06.05.2020 La salud y la platita

Una muy buena noticia – una noticia neutral – la economía aplicada al coronavirus explicada facilmente

6 de Mayo.- Muy buenos días y bienvenidos al boletín de noticias favorito de los que quieren estar al día de todo lo que pasa en Viena.

Quizá para compensar que no he empezado el día con buen pie (me he levantado demasiado tarde y he tenido que hacer todos mis rituales matinales deprisa y corriendo) hoy estoy más receptivo a la buenas noticias.

Así que voy a empezar con una fantástica.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad austriaco hoy hay en las Unidades de Cuidados Intensivos menos de 100 pacientes de la Covid-19 (en concreto, solamente 97). De ayer a hoy solo hay que lamentar dos fallecidos, con lo cual el cómputo total queda en 608.

Por lo demás, las cifras quedan así : 15.589 positivos al test desde que empezó a llevarse el recuento y 13.639 personas que le han dicho al coronavirus « contigo no, bicho ».

Y ahora, como siempre, empezamos con las noticias, primero con una neutral y luego con una que, a pesar de mi receptividad, es horrible. Pero primero la neutral :

-Austria ha alargado los controles en las fronteras con sus países vecinos hasta el día 31 de este mes (el límite anterior era el día 7).

Así se desprende de una nueva circular del Ministerio del Interior.

Estos contoles seguirán en las fronteras con Alemania, Italia, Suiza, Liechtenstein, la República Checa y Eslovaquia.

Los pasos de fronteras de viajeros procedentes de estos países se podrán verificar solamente en distintos puestos. Quien quiera entrar en Austria deberá mostrar un certificado médico, no más antiguo de cuatro días, de que ha dado negativo en un test de coronavirus.

Las personas que no puedan mostrar este certificado no podrán entrar en Austria.

-La Comisión Europea ha publicado hoy sus (escalofriantes) pronósticos para la marcha de la economía.

Las secuelas del coronavirus en nuestros bolsillos van a ser tan crueles como las de la enfermedad en los cuerpos y se disipa la esperanza de que la recuperación sea rápida (en V, o sea, caida rápida yrebote) y es más probable que sea en U.

La Economía de la Unión Europea va a menguar un 7% debido a la crisis del coronavirus, enfrentando a nuestra casa común con la recesión más profunda de s historia.

El panorama es dantesco, pero según parece EPR va a salir del asunto solo con un ojo morado y algunos raspones. Mientras la media del trompazo es de un 7,4 % de descenso, Austria decrecerá solamente ( !Solamente !) un 5,5%.

Según los pronósticos de la Unión Europea, la recuperación en 2021 será demasiado débil para superar el decrecimiento (6,1%) por lo que la Unión no saldrá de la recesión hasta por lo menos el 2022.

Las cifras más preocupantes las ofrecen (desgraciadamente) los países del sur, los más afectados por la pandemia y también los más afectados por la crisis de 2008.

Con déficits públicos en el entorno del 10 o del 11 por ciento estos países son candidatos al rescate, sino la Unión no quiere entrar en los vórtices de una espiral que podría significar su desaparición.

Las bases para ese rescate, como ya saben los lectores de Viena Directo, ya se han puesto. La Unión Europea, en un programa sin precedentes de reconstrucción económica, ha liberado una enorme cantidad de recursos (tanto en dinero contante como en créditos blandos), aunque muchos extremos siguen aún en el terreno de la incógnita, y están por cerrar.

Con este panorama de economías en la UCI y con el respirador puesto (valga la metáfora) otro de los palos de la economía que va a resentirse es el consumo privado (y si la gente no llena los carritos en el supermercado, ya sabes lo que pasa).

Los economistas esperan que el consumo baje en un 9% aproximadamente, tanto en la Europa de los 27 como en la Eurozona. La gente no va a gastar no solo porque no lo gane, sino por miedo al futuro y esto se va a traducir en una pérdida de poder adquisitivo.

AC (o sea, Antes del Coronavirus) los países de la Unión se encontraban en un estado muy sólido presupuestariamente hablando. El déficit público (o sea, la diferencia entre lo que se ingresaba y se gastaba) era de un modesto 0,6%. El coronavirus se ha llevado todo eso por delante y el déficit va a subir a un 8,5%.

Manuel, antes de prestarle a usted dinero (Archivo VD)

Para que mis lectores entiendan lo que esto quiere decir y lo terrible que es, les pediría que se imaginen la Unión Europea como la casa de cada uno. Una casa en que usted ganara 100 Euros. En la situación anterior a la crisis del coronavirus, usted se gastaba 100 Euros y 60 centimines de nada.

Cuando llegaba el momento de pedir los sesenta céntimos, llamaba usted a su mamá, que era su prestamista :

-Mama, oye, que necesito sesenta céntimos.

-Nada, hijo, tú no te preocupes. Ya me los darás –o sea, un préstamo a un tiempo muy largo y con interés nulo. Dificultades para financiarse, cero.

Con la crisis, usted va a ganar 90, pero sus gastos van a alcanzar los 110 o los 115. O sea, que va a tener que pedir prestado 25 Euros.

Llamará usted a su madre, y su madre le dirá que con la pensión que tiene no le puede prestar, y tendrá que tragarse el sapo de buscar a alguien que le preste dinero. Lo más probable es que sea su examigo Manolo, que es un tipo que está forrado pero que tiene muy malas pulgas y es un psicópata. Usted llama por teléfono haciéndose el simpaticón :

-Manolillo ! Hombre, cuánto tiempo.

-Cuánto dinero quieres –dice Manolo más serio que un ajo.

-Pues hombre, veinticinco eurillos de nada.

-Veinticinco ? Pero tú estás loco ? Con los tiempos como están!

-Venga, Manolo.

-Manuel.

-Venga, Manuel,que a ti no te cuesta nada.

-Vale, te los presto.

-Gracias Manuel.

-Pero a un interés del 50% y me devuelves la pasta en seis meses, que tengo que pagarle a mi amante una prótesis de aumento de mamas, que cuesta un güevo de la cara.

O sea, dificultades de financiación, máximas.

Esto significa tener que ahorrar salvajemente, recortes en donde se pueda recortar, tensiones sociales y políticas (en una familia, quién sabe si un divorcio, en un país quién sabe si opciones políticas extremas en el poder).

La Comisión Europea también ha hablado del pronóstico del empleo y tapoco es mejor. El paro subirá al 9,5% en la Eurozona y en 2021 se mantendrá en el 8.6%

En fin, de momento, lo dejo aquí, despidiéndome de mis lectores hasta hoy a las ocho, momento en el que volveré con, espero, noticias mejores que esta. Hasta entonces, les recomiendo lo que decía la canción :

El que tenga un amor, que lo cuide, que lo cuide,

La salud y la platita que no la tire, que no la tire.

Un cordal saludo.

 

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.