Desenterrar cadáveres

La soledad es mala y desenterrar cadáveres es una moda que puede salvarle a usted la vida.

2 de Octubre.- Cuando iba ayer a trabajar en el metro, escuché por la radio (estupendo programa de RNE) que la gente cada vez está más sola, y que en general no es por propia elección (todos necesitamos estar solos de vez en cuando, para poder poner en orden nuestros pensamientos y aprender a ser nosotros mismos). Aprendí también que la soledad indeseada es peligrosa y mala para la salud (como fumarse quince cigarrillos) y que la gente piensa que está acompañada cuando lo que está es entretenida, con tanta pantalla y tanta milonga.

Siguiendo el hilo de mis pensamientos, recordé yo que yo tenía un amigo con el que me reía mucho –qué pena que él y yo hayamos dejado de reirnos juntos-. Este amigo cuando, en aquella mocedad nuestra, no tenía con quien salir, tiraba de amistades antiguas que por lo que fuera se habían enfriado y a aquellas llamadas (« tío ¿Te apete… ? ») las llamaba « desenterrar cadáveres » (por favor, evitar las inevitables asociaciones con la actualidad celtíbera).

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos sido muertos que alguien ha querido desenterrar de algún lugar de su memoria, o de su nostalgia, porque la soledad si no es buscada duele y, cuando uno desentierra un cadáver (metafóricamente como cae por su peso) también desentierra una parte de su pasado, de su juventud, y piensa que, con un poquito de esfuerzo, la vida podría ser igual que antes de la defunción (naturalmente metafórica) de tal o cual amistad.

Esto ha debido de pensar el jefe de los verdes austriacos, Herr Kogler, el cual es el segundo hombre más contento de Ausria (el primero es el futuro canciller Kurz, el cual también, si se fuerza un poco la « metáflora » es un muerto político al que las urnas han recalentado para que se convierta en un cadáver exquisito). A él, a Kogler, también la soledad le aprieta y por eso ha decidido desenterrar el cadáver de una antigua amistad. La que le unía a Peter Pilz.

Como recordarán mis lectores, Peter Pilz partió peras con los Verdes, que había sido su partido de toda la vida, y decidió emprender una carrera en solitario. Una carrera en solitario que, al principio, fue muy bien, pero que luego terminó como todos sabemos que terminó. O sea, con acusaciones de haber sido un tocador de señoras, retirada para defender su honor, etc.

En las últimas elecciones Peter Pilz no ha conseguido entrar en el Parlamento de nuevo, pero a Kogler, el nuevo jefe de los Verdes, el cual no debe de percibir como un peligro que Peter Pilz le toque (Mama Peter Me toca, Me toca cada vez más, Mama Peter me toca, me toca, me toca, defiéndeme tú) ha decidido hacerle una propuesta para que colabore con el que fue su antiguo partido.

La explicación viene a ser que la soledad es mala. Durante su travesía del desierto, los Verdes tuvieron que desprenderse de muchos colaboradores (sin Parlamento no hay subvenciones) y ahora van a empezar a trabajar en el dicho parlamento muchos diputados nuevos, bisoños, los pobres, que no tienen ninguna experiencia. Al contrario que Peter Pilz, que lleva más de tres décadas a Dios rogando y con el mazo dando. Kogler le ha propuesto a Peter Pilz que se enrole en los Verdes de nuevo, para desenmascarar corruptos. Bien en el departamento periodístico de los Verdes o bien a través de su plataforma de Internet, que se llama Zackzack.

Tiene la oportunidad de demostrar que es un cadáver que se mantiene considerablemente fresco. Aunque sea una contradicción en los términos.

Victor 28092019-4fb

Esta es la imagen que hoy puedes ver en la cuenta de Instagram de FotoBernalVienna. Para ver más como esta, no tienes más que seguirla, pinchando en el enlace y para enterarte de las apasionantes historias de estas sesiones de fotos (o reservar la tuya) visita el blog del que ya habla toda Viena.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.