entretengo porque, después de una semana, Strache se ha hecho vivo.

De entre los muertos

El ex vicecanciller debe de ser una de las pocas personas de este planeta -dejando aparte a Juan Gabriel, a Elvis Presley y a Miguel Bosé, naturalmente- que han podido saber lo que la gente piensa de ellos a través de su obituario.

Escuchando las noticias de la última semana podría pensarse que Heinz Christian Strache había tenido „un aparatoso accidente“ y se estaba preparando para él un funeral de Estado.

Sin embargo, quien pensara que Strache estaba acabado, se equivocaba como la paloma de Alberti. Y mucho, además.

Después de una semana tragando quina, soportando el cachondeo público, amasando rencor, Strache ha vuelto. No en persona, eso sí. Utilizando su medio favorito, Facebook, Strache se ha manifestado a través de un videomensaje, hecho un ectoplasma de sí mismo. Ha renovado a través de este procedimiento el vínculo que le une a sus fans y sus fans, que en plena vorágine del escándalo le habían puesto a caldo (!Cuán voluble es el gentío que sigue a los políticos, señora!) se han rendido a sus pies.

La intención estaba clara: empezar a construir una nueva narrativa, que sustituyese al Strache humillado por su propia idiotez por una nueva imagen (que parece que ha calado entre sus fans): la de un Strache víctima de una conjura.

En el vídeo, Strache empieza diciendo que la grabación del vídeo fue ilegal (ya hemos visto que puede ser que, aunque a él le pese, no sea así) y, si durante su despedida, el complot había sido de las fuerzas del mal contra él mismo en persona, en su nuevo videomensaje Strache sostiene que el compló, esta vez ha sido contra toda la nación austriaca. Su teoría es: si alguien iba contra mí, personalmente, podría haber difundido el vídeo inmediatamente y no dos años después de hecho, durante la campaña de las elecciones europeas. Yo me inclino a pensar que, pese a todo, el momento en el que el vídeo se ha difundido ha tenido parte de cálculo -naturalmente, los periodistas buscaban el mayor impacto posible- pero también una gran parte de azar, debido a los tiempos que, lógicamente, se han necesitado para comprobar todo y para buscar asesoría legal.

El siguiente párrafo lo dedica a admitir que sí, que su comportamiento fue inaceptable, inexcusable e indudablemente estúpido pero argumenta que los siete minutos conocidos hasta ahora pertenecen a una grabación de siete horas en donde, aprovecha para decirlo, no hubo ni sexo ni drogas, cosa que nos deja a todos muchísimo más tranquilos.

Strache también dedica un buen espacio a explicar su concepto de la política, que es un poco el mismo que el que muchos hombres (sobre todo los del tipo de Bertín Osborne) tienen de las relaciones con las mujeres. O sea, que lo mismo que un hombre es un animal perpetuamente en celo que lo único que quiere es aparearse con el mayor número posible de indivíduos del sexo opuesto, lo mismo en todos los políticos anida la sana (según él) ambición de aumentar su poder hacia la exclusividad (para construir un Orbanistán, se supone).

O sea que, según Strache, cualquier político en su sano juicio, en el ejercicio de su deber profesional, si le hubieran puesto delante a una oligarquesa y la promesa de recibir dos millones de Euros, habría reaccionado exactamente igual.

Parece que también su mujer, la señá Felipa, se ha convencido también (si es que no pensaba antes así).

Hoy, en declaraciones a esa institucion periodística que es el Joite, ha desmentido haberse mudado a casa de sus padres. En su casa, según la señora de Strache, vive su marido, vive ella y vive su niño, que es un bebé y delante del cual tratan los dos tratan de aparentar que nunca hubo Ibiza, ni oligarquesa, ni Red Bull.

Angelico.

El abogado de tu abogado es mi abogado

Otro que también se ha hecho vivo, también de manera indirecta, ha sido el abogado, con bufete en la milla dorada de esta capital, que ha confesado haber organizado el tema del vídeo por iniciativa propia.

El abogado en cuestión ha emitido un comunicado por medio de otro abogado. Según el abogado del abogado, el urdidor del vídeo, cuya inicial, en los medios más serios ha sido abreviada, actuó por „coraje civil“ y en el marco de un (cuando menos curioso) „proyecto de periodismo de investigación“.

La confesión ha estado motivada por la demanda que Strache ha interpuesto contra este abogado.

De momento, lo vamos a dejar aquí, aunque sospecho que esta rama del asunto (algo esperpéntica) seguirá dando que hablar en los próximos días.

Kurz lucha por su supervivencia (y cada día lo tiene más crudo)

Y mientras, fuera, en las frías tinieblas exteriores a las que Strache ha sido expulsado, pasaban todas estas cosas, en el centro del poder austriaco Kurz lucha por su supervivencia, que se cifra en conseguir que los grupos de la oposicion, este lunes, no voten a favor de que el Parlamento austriaco le retire su confianza.

No lo tiene fácil. Nada fácil.

Particularmente los socialistas, con Pamela Rendi-Wagner al frente, no parecen muy inclinados. Kurz incluso ha hecho concesiones, por ejemplo aceptar que la última maldad de Herbert Kickl, la de limitar el sueldo de los aspirantes a refugiados a 1,5 Euros / hora, sea reversible. Pero nada, no. Los socialistas no han encontrado que las razones de Kurz sean convincentes y planean, por lo que parece, hacerle caer el próximo lunes y que el país sea gobernado por un equipo de expertos y un canciller interino designado por el presidente.

Las cosas, como no cambien mucho, se ponen bastante feas para Kurz.

Sin embargo, es bastante probable que, después de las elecciones, con confianza o sin confianza, sea de nuevo el más votado. Aunque, hasta entonces, pueden pasar muchas cosas, como es natural (y sano que así sea).

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a ESPECIAL AUSTRIA EN CRISIS: Estaba tomando cañas (leré, leré)

  1. Bad Vöslauer dice:

    Fanes y fanas, por tierras ibéricas no ha aparecido ningún vídeo de este tipo lo cual no quiere decir que no exista y es que por aquí con la vida privada de según quien son más remilgados, ya que no vaya a ser que se sepan los entresijos de la misma, que con la pública ya tenemos suficiente dependiendo del personaje en cuestión. En vez de oligarca rusa suele ser alguien proveniente de allende los mares, ya se sabe por aquello de las influencias y conocimiento de lenguas de nuestros administradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.