Cine para gente como usted

Después de muchos meses, los cines vieneses volverán a abrir sus puertas este fin de semana. Para aquellos que quieran algo más, un programa auténticamente seductor.

19 de Junio.- El comisario europeo Thierry Breton ha publicado esta semana una carta que contenía una cita de Jean Cocteau: „La diferencia merece ser cuidada, porque es nuestro mejor capital“.

El Sr. Breton se metía en su carta bastante con las grandes plataformas digitales que, en su opinión, y en la de otros como el ilustrísimo director español Pedro Almodóvar, están amenazando una de las grandes bazas del cine europeo: la diversidad de sus contenidos, su enorme multiplicidad, reflejo de las experiencias de todos los que habitamos el continente y reflejo también de los gustos de los que no queremos que nos traten como a seres inteligentes.

Este fin de semana, después de muchos meses, los cines vieneses abren de nuevo sus puertas y, aunque habrá que ponerse la mascarilla para entrar al cine (no cuando uno esté sentado en la sala, lo cual facilita mucho la ingesta de palomitas), los empresarios de las salas de cine de esta bonita ciudad se han concentrado en elaborar un programa brillante y seductor.

He aquí algunos ejemplos:

El Votiv Kino abre sus puertas con una oferta de precio, dos entradas por el precio de una y un clásico enorme: Le Mépris, de Jean Luc Godard. En esta cinta trabajaron Brigitte Bardot y el legendario Michel Piccoli, que ha muerto hace unas semanas. Piccoli era un mito viviente en Francia y tiene un sitio en el corazón de todos los que amamos el cine (fue pareja inolvidable con Romy Schneider).

La oferta la completa un ciclo de cine contemporáneo basado en temas raciales, bajo la estela del Black Lives Matter.

Los aficionados al cine que quieran huir de las tonterías de superhéroes para niñatos (o adultos infantilizados) también podrán disfrutar en la Filmhaus del documental I am not Your Negro.

En el Gartenbaukino apuestan por Mad Max con Mel Gibson antes de que le diera la manía religiosa y el Burg Kino, para celebrar el centenario de Federico Fellini proyectará esa maravilla que es y será siempre La Dolce Vita, con Marcello Mastroianni y, naturalmente, Anita Ekberg.

(Es curioso como hay determinados artistas que crean una escuela y artistas que forman como islas de talento cuya obra no continúa en nadie, Fellini es uno de estos; cuando desapareció, desapareció con él la clave de su talento, se cerró una puerta).

Articulo publicado en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.