El largo y cálido verano

El estío suele ser una época de modorra y soñolencia, sin embargo, este último nos trajo noticias que nos dejaron « con el culo torcío ».

27 de Diciembre.- Después de un inicio del verano tan accidentado como lo fue el de este 2019, las aguas volvieron a amansarse poco a poco. Los austriacos se fueron a la playa, para intentar recuperarse de los sustos que les habían dado sus políticos, y olvidarse de que Notre Dame se había quedado muy chamuscada (se nos olvidó explicarlo en el capítulo correspondiente de este resumen, olvido imperdonable, según el tonto del alcalde de Madrid, para el cual la catedral de nuestra Sra. Es mucho más importante que, por ejemplo, el Amazonas, que garantiza la supervivencia de la Humanidad).

Sin duda una de las noticias más curiosas de este 2019 a cuyo final nos acercamos con paso firme pero decidido, se produjo en Agosto, cuando la siempre eficientísima policía de EPR le echó el guante a un grupo de esforzados de la masa que hacían artesanalmente (y en condiciones de esclavitud) empanadillas falsas para los restaurantes chinos de esta ciudad que, en un par de días, se alegrará con la música de los Strauss.

También en Agosto se anunció la esperadísima, pero eternamente aplazada, aparición del informe que una comisión de expertos creada al efecto ha elaborado para bucear en la historia del FPÖ. Como sin duda recordarán mis lectores, este informe era una medida cosmética que el FPÖ decidió poner el práctica cuando aún estaba en el Gobierno y era necesario darle un poco de revoque a la fachada fach…Digo eso, a la fachada. El informe, por cierto, todavía no se ha presentado. No se sabe si porque las revelaciones van a ser explosivas ( Después de lo que llevamos visto, no se sabe qué puede ser más explosivo) o bien porque en el FPÖ ha sido difícil encontrar a alguien no ya alfabetizado, sino con unas lecturas y un fondo de armario mental. Seguiremos esperando.

El día 12 de Agosto, Strache dio su primera entrevista después de lo del tema ibicenco. Bueno, como yo dije en aquel momento, lo llamaron entrevista, pero lo podrían haber llamado empanada de bonito con bien de vodka. Con ese instinto que le define y para asegurarse que no hacía un « Príncipe Andrés » (de Inglaterra), Strache eligió un medio que, como es sabido, no considera al periodismo como una de las bellas artes. Se trata de Russia Today, también conocida como Telekremlin. Para la ocasión, Strache volvió a echarse el Just for Men (se había dejado el pelo canoso, pero a su Felipa no le debió de venir bien), se crujió los nudillos (raca raca) y empezó a largar teorías conspiranoicas.

Pocos días más tarde también nos enteramos que Placido Domingo había ejercido (presuntamente) de tocador de señoras. La noticia nos dejó a todos con « el culo torcío » que hubiera dicho Joaquín Reyes, porque hasta ese momento, Plácido Domingo pasaba por ser un caballero ídem, recordman mundial de la voz longeva y el buen humor. Una vez saltaron a la prensa y a internet las acusaciones, pasó lo que siempre pasa con estas cosas. En Europa, como si nada. Plácido ha seguido cantando y tal y cual y largas ovaciones. En América, le han hecho Urdangarines a tutiplén (o sea, le ha rescindido contratos y ya no le cogen el teléfono).

A finales de Agosto empezó el calentamiento para las elecciones que terminarían por reparar el desperfecto que había dejado a Austria sin Gobierno (aunque no desgobernada, porque para eso estaba ahí la canciller Cervecilla). Los antiguos colegas de coalición se tiraron los trastos a la cabeza a cuenta de la cartelería, porque (Casualidad ?) ambos habían elegido eslóganes muy parecidos. Llovieron las acusaciones de plagio. Un número.

Aunque claro, nada comparable con la tragedia que empezó el 1 de septiembre, hace ocho décadas. Pero de eso hablaremos en el próximo capítulo de este resumen pintiparado.

Articulo publicado en Austria. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.