De Viena a España, pasando por Siria

Hacer Viena Directo mola mucho, porque a veces me permite hacer magia y sacar de la gente cosas que, a lo mejor, no saben que tienen dentro.

10 de Agosto.- Hacer Viena Directo todos los días (o casi) mola mucho. Si no, claro, no lo haría. El blog ha sido la excusa para que me pasaran cosas estupendas y sobre todo para conocer a gente genial, quizá porque yo he sido siempre muy curioso y, creo, muy acogedor.

Hace ya bastantes semanas me escribió un joven diseñador barcelonés, que tiene su propia marca (Xusepito, de él son todas las creaciones que se ven en este reportaje) y me preguntó algunas peculiaridades a propósito de la iconografía austriaca. En ese momento, se me encendió la bombilla.

Fayz-12

-Yo soy fotógrafo, le dije, si te traes algo de tu colección podremos hacer algo juntos, yo creo que podrían salir unas fotos chulas.

Normalmente, hago retratos y casi nunca tengo la ocasión de hacer fotografía de moda. Supuse (como luego así fue) que sería divertido y, en todo caso, una situación favorable para las dos partes. Xusepito tendría sus fotos y yo tendría material para experimentar.

Quedaba, por supuesto, la cuestión del modelo.

Xusepito me informó de que las cosas que se iba a traer eran de la talla M, y que el modelo tendría que tener también esa talla.

Fayz-13

Quiso la casualidad que, durante estos días, me contactase por Instagram Fayz, un chaval sirio. Tras inspección somera de su perfil de Instagram, vi que podría servirnos muy bien para el propósito que nos animaba.

Y no solo sirvió muy bien, creo que sirvió inmejorablemente bien.

Así pues y dado que no nos conocíamos, ni modelo, ni diseñador ni fotógrafo, quedamos en la puerta de la casa en donde tengo mi estudio (lo hago siempre como medida de precaución, más que nada porque, aunque todo el mundo es bueno y he tenido cero problemas, hay criaturas que están muy mal de las cabezas).

Xusepito resultó ser un chaval muy majo y su compañía también.

Con un par de minutos de retraso llegó nuestro modelo.

Fayz-15

Los que hemos sido hijos obedientes de nuestros padres (y aún lo somos), nos reconocemos inmediatamente. Y Fayz estaba claro que era el hijo con el que sueña cualquier madre. O sea, un chaval educado, majo y formal.

Después de deshacerse en disculpas por el ligero retraso y un poco para romper el hielo, le estuve preguntando al muchacho algunas cosas sobre su (aún breve) biografía.

Me contó que lleva cinco años en Austria con su familia, que vino de refugiado y que ahora está haciendo una formación profesional de albañil. También me dijo que le gusta jugar al fútbol -es portero-.

El diseñador y el modelo pronto descubrieron que tenían un amor compartido: la pasión por el FC Barcelona (Xusepito le mostró al chaval el carnet del club blaugrana y el chico lo flipó como si le hubiera enseñado un trozo de la piedra de la Kaaba). También nos echamos unas risas porque a principios del verano estuve fotografiando al hermano de Fayz, y que también es (sobra decirlo) un chaval encantador aunque forofo del Real Madrid (cosa que, sin duda, provocará no pocas disputas entre los dos hermanos sirios).

Fayz-2a

Pasando al tema técnico ¿Cuáles eran mis objetivos? ¿Qué referencias manejaba? Naturalmente, mi objetivo principal era el de siempre: o sea, hacer fotos chulas. Y sobre todo, poner en valor tanto al modelo como, por supuesto, la ropa. Una reintepretación del Tracht tradicional austriaco de una forma chulísima (en mi opinión).

Técnicamente, el asunto era utilizar todo lo posible la luz natural y solo utilizar luz artificial para rellenar y que las sombras no fueran demasiado violentas. Y sobre todo me apetecía a mí también copiar de alguna manera los editoriales de moda de El País, que siempre me han parecido que están muy bien hechos.

Fayz-10

Alguien dijo que, cuando uno hace fotos (lo mismo que cuando uno escribe) hace fotos no solo con el dedo, sino que hace fotos con todas las lecturas, con todas las fotos que ha visto en su vida (las que le han gustado y las que no), hace fotos con sus visitas al Museo del Prado, con las pedorreces que ha visto en Instagram y que todo eso hace que tu personalidad como artista (fotógrafo, escritor, o lo que sea) se forme.

Hacer Viena Directo mola, mola mucho, aunque solo sea porque me permite aprender que todos somos algo más de lo que parecemos a primera vista.

Modelo: Fayz

Estilismos: www.xusepitostore.com

Fotos: Paco Bernal

Si quieres que te haga fotos como las de este reportaje, no dudes en ponerte en contacto conmigo en vienadirecto@gmail.com

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.