Los hombres de Paco

Hace un año, sobre una bicicleta, empezó un camino apasionante que hoy llega no ya a su fin, sino a un principio que me alegra presentar a mis lectores.

28 de Septiembre.- Hace más o menos un año, al declinar del verano, salí un domingo a pasear con la bicicleta por los alrededores de mi casa. Mi compañía era mucho más hábil que yo en esto de las dos ruedas, de tal manera que yo iba sudando la gota gorda y solo veía su nuca todo el rato.

Por fin, llegamos a una pista relativamente plana y yo me pude relajar (sin dejar de mirarle el cogote para no perderlo de vista) de manera que, como suele pasarle a la gente como yo, me puse a pensar en las musarañas.

Como esto de la creatividad es misterioso, no sé si sería por el deporte, por la oxigenación, por alguna clase de trance relacionado con ese cogote en el que me tenía que concentrar, el caso es que tuve una idea. Una idea que a mí me pareció, en aquel momento, genial pero cuyos límites y forma exactos no sabía visualizar bien.

fbReport Stef-2

Después de que me viniera esto a la cabeza, seguimos un rato pedaleando y luego entramos en un heuriger, especie de taberna, a merendar. Yo, por supuesto, no solté prenda de la idea que me había venido a la cabeza, porque la experiencia me dice que las ideas, recién nacidas, no solo son frágiles, sino que también si uno las cuenta antes de que maduren, le pueden convencer a uno de que son una idiotez que no merece la pena el esfuerzo. Merendamos, no se me olvidará, un plato con quesos y yo me tomé una limonada. Cuando llegué a casa, me senté delante del ordenador y escribí unas cuantas notas a propósito de lo que quería hacer.

Cuando terminé, apagué el aparato y dejé que la idea reposara.

Andi 6

Según mi experiencia, si una idea es buena de verdad, cuando se la deja descansar una semana y se vuelve a examinarla, sigue pareciendo igual de buena. Si solo era el producto de un entusiasmo inicial sin más recorrido, cuando uno vuelve a pensar en ello, pues le parece una idiotez y ya. Se cierra el tema y to another thing butterfly.

Pasó la semana y, al volver sobre la idea, me di cuenta de que era tan buena como cuando inventé, hace ya catorce años, Viena Directo.

-Paco, me dije, creo que deberías darle una pensada al tema.

Entonces hice otra cosa que hago cuando una idea me parece importante. Antes de seguir, aviso que el siguiente párrafo no es apto para escépticos. Cuando, después de pasada una semana, una idea me sigue pareciendo buena yo, como soy un hombre racional, consulto con el más allá. Cuando vivía mi abuelo, era él el que me servía de puente con el otro lado. Sin embargo, como mi abuelo me falta, tengo a dos personas, cuyas identidades mantendré en el anonimato, que me ayudan en estos trances. Las llamé por separado y les dije más o menos esto:

-Mira, hace una semana, tuve una idea. Creo que es buena, así que he plantado una semilla. Me gustaría saber si crecerá o no.

Poldi (2 de 1)-2FB

Las dos personas consultadas me dieron, por separado, el mismo mensaje, así que decidí que había llegado la hora de ponerse manos a la obra.

Mi idea era hacer una web a propósito de los hombres a los que fotografío desde hace años. Para saber más, conviene que el lector vaya pinchando en este enlace.

Pronto, sin embargo, empecé a toparme con dificultades. La primera fue el idioma ¿Debería abordar mi nuevo proyecto en español o en inglés? Pasé varias semanas en secreto rumiando esta cuestión, al término de las cuales decidí probar cómo sería escribir un blog en inglés. Me plantée hacerlo con una frecuencia de tres veces por semana. Resultó ser un trabajo ímprobo y los resultados no eran para nada espectaculares. Otra pregunta era ¿Debería escribir solo sobre mis sesiones de fotos o sobre otros temas? Más dudas.

Masigh31082019 (5 de 1)FB

Entretanto, sobrevivino el invierno y con él una pequeña edad de hielo emocional de la que mis lectores ya tuvieron noticia. No tenía ganas de nada, y menos de meterme con el trabajo de poner en pie una nueva web, por muy buenos auspicios del más allá que tuviera.

Cuando el frío pasó, pensé que la cosa, a pesar de los susurros de los espíritus, había muerto para siempre. De manera que le conté la idea que había tenido a un amigo de cuyo criterio me fío mucho. En un tono como, „mira, meses llevo dándole vueltas a la cosa y eres el primero al que se lo cuento ¿A que es una tontería?

Él, muy respetuoso, me dijo que a él no se lo parecía (esto fue en mayo o así) de manera que yo le prometí volver a darle una vuelta al tema.

-En septiembre nos sentamos otra vez y te cuento a dónde he llegado.

Hace un mes, retomé el asunto no ya desde cero, porque ya sabía lo que no quería hacer, y me senté conmigo mismo y me pregunté Paco tú ¿Qué haces bien? Y me contesté, pues hago bien fotos y cuento bien historias. De manera que pensé que para el lector, como me pasa a mí, no solo sería interesante ver a los hombres que fotografío, sino también saber algo más de ellos como personas.

Mohib 30082019-3A

Los hombres de Paco -dije en voz alta. Y así, retomé el proyecto. El resto, fue muy fácil. En la web, hay ahora mismo cinco perfiles (irán saliendo más, al ritmo de dos a la semana). Y son unos perfiles muy dispares. Hay un bombero, pero también hay dos refugiados y un estudiante, y un chico que trabaja de administrativo. Todos son gente, por sí misma, que merece una conversación y un relato de sus aventuras por esta vida, y del camino que los ha conducido frente a mi cámara.

Esto se complementa, además, con un perfil en Instagram en el que día a día, se publican fotos de mis archivos (pinchar aquí para verlo y seguirlo). Una especie de guía de estilo para el hombre, y un catálogo, por qué no, de hombres con estilo (seguidme, que me hace ilusión y a vosotros os hará felices).

Este amigo al que le consulto las cosas, me dice siempre que yo hago fotos para que la gente me cuente su historia. Y ahora yo las historias las cuento (lo que se puede contar) para que, a partir de hoy, las conozcan también mis lectores.

Y, sin más: el primer capítulo. Foto Bernal Vienna presenta a Stefan en:

Capítulo 5: Dicionario de criaturas mitológicas y un mapa para encontrarlas

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.