Austria tiene nuevo Gobierno

Se espera de manera inminente la comparecencia de Kurz, Kogler y Van der Bellen. Hacemos recuento de las cosas que se van sabiendo.

2 de Enero.- Hace unos días se publicó (un poco deprisa y corriendo) el acuerdo de Gobierno entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos. Los periodistas españoles se quejaron entonces de que no se les hubiera suministrado el documento antes (!) y de que no habían tenido tiempo de leérselo (!). Dichas protestas indican el nivel del periodismo en España. Yo abrí el .pdf en la web de El País y tardé una media hora en leerme las cincuenta páginas que estaban escritas a un tipo de letra como de estudiante perezoso. Por cierto, que en las cincuenta páginas, como suele suceder en estas cosas, había mucho blablablá que, como todo el mundo que ha estudiado sabe, había que saltarse porque solo estaba para rellenar.

Ya tenemos Gobierno

Hoy, a eso de la una de la mañana, se ha anunciado el feliz alumbramiento del acuerdo de Gobierno entre el Partido Popular austriaco (ÖVP) y los Verdes (die Grünen). Si esto fuera España en vez de Austria, el SAMUR ya se habría llevado a muchos periodistas con crisis de ansiedad, porque el acuerdo famoso es seis veces más extenso que el del Gobierno de España. Trescientas paginazas.

De cualquier manera, para prevenir mayores desperfectos, está previsto que los dos nuevos máximos responsables del devenir político de la República Austriaca presenten „su libro“ esta tarde a eso de las cuatro, si todo sale como está previsto.

Con cierta cachaza típicamente centroeuropea (la famosa Gemütlichkeit) estos días, entre cohetes y valses, se han ido conociendo los nombres de los nuevos/viejos ministros y también se han ido filtrando las líneas maestras de un programa también sensatamente austriaco en el que, como era previsible, parece haber primado el „ni pa ti ni pa mí“. O sea, si tú cedes por aquí, yo cederé por allá, para que lleguemos a un acuerdo.

Efectivamente: los Verdes han transigido con cosas que, en palabras de Werner Kogler, „no hubieran hecho si hubieran gobernado ellos solos“ como la prohibición de que las niñas musulmanas lleven la cabeza cubierta hasta que cumplan los catorce años. Kogler ha justificado su cesión diciendo que el ÖVP había puesto esta condición para ampliar su programa en lo referido al cambio climático.

Protegiendo el clima

Como recordarán mis lectores, el canciller Kurz se cubrió de gloria durante la campaña electoral (campaña que, por lo demás, fue un paseo por el campo) diciendo que a él el cambio climático no le parecía para nada una tragedia, sino que (siguiendo una lógica un poco de aquella manera) a él le parecía que no había que lamentarse tanto porque el cambio climático iba a ser para la economía austriaca fuente inagotable de oportunidades (después de esto, en el estudio en donde se estaba haciendo la entrevista se oyó un silencio atronador, solo roto por dos súbitos golpes: los que dieron ciertas partes del cuerpo del entonces candidato al caerse al suelo).

De cualquier manera, parece ser que por mor de la gobernabilidad, Sebastian Kurz ha cedido en esto. No se implantará el temido (por las empresas) por lo pronto. En vez de eso, una comisión se encargará de elaborar un nuevo modelo tributario ecológico con el objetivo de que en 2040 (o sea, mañana por la tarde) Austria sea un país que elimine tanto CO2 como produzca. Se van a regular los billetes de avión y también se va a implantar un modelo nacional que favorezca el transporte público.

Vuelve, Ulrike vuelve, por navidad

Como ya habíamos informado, en el nuevo acuerdo de Gobierno los Verdes obtienen cuatro ministerios y una secretaría de Estado. Hoy se ha sabido que la secretaría de Estado la va a ocupar Ulrike Lunacek, distinguida europarlamentaria Verde (autora, por cierto, del famoso Informe Lunacek que es la pesadilla del fundamentalismo religioso). El nuevo cometido de la Sra. Lunacek será Secretaria de Estado de Cultura.

Se crea también un Ministerio de Integración, que llevará el Partido Popular austriaco y que se va a adjuntar al Ministerio de la Mujer. La nueva Ministra doble será la „popular“ Susanne Raab.

Naturalmente, desde el FPÖ ya han empezado a llegar las primeras reacciones vía Twitter. Reacciones de las que nos iremos ocupando cuando tengamos espacio para digerir la novedad.

Articulo publicado en Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.