A partir del día 15 y más allá

Todo lo que se puede hacer a partir del día 15 en un solo post -Viena da cincuenta euros por familia para que te lo gastes en vino, vale, pero por qué

13 de Mayo.- Muy buenas tardes y bienvenidos todos a la segunda edición de hoy de Viena Directo, el blog que te cuenta las noticias que de verdad importan.

Como siempre, antes de entrar en las noticias, vamos a dar las cifras de las tres de la tarde.

Son las siguientes.

Número de positivos contabilizados 15.973 (sobre 329.314 tests).

Número de enfermos dados de alta: 14.304

Número de fallecidos: 624

-Pasado mañana, viernes 15 estamos otra vez „so weit“ y va a entrar en vigor una cascada de nuevas libertades destinadas a aliviarnos un poco (con precaución) de las limitaciones que nos ha puesto el coronavirus.

Como Viena Directo es, ante todo, un servicio público, he pensado que quizá estaría muy bien reunir en un post tooooodas las cosas que se van a poder hacer de nuevo.

Son estas:

ABREN LOS RESTAURANTES

Como contamos en su momento, habrá que tener en cuenta:

*Cuatro adultos por mesa, mas los niños.

*Personal con mascarilla (el de servicio, en cocina no)

*Distancia entre mesas de por lo menos un metro

*Obligación de reservar

*No hay servicio en barra

*Si hay bufé, habrá un empleado que sea el que administre las porciones de comida

SE ABRIRÁN DE NUEVO LOS LUGARES DE CULTO

De nuevo, aquí será necesario:

*Llevar mascarilla

*Guardar la distancia de seguridad

*Aforo limitado (solo un fiel por cada diez metros cuadrados). Esta distancia de seguridad deberá guardarse también en los servicios religiosos al aire libre. Las mascarillas, en este caso, no son obligatorias pero están recomendadas.

*Evitar aglomeraciones

*La comunión se dará solo en la mano

*El gesto de darse la paz se sustituirá por una inclinación de cabeza

ABREN LOS MUSEOS, LAS EXPOSICIONES, LAS BIBLIOTECAS Y LOS ARCHIVOS

Como contamos en su momento, con mascarillas, con aforo limitado y las bibliotecas sólo para préstamo y devolución de materiales

ESTARÁN PERMITIDOS LOS AUTOCINES

SE PODRÁ ACUDIR A LAS ACADEMIAS DE BAILE

Si mis lectores se sienten fuertes, pueden echarle un vistazo a toda la normativa en este link.

-La crisis económica de 1929 hizo famoso a un economista cantabrigense (nació en la ciudad británica de Cambridge) que propuso como receta que, en épocas de crisis, era la misión del Estado tirar de la economía si no podían hacerlo las economías privadas.

De Keynes fueron las teorías que dieron como fruto el llamado New Deal de la América de Roosvelt, que sacó a los Estados Unidos de la horrible depresión del 29 a base de obras públicas gigantescas. Por ejemplo, el puente del Golden Gate, que se ha convertido en la imagen de marca de la ciudad de San Francisco y que todos hemos visto en multitud de películas.

Desde entonces, cuando Dios aprieta, los economistas van en peregrinación a la ermita de San Keynes y hacen rogativas para que haga un milagro y las crisis escampen.

Keynes decía que, en épocas de crisis, la única instancia que conservaba músculo financiero suficiente era el Estado y por eso era partidario de que el Estado diera trabajo a quien se quedaba sin él.

Que hagan pirámides“ contestó, cuando un impertinente le preguntó qué se suponía que debían hacer todos los obreros que el Estado supuestamente debía contratar. Lo cual quería decir que lo de menos era lo que hicieran los obreros (qué cosa hay más inútil que una pirámide) sino que ganasen su sueldo y luego se lo gastasen en lo que quisieran, en vino o en coleccionar cromos de fúrgol de Panini. Lo importante era que el consumo tirase de la economía.

También, por cierto, fue el responsable en gran parte de la economía mundial que hemos conocido los nacidos en el siglo XX (y que ahora se está cargando el patazas de Trump). Keynes fue uno de los cerebros de los acuerdos de Bretton Woods, que sentaron las bases de la economía del mundo después e la segunda guerra mundial.

La receta de Keynes se convirtió en el estándar para salir de cualquier crisis y, como tal, está al alcance de todos los caletres, incluso de los menos brillantes (quizá recuerden mis lectores el famoso, aunque flojete, Plan E que puso en marcha el Gobierno de Jose Luis Rodriguez Zapatero, durante la crisis del 2008 y que era keynesianismo puro).

En el marco de una receta keynesiana ortodoxa hay que ver también la decisión del ayuntamiento de Viena de vales de 50 a las familias vienesas (y en vales de 25 para personas que vivan solas) para que se los gasten en los bares y restaurantes de la capital.

ATENCIÓN: En una versión anterior de este artículo se decía que el ayuntamiento de Viena se iba a gastar 950.000 Euros en vales de comida. No es así. Se van a mandar estos vales a 950.000 hogares de la capital. Perdón por el error, debido a las prisas (Nota del Autor)

El dinero, por otra parte, regresará por lo menos en parte a las arcas públicas en forma de impuestos directos o indirectos, de manera que no se trata de un mero gag publicitario ni de un préstamo a fondo perdido, sino de un flotador que se tira al mar desde el transatlántico del Estado para salvar, por lo menos, a unos cuantos hosteleros.

Por cierto, bien sea por convencimiento, o porque les ha dado envidia ver el pequeño circo publicitario que el alcalde de Viena ha montado para anunciar la medida (el hombre está en campaña electoral, hay que perdonárselo) un colega de partido, Franz Schnabl, de baja Austria, ha deseado que se implante la misma medida en el Land donde él vive y que es uno de los feudos del Partido Popular austriaco.

Lo gracioso, y mis lectores seguramente pensarán como yo, es que el Sr. Schnabl ha calificado la medida de los 50 eurillos como de „innovadora“ (angelico) cuando es un truco que se aprende en la Universidad en la segunda clase de Macroeconomía.

(Por cierto, es una pena que Keynes no fuera austriaco y salga del ámbito de actuación de este blog, porque tuvo una vida superinteresante. Cachis…).

En fin, y con esto me despido hasta mañana a la una. Mañana vamos a tener un día muy especial. A eso de las cinco estará en el aire un nuevo capítulo de Eco Directo (para verlo y no perderse nada, pinchar aquí y darle a me gusta)  y igual me animo a darles a mis lectores una sorpresilla (jejé).

Un cordial saludo y hasta mañana, que pasen ustedes muy buena noche.

Articulo publicado en Austria, coronavirus. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.