!Cuádrese!

La Sezession de VienaUn sábado tal como hoy, pero de 1897, un grupo de artistas vieneses puso la piedra fundacional de cosas como, por ejemplo, Instagram.

13 de Julio.- Los sábados son un día propicio para la rebeldía.

Quieras que no, parece que te queda todo el fin de semana por delante.

Quizá este impulso que dan los sábados fue lo que decidió a un grupo de artistas vieneses a fundar, el tres de abril de mil ochocientos noventa y siete, la llamada Secession.

Estos caballeros (eran todos señores) decidieron que ya estaba bien de academicismo y se declararon independientes de la Kunstlerhaus de Karlsplatz (por eso lo de la secesión, claro). Tampoco se fueron muy lejos, que digamos, porque terminaron poniendo su chiringuito a escasos quinientos metros de la Kunstlerhaus.

Su idea no fue original, ya que se basaron en el ejemplo de la secesión de Munich.

Aquellos hombres eran el ala progresista del arte austrohúngaro, y estaban hasta los güevos del conservadurismo artístico pero también político, del estilo historicista, representado por ejemplo por Hans Makart, el cual no hacía más que pintar rimbombantes escenas de una antigüedad clásica de cartón piedra; y en la arquitectura, por el estilo de la Ringstrasse vienesa, en donde cada edificio jugaba a imitar un estilo antiguo y periclitado.

Los artistas de la Secession buscaban un arte moderno en el sentido más etimológico de la palabra. O sea, „al modo de hoy“.

Creían que el arte debía de ser otra cosa. Una cosa a la que nosotros llamamos modernismo y ellos llamaron Jugendstil, o sea, el estilo de los jóvenes.

Aún hoy, la influencia de estos señores que, un sábado de 1897, fundaron la Secesión es enorme y no es arriesgado decir que, por ejemplo Instagram, no hubiera sido lo mismo si ellos no hubieran existido.

Veamos por qué: en 1898, los hipsters de la Secession, que eran un rato modernos, decidieron que el mundo tenía que conocer sus revolucionarias ideas con respecto al arte y fundaron una revista.

La llamaron Ver Sacrum, o sea Primavera Sagrada (que es el lema que puede verse en el edificio de la Sezession que está al principio del Naschmarkt de Viena) y como quisieron dejar bien sentado lo de que eran más avanzados que nadie, se inclinaron por publicar su revista en un formato que, más tarde, les copiaron otros hipsters, entre ellos, los que decidieron el formato de las fotos de Instagram.

La revista Ver Sacrum se publicó en un formato cuadrado.

Aunque Ver Sacrum alcanzó muy pocos números, su influencia fue enorme desde todos los puntos de vista, y remeció el mundo del diseño europeo lo cual era lo mismo que decir el diseño mundial. Avispados, los señores de la Secession se dieron cuenta de que cualquier cosa queda automáticamente bien inscrita en un cuadrado -pasa igual con cualquier cosa que se inscriba dentro de un círculo, pero claro, para formato libro, el círculo es menos práctico-.

Enre 1914 y 1932, el influyente semanario holandés Wendigen sacó a la calle todo tipo de diseños basados en su forma cuadrada. Todo eran ventajas. Un tomo cuadrado ofrece multitud de posibilidades, porque se le puede dar la vuelta como uno quiera y en el que es muy difícil tomar decisiones erróneas en cuanto a la composición.

El cuadrado se convirtió también en la forma favorita de la vanguardia soviética (si el emperador Paco Pepe se hubiera enterado le hubiera dado un ataque de ansiedad) y los señores de la Bauhaus también recogieron el testigo del cuadrado en los años veinte y treinta, y publicaron el Bauhauskatalog justo en esa forma.

A partir de entonces, los editores han elegido el formato cuadrado cuando querían darle al lector la idea de que le estaban ofreciendo algo exquisito y excepcional.

El formato cuadrado es muy popular entre los de temática de arquitectura, arte o fotografía y durante mucho tiempo (hasta la invención del carrete de 35 mm para fotos), las fotografías tenían también un bonito formato cuadrado en donde era bastante más fácil componer las imágenes que en el actual rectangular.

Articulo publicado en Historias de la Historia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.