¿Es el enemigo? Que se ponga

La cosa llevaba tiempo anunciándose, y por fin lo que tenía que suceder ha sucedido.

12 de Diciembre.- El momento que todos habíamos estado esperando ha llegado hoy por fin.

Es oficial : el FPÖ se ha roto. No mucho, también es cierto. Pero el poquito que se ha roto ha sido en una plaza muy importante. De hecho, en la más importante : Viena.

Hoy, tres miembros del FPÖ vienés, declarados « fanes » de Strache, han llamado a la sede central del que era su partido, y como Gila :

-¿Oiga, es el enemigo ? (pausa) Que se ponga.

O sea, que han renunciado a todos sus cargos y a su pertenencia a la organización y han fundado un nuevo grupo (pronto un partido) que se llama DAÖ (O sea Die Allianz für Österreich, uno se pregunta porqué DAÖ y no DAFÖ, pero bueno).

El logo del nuevo grupo no deja lugar a dudas. Los mismos colores del FPÖ y un recuerdo en el nombre a la escisión que le sirvió a Haider para seguir pegado a una poltrona hasta su trágica y súbita muerte (Lo que entonces era un Bündnis ahora es una Allianz). Tan es así que Norbert Hofer, una de las cabezas del águila bicéfala que es la dirección del FPÖ, ha llamado al nuevo partido « Alianza por el Futuro de Ibiza » jugando con el recuerdo de Haider, lo cual no deja de tener su gracia, por otro lado. Hofer sabe que, en política, a quien madruga Dios le apoya, y se ha puesto ya en modo contraataque. La « ocurrencia » (el FPÖ tiene uno de los mejores equipos de spin doctors de la política austriaca, si no el mejor) ha sido repicada por multitud de cuentas de Twitter afines.

El objetivo declarado de los tres del DAÖ es presentar a Strache como candidato a la alcaldía de Viena (y, de paso, con un poco de suerte, buscarle al pobre hombre un trabajo, que tiene un crío chiquitillo y con el sueldo de diputada salvaje de su Felipa no debe llegarles para Milupa).

En fin : nótese que no es Strache el que funda el partido, más que nada porque sería un poco ridi estar pidiendo volver a pertenecer al FPÖ y montarse por su cuenta otro chiringuito.

Más que probablemente, los acontecimientos seguirán el guión previsto desde el principio. El FPÖ, a través de su órgano disciplinario, someterá a Strache a un procedimiento en el que se intentará por todos los medios no solo humillarle (que ya le han humillado bastante) sino también neutralizarle en lo posible como eventual rival electoral.

En los últimos días no pasa uno sin que lleguen a la prensa filtraciones de la cloaca del FPÖ (y a veces de la « contracloaca ») sobre fechorías, reales o presuntas, que Strache habría cometido durante su década y media de jefe de la ultraderecha austriaca. Filtraciones que están destinadas, naturalmente, a salpimentar el proceso disciplinario contra Strache y a hacer que su expulsión (inevitable) del FPÖ esté basada en pruebas más o menos incontrovertibles.

Cuando esa expulsión se materialice, Strache, convertido en mártir (por lo menos a sus propios ojos) se reincorporará a su nuevo partido y formalizará su candidatura a la alcaldía de Viena. Las últimas encuestas, azuzadas por los rumores le dan a este partido de Strache aproximadamente un cinco por ciento de sufragios. El FPÖ andaría por el 17%. Todo el mundo está pensando ya en el roto que Strache le va a hacer a su partido.

Todo indica que en las próximas semanas nos vamos a reir mucho (menos en el FPÖ, claro).

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.