Hoy, por fin, hablaremos del Gobierno

¿Pactarán ? ¿No pactarán ? Dos por uno en VD hoy, por un lado, curiosidades gubernamentales y, al final, un concursete con un premio suculento.

12 de Noviembre.- Fiel a su cita con los espectadores del Zeit im Bild , Josef Manola, el corresponsal de la tele pública austriaca en Madrid, les explicó a los ciudadanos transalpinos lo que había pasado en las elecciones del domingo.

Teniendo como fondo la fría noche madrileña y el palacio isabelino en donde se reúnen los diputados españoles,el pobre Manola, con cara de estar asistiendo al entierro de un ser querido, desmenuzó los detalles del estropicio y les explicó a los austriacos que la noticia del día era el ascenso de un partido de ultraderecha (« ultrarechte », textualmente).

Tras hacerlo, dio paso a un vídeo en el que se explicaba lo complicado que lo va a tener el actual presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para formar un ejecutivo estable (imágenes alusivas de Pedro Sánchez con cara de no poder llegar a fin de mes y del líder exultante del partido ultraderechista, disfrazado como suele del miembro más juguetón de un grupo gay de osos aficionados al cuero –negro-).

Ayer lunes todavía el eco del desastre campaba por esas ediciones digitales. A Josef Manola, el pobre, alguien debió de llamarle a capítulo, porque si el domingo los del oso eran « ultrarechte » al día siguiente se habían quedado en Rechtspopulisten (o sea, populistas de derechas) que es un poco la diferencia que hay entre el café de verdad y el de Nespresso.

La noticia, sin embargo, saltaba hoy. El presidente del Gobierno en funciones -el de las dificultades para pagar el alquiler- ha escenificado públicamente su intención de pactar con otra(s) fuerza(s) políticas al objeto de formar un Gobierno estable. La gente, en este momento, mira la cuestión con excepticismo, como cuando un amigo adicto al Tinder se echa de pronto novia y uno, al ver a la pareja de tórtolos, piensa « a ver lo que les dura ».

Para entretener la espera hasta que el pacto/no pacto llegue, y que mis lectores aprendan otro poquito de Historia de Esta Pequeña República, he pensado que igual podía poner algunas curiosidades gubernamentales.

Por ejemplo : en España, en gran parte por herencia del franquismo y por la mala fama que tienen entre nosotros las alianzas (la machacona insistencia de la dictadura en la unanimidad y en la adhesión inquebrantable) hemos sido alérgicos a los gobiernos mixtos (que yo recuerde, no ha habido ninguno en democracia). Sin embargo aquí son la excepción. Según mis datos, solo ha habido en Austria desde 1945 dos periodos de gobiernos monocolor. Entre 1966 y 1970 (ÖVP) y entre 1970 y 1983 (SPÖ) debidos a esa fuerza de la naturaleza (política) que fue el canciller Kreisky.

El gobierno más colorido, por razones históricas obvias, fue el primero de la segunda república (1945) en el que se sentaron el ÖVP, el SPÖ y los comunistas del KPÖ (más que nada, porque el camarada Stalin tenía un ojo y medio bigote puesto en Viena).

Para que los políticos españoles aprendan, las negociaciones más largas para formar coalición las mantuvieron en 1962/63 el SPÖ y el ÖVP. O sea, que como cantaba Juanes, saber que se puede, querer que se pueda. 129 días estuvieron ahí esos hombres consensuando un programa (cuatro meses y pico, omá). Las más cortas fueron las del primer gobierno, del que hablábamos más arriba. Los padres de EPR remataron la faena en apenas 25 días y el Gobierno les duró dos años, hasta 1947.

El Gobierno con más ministros de la Segunda República austriaca fue el del canciller Vranitsky (1994-1996). Nada más y nada menos que 16 ministros y 5 secretarios de Estado (solo como información, el actual Gobierno, sin contar a Pedro Sánchez, tiene 17 Ministros/as). El Gobierno más recogidito fue el de Leopold Figl (1949-1953). Figl se las arregló con 9 Ministros nada más (qué estrés debía de tener aquella pobre gente).

El Ministro con un mandato más largo fue el socialista Christian Broda, el cual se hizo cargo de la cartera de Justicia en dos ocasiones (1960-66 y 1970-83) y entre los dos mandatos sumó casi diecinueve años. O sea, que estuvieron tentados de cambiarle el nombre al Ministerio y llamarle Ministerio de Broda.

El político español más experimentado desde la muerte de Franco (suponiendo, claro, que a Franco pudiera considerarsele político) fue Mariano Rajoy el cual, en enero de 2018, le ganó al anterior poseedor del récord, Felipe González. Rajoy, entre ministerios y presidencia del Gobierno estuvo sentado en un sillón oficial 13 añazos

El más corto, ya lo contamos en Viena Directo, fue otro ministro de Justicia, esta vez del FPÖ, Michael Krüger, que no llegó ni al mes (25 días) y aún así le dio tiempo a hacer todas las travesuras posibles. En España, en democracia, el récord de ministro de mandato más breve lo tiene Maxim Huerta, y en toda la historia de España, el récord lo tiene el Marqués de Cleonard, el cual fue nombrado Presidente del Gobierno (primer Ministro) por Isabel II y cesado 27 horas después del nombramiento (no por inepcia del afectado, sino por intrigas políticas).

!Los soles del Sur vuelven a Viena ! En una semana, se estrena su nueva obra Cena con Batalla, una comedia de Jordi Casanovas. Y como siempre, Viena Directo sortea dos entradas. Para conseguirlas, solo hay que enviar un correo a vienadirecto (arroba) gmail.com, diciendo « quiero ver teatro en español en Viena ». Entre las respuestas recibidas, se sorteará al ganador, cuyo nombre se hará público el próximo martes!Participa y gana !

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.