La hora de los valientes

Últimas cifras de contagiados. Información del Ministerio de Integración. Máscaras y seguridad. Material sanitario. Medidas de solidaridad y cohesión.

21 de Marzo.- Buenas noches y bienvenidos a la segunda edición de hoy de Viena Directo.

Mañana, este segundo boletín será sustituido (o complementado, dependiendo de cómo vayamos de tiempo) con una conexión en directo vía Facebook. Será, a las siete de la tarde, en el espacio que Viena Directo tiene en el blog.

Como siempre, empezamos con el recuento de los infectados. Datos del Ministerio de Sanidad austriaco de las tres de la tarde.

En total, habría en Austria 2814 casos, distribuidos así por Länder:

Burgenland: 53

Cartintia: 78

Baja Austria: 394

Alta Austria: 535

Salzburgo: 184

Estiria: 379

Tirol: 575

Vorarlber: 228

Viena: 359

En total, se ha testado a 18545 personas, se han curado nueve y ha habido en total 15 fallecimientos por causas directa o indirectamente relacionadas por la infección por coronavirus.

-En esta crisis, estar debidamente informado se ha demostrado de capital importancia. No solo a propósito de la evolución de la pandemia, sino también a propósito de las medidas necesarias para evitar en lo posible infectarse o retrasar el momento lo más posible.

Las medidas instauradas por el Gobierno austriaco, a pesar de ser simples y facilmente aplicables (lo cual no significa que a mucha gente no se le hagan cuesta arriba) han planteado muchas dudas a la gente que habla la lengua del país por ejemplo a propósito de lo que está permitido y lo que no está permitido hacer en este tiempo de autoaislamiento.

Y si ha sido así para las personas que hablan la lengua del país, qué no habrá sido para los que no hablan alemán o no lo hablan fluidamente.

Para intentar salir al encuentro de este hueco, el Ministerio de Integración ha lanzado información, en forma de vídeos, en su página web en 13 idiomas ninguno de los cuales, desgraciadamente, es el español. Son estos: árabe, Bosnio/croata/serbio, chino, inglés, Farsi, Fracés, Curdo, Paschtu, Polaco, Rumano, Ruso, Somalí y Turco.

Estos vídeos no solo se han puesto en la página del Ministerio de Integración sino que también se han compartido en las redes sociales.

En este link: https://www.integrationsfonds.at/coronainfo/ la página con la información disponible en diferentes idiomas.

A partir del lunes, se abrirán líneas de atención telefónica en estos idiomas, al objeto de que los migrantes tengan la posibilidad de aclarar sus dudas y obtener instrucciones sobre las medidas sanitarias relacionadas con la crisis del coronavirus.

-Si algo está siendo esta crisis del coronavirus es la hora del triunfo de los Estados Nacionales. Desgraciadamente para la solidez de la Unión Europea.

Es explicable desde el punto de vista de la psicología colectiva. En tiempos de incertidumbre, los ciudadanos se vuelven hacia la autoridad que tienen más cerca en busca de seguridades y esas seguridades se traducen en movimiento y en actuaciones concretas, aunque esas actuaciones tengan algunas veces una eficacia dudosa.

En la actualización anterior, por ejemplo, hablábamos de la eficacia de las máscaras y de las teorías más aceptadas entre la comunidad científica al respecto, en el sentido de que las máscaras, si uno no está enfermo, en realidad sirven para bastante poco. Sin embargo, las máscaras se han convertido en el signo que marca „protección“ (y quien dice protección dice seguridad) de quien las lleva puestas.

Y en estos tiempos, andamos todos muy faltos de seguridades.

Por ejemplo, los doctores chinos que han ido a Italia a decirles a los italianos que lo estaban haciendo todo mal (o, por lo menos, de una manera muy mejorable) llevaban todos máscaras.

En Austria, empieza a verse a gente con máscaras en el metro pero es una práctica que está lejos de ser obligatoria y de ser mayoritaria.

Sin embargo, en Eslovaquia, uno de nuestros paises vecinos, el Gobierno ha hecho obligatorias las máscaras y las máscaras se han convertido en la señal que indica que el país se ha adentrado protegido en los nuevos tiempos. Las presentadoras de televisión las utilizan mientras están dando las noticias o presentando programas de cocina, la gente las lleva por la calle o para ir a la oficina y a comprar, y hoy, la nueva primera ministra eslovaca, que ganó las elecciones antes de que estallara la crisis, ha jurado su cargo también con una máscara puesta, de color fuxia, por cierto, a juego con el elegante traje que se ha puesto para esta ocasión tan importante no solo en su biografía, sino también para la vida de los eslovacos. Porque el ir mona, no está reñido con la salud.

-Pasando a otro orden de cosas, el estallido de la crisis ha sido tan brusco que ha cogido a mucha gente de vacaciones.

Según informa el Ministerio de Asuntos Exteriores austriaco, 3500 personas ya han sido repatriadas y hay previstos para mañana vuelos que traerán a turistas austriacos desde Ciudad del Cabo, en Sudáfrica y en el Cairo.

Más vuelos de repatriación de este tipo se producirán en los próximos días.

Como decíamos, el tráfico de pasajeros está parado, por lo menos hasta que vuelvan a abrirse las fronteras exteriores de la Unión. Las líneas aereas austriacas, sin embargo, tienen preparadas varias aeronaves transcontinentales para acometer, por ejemplo, acciones como las dos que traerán a Austria, desde China, 130 toneladas de equipos de protección y material sanitario.

La mayor parte de este material sanitario se destinará a Tirol del Sur, uno de los focos de la pandemia en Europa, región fronteriza con Austria, que en estos momentos se encuentra en cuarentena y aislado.

-El Gobierno austriaco, entrentanto ha renovado su llamamiento a los Zivildiener (o sea, a los jóvenes que hacen el servicio social sustitutorio del militar) para que, si quieren, se reenganchen. Hasta el momento del cierre de esta edición de Viena Directo han sido 1400, según anunciaba la Ministra competente, Sra. Köstinger, los jóvenes que han dicho que sí.

Los voluntarios para „repetir“ su servicio social quedarán adscritos a la Cruz Roja en sus diferentes organizaciones territoriales y entrarán en servicio sobre todo para proteger sectores críticamente afectados por el cierre de fronteras y la correspondiente falta de personal, como por ejemplo el cuidado de personas mayores, sistema de salud, abastecimiento de alimentos, etc.

-Una de las señales de nuestro éxito como especie es que los primates nos distinguimos de otras especies que habitan el planeta por nuestro espíritu de cooperación. Ha sido esta suma de esfuerzos la que nos ha permitido resolver muchas de las papeletas que nos ha planteado la Historia desde que el mundo es mundo.

Si algo ha traido la crisis del coronavirus ha sido un fortalecimiento enorme de la unión entre las personas y de la cooperación frente a la adversidad (está por ver si esto también se extiende a la cooperación entre países).

Las personas se han mostrado fecundas en esto de inventar nuevas maneras de aumentar la cohesión social y hacer ver así a los otros que no están solos y que pueden contar con ellos. Desde las sesiones de aplausos por las causas más diferentes (a mi madre, en España, la notaba yo hoy ya un poco estresada, porque tiene que salir al balcón a cada rato, a dar palmas por varias gentes que, sin duda, se lo merecen) hasta una iniciativa de la policía vienesa, la cual, quizá para hacerse perdonar las multas que ha puesto a los inconscientes por violación de los términos de aislamiento impuestos por el Gobierno, va a hacer sonar por los altavoces de los coches patrulla, cada tarde, a las seis, el que pasa por ser el himno no oficial de Austria, la canción de Reinhard Fendrich, I am from Austria.

Con ella, nos despedimos hoy.

Mañana, a eso de la una, volveré a encontarme con todos mis lectores para traerles todas las novedades, en español, a propósito de la crisis.

Cuidense, mientras tanto y recuerden:

-Lavarse las manos con frecuencia (y bien lavadas, con jaboncete y agua corriente)

-Toser en la parte interna del codo o sangradura si no tienen un pañuelo a mano.

-Mantener la distancia de seguridad de entre uno y dos metros.

-Reducir al máximo los contactos sociales.

Es tarea y responsabilidad de todos y, por la parte que me toca, les doy las gracias, como decíamos de pequeños, por mi y por todos mis compañeros y por mi primero. Hasta mañana.

 

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to La hora de los valientes

  1. Javier Montalvo dice:

    Una iniciativa genial Pavo. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.