19.03.2020: Últimas noticias

Últimas noticias. Aislamiento. Impacto del coronavirus en el empleo en Austria. El amor en los tiempos del virus. Los coronials. Utilidad del Schnaps.

19 de Marzo.- Buenos días a todos y bienvenidos a la primera edición de hoy de Viena Directo.

Como todos los días, empezamos con el recuento de los casos registrados en Austria a las ocho de la mañana de hoy. Nos aproximamos a toda velocidad a los dosmil casos, que es probable que se superen hoy o, a más tardar, mañana por la mañana. Los últimos datos del Ministerio de Sanidad austriaco son de 1843 casos confirmados.

Aunque no hubiera otro argumento, la subida continuada del número de afectados por el coronavirus debería concienciarnos de que la única manera de parar la pandemia o de, por lo menos, amortiguar sus efectos, es el aislamiento.

A ver si nos vamos a tener que poner serios (Archivo VD)

Durante los primeros días, hay que decir que el cumplimiento fue prácticamente ejemplar, pero ayer ya se empezaba ver cómo la voluntad de la gente se relajaba y se trataban de encontrar trucos para salir a la calle y, sobre todo, reunirse, que es lo más peligroso de todo. Zonas de ocio llenas de familia, parques…En fin.

Me contaba un lector que ayer, cerca de su casa, tuvo que intervenir la policía dando instrucciones con un megáfono, conminando a la gente a que, si quería pasear, que pasease, pero separada.

Según informan medios locales, la policía vienesa puso ayer 186 multas a bípedos implumes (así nos definió Platón) que estaban incumpliendo las nuevas ordenanzas sobre el coronavirus.

Mantener un esfuerzo así a largo plazo es difícil, máxime cuando implica o debe implicar a todos los indivíduos de una sociedad sin excepción (y sabemos, claro, que en todas las sociedades las entendederas están repartidas según la campana de Gauss) por eso, es probable que más pronto que tarde el Gobierno anuncie el cierre de los parques y las zonas de juegos.

Repetimos aquí que solo se puede salir de casa en los siguientes casos :

-A comprar alimentos y medicinas.

-Por deberes laborales que sean inaplazables y que no se puedan hacer desde casa.

-Para cuidar a gente que no se pueda valer por sí misma.

-Para pasear o hacer deporte, pero siempre solo o con las personas con las que uno comparte el domicilio.  Y siempre, siempre, siempre, guardando la distancia de seguridad de entre uno y dos metros.

Por supuestísimo siguen en vigor las reglas de higiene y etiqueta :

-Lavarse las manos frecuentemente (y bien).

-Mantener la distancia de seguridad ( !Que corra el aire !)

-Toser o estornudar en la sangradura (parte interior del codo !Mi nueva palabra favorita, gracias lectores !) o en un pañuelo.

-Reducir los contactos sociales al máximo.

Mientras tanto, el objetivo del Gobierno austriaco, aparte del de capear la crisis como mejor se pueda es, en lo posible, amortiguar el impacto económico del coronavirus. Un impacto económico que agota ya los adjetivos (y por no recrearnos, no vamos a hacer una lista). De momento, en estos dos últimos días, el número de parados registrados ha subido a 49.000. Principalmente, del pequeño y mediano comercio, pero también de la hostelería.

La prioridad es conservar los puestos de trabajo, como decía ayer Kurz, « cueste lo que cueste ».

La Ministra de Trabajo, Sra. Aschbacher, ha hecho un llamamiento a las empresas a no despedir a nadie si no es imprescindible, sino a poner a los trabajadores en situación de jornada reducida (Kurzarbeit). Ha recordado que el Gobierno ha movilizado recursos financieros suficientes para poder hacer frente a esta situación inédita en Europa en tiempos de paz (como la canciller Merkel recordó ayer en su discurso a la nación alemana, es el reto más grave al que el país se ha enfrentado desde la segunda guerra mundial). Desde el Gobierno se asegura que los fondos se van a repartir donde más se necesiten y a la mayor velocidad que se pueda.

Por lo demás, el aislamiento, el teletrabajo y la « tele-escuela » están llevando a records de consumo de internet y de teléfono. La ORF informaba ayer de que, curiosamente, los picos se producían despues de cada comparecencia del Gobierno.

La cuarentena, gran oportunidad para «hasel el amol» (archivo VD)

Ayer, una compañera de trabajo explicaba algo escandalizada que, estando en una pausa de su teletrabajo, se había asomado al balcón y había detectado cierta actividad inusual en el piso de sus vecinos de enfrente, gente a la que ella se encuentra en las zonas comunes del edificio y a los que saluda, obteniendo de ellos la circunspecta respuesta que es habitual aquí. Se fijó mejor. Por lo visto, los vecinos habían iluminado su salón cual caseta de la feria de Sevilla, habían puesto a grabar algún dispositivo y, acto seguido, se habían entregado a las batallas de amor que, según Lope, se libran en campos de pluma (o en la encimera, o sobre el sofá del comedor o, si uno es valiente y no teme desnucarse, en la ducha, como Hollywood nos ha enseñado).

Perpleja y, por qué no, algo azorada, mi compañera se preguntaba cómo saludaba ella ahora a la fogosa pareja aficionada a grabar los coitos que echa (y, presumiblemente, a colgarlos posteriormetne en alguna de las plataformas al efecto, de esas que emiten películas de diálogos mínimos sin subtítulos). Auguramos una enorme explosión de la natalidad en unos meses, e incluso acuñamos un nombre para la generación de bebés que llegarán masivamente a la mayoría de edad entre Diciembre de 2038 y enero de 2039 : los « coronials ».

A falta de brot, buenas son torten (Archivo VD)

Otra noticia curiosa, aunque parezca casi pecado reirse en medio de estas circunstancias. En Liechtenstein, ese minúsculo principado cuyo nombre decimos mal todos los celtíberos (algo así como « Lichestéin » cuando en realidad se dice « lijtenstáin ») tienen también problemas con el coronavirus.

Se conoce que estar forradísimo no es óbice ni circunstancia atenuante.

El problema es que, al ser « Lichestein » tan canijo, se les han terminado las existencias de desinfectante, de manera que han acudido a un remedio muy centroeuropeo : el Schnaps o aguardiente. Pero no para bebérselo esta vez (el tabernero, viendo que perdía, él también bebía) sino porque el Schnaps es alcohol de alta graduación que vale perfectamente como desinfectante.

Para terminar con este primer boletín, le recuerdo a mis lectores que, si tienen alguna historia que contar que pueda resultar útil para otros o curiosa, relacionada con el coronavirus, tienen a su disposición el formulario de contacto del blog o la dirección de e-mail viendirecto (algarroba) punto com.

Asimismo, es probable que este fin de semana sustituya uno de los boletines por una conexión en directo vía Facebook, y me gustaría preguntarles cuándo les viene mejor, si por la mañana o por la tarde.

También, si tienen alguna pregunta o temas que podamos tratar, como dicen por aquí « muy gernemente ».

Muchísimas gracias por su atención a todos los lectores de Viena Directo y, sobre todo, por su sentido común a la hora de cumplir las recomendaciones del Gobierno. Un cordial saludo a todos, y hasta las ocho.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Un comentario a 19.03.2020: Últimas noticias

  1. Yanet ochoa Fabars dice:

    Los parque para niños ya estan cerrados , gracias por mantenernos al dia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.